Evitarán nuevos colapsos en los accesos a La Arboleda para disfrutar de la nieve

Trapagaran y Abanto cortarán el paso a los coches ante el aviso de nieve

05.01.2021 | 00:55
El quitanieves se afana en limpiar el vial.

Los vecinos de los barrios de la zona de alta de Trapagaran recuperaron la normalidad después de un ajetreado fin de semana en el que las calles de La Arboleda sufrieron el colapso provocado por los cientos de vehículos que intentaban acceder al antiguo poblado minero para disfrutar de la nieve. Una aglomeración a la que a duras penas pudieron hacer frente los agentes locales desbordados por la actitud poco respetuosa de muchos conductores que no dudaban en aparcar en zonas que comprometían el tránsito rodado. Una situación que provocó grandes incomodidades a los residentes de La Arboleda y en menor medida de La Reineta a la que se sumó el domingo el desprendimiento de rocas y tierra de un talud a la altura de este último barrio lo que obligó a cortar un carril.

Una situación que los servicios municipales del Ayuntamiento de Trapagaran revirtieron ayer con la retirada del material desprendido en la carretera BI-3755 que une los barrios de La Escontrilla y de La Reineta devolviendo la normalidad al tráfico habitual de la zona. "Desde primera hora los trabajadores municipales se han empleado a fondo para limpiar la carretera de las piedras y tierras caídas del talud por causa de las abundantes lluvias y la han dejado en uso para los vecinos de la zona alta y para los servicios y transportistas que abastecen la zona. Además, los servicios municipales han utilizado el vehículo quitanieves para dejar expeditas las vías más significativas de La Arboleda como la calle Intxaurraga o Benito Pérez Galdós así como algunos caminos en el entorno del cementerio", señaló el alcalde de Trapagaran, Xabier Cuéllar.

Fin de semana de nieve en Bizkaia

 

No obstante, el Ayuntamiento y su vecino Abanto han expresado su voluntad de establecer un control estricto entre los usuarios de la vía ante las previsiones meteorológicas que mantienen de momento la alerta amarilla para la jornada de hoy y de mañana por temporal de lluvia y nieve. "Cada vez que nieva en fin de semana nos encontramos con la misma realidad. Apelamos a la cordura y a la responsabilidad de la gente, pero al final la gran cantidad de gente que acude con sus coches particulares genera un gran colapso en La Arboleda además de incidentes de tráfico que comprometen la propia vía rodada", subrayó Cuéllar.

Por ello, mientras exista la alerta amarilla por riesgo de nevadas, desde el Ayuntamiento minero anuncian que "vamos a cerrar el paso a la zona alta, excepción hecha de los vecinos y los servicios", reseñó el alcalde.

En este sentido, Cuéllar exhortó a los aficionados que quieran disfrutar de la nieve a acudir a la zona alta por medio del transporte público, "bien en autobús o a través de nuestro querido funicular que cuenta con un autobús lanzadera para acercar con seguridad a la gente hasta el antiguo poblado minero. La nieve no puede convertirse en un riesgo para la seguridad vial de los vecinos ni de los visitantes y por ello se controlarán los accesos a la zona alta", resumió el alcalde.

abanto-zierbena

acceso por el campillo vigilado

Seguridad. Las medidas para el control de acceso rodado a la zona alta de Trapagaran implican también a la Policía local de Abanto-Zierbena que este pasado fin de semana, junto a efectivos de la Ertzaintza cortó el acceso a La Arboleda a través de la BI-2757. En este sentido, la alcaldesa, Maite Etxebarria, señaló que actuarán y decidirán el cierre de los accesos "como el Campillo y otros, en base a la climatología y el riesgo en la circulación según la policía, como pasó el fin de semana con aglomeraciones y algunos sustos por el granizo. Mientras tanto estarán abiertos con seguimiento a los avisos de Euskalmet", indicó.