La tercera muesca

Iñaki Urrutia, acompañado por Pablo Fusto, conquista la Liga Kutxabank por tercer año seguido al ganar en la final a Dan Necol e Iker Gordon

10.01.2021 | 01:01
Pablo Fusto trata de rematar ante la mirada de Dan Necol en la final de la Liga Kutxabank disputada en el Bizkaia.

Fusto-Urrutia10710610

Necol-Gordon7106106

Duración: 80 minutos de juego.

Saques: 5 de Urrutia y 1 de Gordon.

Faltas de saque: 2 de Urrutia y 2 de Gordon.

Tantos en juego: 9 de Fusto, 8 de Urrutia, 18 de Necol y 1 de Gordon.

Errores: 10 de Fusto, 6 de Urrutia, 11 de Necol y 6 de Gordon.

Marcador: 10-7, 7-10, 10-6, 6-10 y 10-6.

Incidencias: Final de la Liga Kutxabank disputada en el frontón Bizkaia de Bilbao. Encuentro a puerta cerrada. En el partido por el tercer y cuarto puesto, Gaubeka-Del Río ganaron a Ibarguren-Ibargaray por 3-1 (6-10, 10-2, 10-4 y 10-8).

Bilbao – La final de la Liga Kutxabank fue una cita con la historia. El deseo del tercer entorchado consecutivo y solo un posible vencedor. Dan Necol e Iñaki Urrutia, compañeros en glorias pasadas, fueron esta vez rivales. Dos pelotaris para un único premio. Fue un duelo lleno de emoción, con alternancias en el marcador y dominios de los tantos muy repartidos. El vencedor no se decidió hasta el quinto joko y ahí Pablo Fusto y el zaguero armintzarra tocaron la gloria. El delantero de Dax, que jugó ayer con Iker Gordon, se quedó a solo cuatro tantos de la gloria. La ventaja conseguida en el primer parcial, dio una ligera iniciativa a los colorados, una vida extra y la gestionaron a la perfección. Ganaron el primero, el tercero y el quinto joko y en esa batalla Urrutia fue el mejor y supo guiar a su compañero a hacerse con un torneo deseado y que hacía tiempo que no veía en su poder.

La Liga Kutxabank de Fusto y Urrutia fue el ejemplo de ir de menos a más. De las dudas de un inicio dubitativo a la alegría de la txapela. Su juego creció a cada partido y llegaron a la final en su mejor momento. Su victoria en las semifinales les dio mucha moral y el convencimiento de que vencer a los dominadores de la liguilla también era posible. El argentino, que había pasado la semana renqueante por molestias en la espalda, no fue el de las mejores tardes. Le costó entrar en juego y cometió algún error poco habitual, pero a la hora de la verdad impuso su jerarquía para dar el salto de calidad necesario y llevarse el partido. Sin embargo, el gran protagonista fue Urrutia. El armintzarra dominó desde los cuadros largos e hizo mucho daño con sus derechazos, siempre poniendo en alerta a Necol y Gordon.

La derecha de Necol fue foco de atención en los días previos a la final. Dejarle fuera de juego fue un objetivo de los colorados, pero el delantero de Dax dejó claro ya en la elección de material que iba a entrar todo lo posible y en la final confirmó sus palabras. Sin embargo, no tuvo un nivel muy regular. Sumó muchos tantos, pero vivir siempre al filo del precipicio también le hizo pagar el peaje de los errores. Además, Gordon no disfrutó como lo hace habitualmente en este frontón, en parte por el buen juego de Urrutia, y eso complicó las cosas a los azules.

Necol y Gordon comenzaron fríos y sus rivales no perdonaron. Fusto y Urrutia hicieron los deberes y con un juego sin excesivas florituras pero muy sólido lograron sacar el primer joko adelante (10-7). Los azules reaccionaron en el segundo venciendo con el mismo resultado, aunque el juego estuvo mucho más parejo, pero Fusto y Urrutia mantuvieron su nivel regular y los altibajos azules fueron pagados en el tercer (10-6).

Con 2-1 en contra, Necol aumentó aún más su nivel de riesgo y esa estrategia le dio buen resultado en el cuarto joko, no así en el último. El francés cometió más errores y ahí Fusto dio un paso adelante y Urrutia siguió sin bajar el pistón para cerrar el choque.

Choque por el tercer puesto Menos emoción hubo en el partido por el tercer y cuarto puesto, Gaubeka y Del Río cayeron en el primer parcial por 6-10 ante Ibarguren e Ibargaray, pero se recompusieron y ya no dieron opción. El siguiente joko ganado por 10-2 fue un duro golpe para los azules y los colorados sumaron los dos siguientes para hacerse con la victoria (10-4 y 10-8).

noticias de deia