El plan de Elizegi ahora es escuchar al socio del Athletic

Elizegi rebaja la crítica a quienes tenían el voto decidido, defiende que las cuentas "son un dibujo de la realidad", aboga por la autocrítica y no concreta la fecha de la extraordinaria

28.12.2020 | 13:56
Aitor Elizegi hoy durante la rueda de prensa

Aitor Elizegi ha asumido con deportividad el varapalo que sufrió el domingo en la Asamblea General. Al menos esa sensación quedó tras su comparecencia del lunes ante los medios de comunicación en San Mamés unas pocas horas después de que los socios compromisarios le dieran la espalda a su gestión, a las cuentas del ejercicio 2019-20, a los presupuestos del curso actual y también a su propuesta estrella, la ampliación y adecuación de la grada de animación. Varió su discurso y la crítica al voto del "no por el no" -durante su mensaje a los socios en la asamblea lamentó que hubiera compromisarios que tuviesen "los votos decididos antes de escucharnos"- en busca, tal vez, de cierta compasión de cara al futuro. Así, les lanzó algún guiño. "Jamás me levanto por la mañana pensando que no vamos a hacer entre todos lo mejor para el Athletic", "yo, la asamblea, el compromisario... miramos lo mejor para el club" o admitir que "jamás" justifica el no por el no, "menos si después de dos no dices Athletic", fueron frases con las que suavizó su crítica en una rueda de prensa que estaba prevista desde días atrás y en la que con un tono calmado, algo alicaído y mucho más apagado que de costumbre, enumeró, pero sin entrar en demasiados detalles, los que considera que son los motivos del "duro golpe", como él mismo calificó a lo acontecido el domingo: "Autocrítica, reflexión y escuchar".


Apuntó que si bien "la escucha" es un "término" que intentan "practicar", parece que no siempre lo han hecho "con acierto". Sin duda, la propuesta de que el club se quede con el 30% de las cuotas que los socios pagan anualmente y que tanta contestación ha tenido tanto en las reuniones previas a la asamblea como en la propia asamblea, puede dar buena cuenta de ello. "Seguro que hay un cúmulo de circunstancias. Esta ha sido clave en las previas, en el trabajo telemático, en los cara a cara con los compromisarios y socios en Ibaigane... Sabíamos que era un esfuerzo, utilizamos incluso el término impopular. También sabíamos o pensábamos que era el camino a recorrer. Que como socios teníamos esta temporada la necesidad de pedir ayuda al colectivo para sacar cuanto antes adelante al club de estas circunstancias. Hemos entendido el mensaje y también creo que de esta reflexión y escucha se extraiga que lo que no estaba en duda era el esfuerzo que el socio considera que hay que hacer, pero sí el trayecto que la Junta Directiva había decidido. Hay que aprender de los errores y escuchar en más profundidad", explicó el presidente.

La solución a dicha cuestión y que quizá podría convencer a algunos compromisarios para que cambiaran su voto podría pasar porque en lugar de quedarse con un 30%, que deja grandes diferencias entre lo aportado por unos socios y otros -en la cuota más baja serían 90 euros y en la más elevada 296,1-, se establezca una cuota fija ante lo extraordinario de la situación. De las Fuentes, el contador de la Junta, dijo durante la presentación de las cuentas ante la prensa que no contemplaban ninguna otra opción, aunque días después en una entrevista en Onda Vasca dejó caer una cifra: 170 euros, que según él serían el equivalente a ese 30%.

"Un socio aportaba de manera diferente a otros socio y desde luego la asamblea no parece que haya compartido esa visión, pero es soberana y tiene todo el derecho del mundo a manifestarse", expuso el lunes el presidente del Athletic al ser cuestionado al respecto.

¿Cuándo, cómo, qué...?


Dicho cambio podría favorecer a un mayor apoyo, si bien no dejan de ser meras conjeturas, en la Asamblea Extraordinaria que deberá celebrarse en las próximas semanas. Una cita para la que Aitor Elizegi no se atrevió a poner una fecha encima de la mesa, aunque garantizó que habrá "cero estrategia", por aquello de poder esperar a una nueva composición de la Asamblea, esto es, la elección de nuevos compromisarios, que se estima que se realice en mayo, y tampoco pudo concretar si volverá a tratar el tema de la ampliación de la grada de animación. "No estoy seguro de si podemos o no técnicamente. No me he hecho la pregunta y no tengo la respuesta. No sé si estoy en el terreno para volver a plantearlo", expuso.

Lo que sí dejó caer, al margen de poder variar lo del 30% citado con anterioridad y que tanta contestación ha tenido, es que las cuentas no sufrirán demasiada variación, ya que "son un dibujo de la realidad".

En caso de que en esa cita extraordinaria tampoco les aprueben las cuentas, dijo no saber "qué pasará", pero puntualizó que "esto es el Athletic y siempre ha salido adelante". En este sentido, además, Elizegi sorprendió al asegurar que "ahora pienso en enero, en que el equipo deportivamente nos ayude no a nosotros, si no a todos. Pienso en lo que ocurre inmediatamente, en los tres partidos seguidos en San Mamés, en la Supercopa. Y en escuchar, en hacer autocrítica".

De cara a revertir la situación del domingo, otra cuestión que podría acercarle al voto positivo sería cerrar cuanto antes el acuerdo de reducción de salario con la plantilla. Un hecho que podría tener efecto espejo en los socios: "Solo desde el acuerdo podemos sacar este presupuesto adelante porque están por primera vez implicados los dos grandes pivotes del club: necesita una propuesta de cuotas y necesita un acuerdo con los jugadores. Conocéis sus debilidades y sus fortalezas", concluyó el presidente Elizegi, en un nuevo mensaje a la plantilla para que se rebaje el salario. Un grupo de futbolistas en los que provocó cierto malestar que Jon Ander de las Fuentes hiciera públicas las negociaciones para una nueva rebaja. De momento, el plan es escuchar.

Noticias relacionadas

Pasatiempos Deia