Tiempo extra para De Marcos

El de Biasteri, que hoy cumple 31 años y que ha sido padre en el confinamiento, espera que desaparezca el dolor del tobillo cuando regrese el fútbo

14.04.2020 | 00:09
Óscar de Marcos, en un entrenamiento.

Óscar de Marcos (Biasteri, 1989) cumple hoy 31 años de edad. En pleno confinamiento, el segundo capitán del Athletic soplará las velas en familia. La misma que ha visto ampliada hace poco más de dos semanas con el nacimiento de su primer hijo, Iñigo, que llegó a este mundo en plena pandemia del coronavirus covid-19. Disfrutando de su paternidad junto a su pareja, médico de profesión, el rojiblanco no descuida su puesta a punto entre cuatro paredes. Tras pasar por el quirófano el pasado mes de diciembre para intentar corregir los problemas derivados de un esguince mal curado en su tobillo izquierdo, el alavés encaraba antes del parón la recta final de su recuperación. Ahora, sin fútbol sine die, el de Biasteri ha ganado un tiempo extra. El propio jugador lo verbalizó en una entrevista concedida recientemente a este periódico: "A priori me debía venir bien deportivamente, porque son unos días más que tengo para quitar el dolor. Es verdad que quizá cuando volvamos lo hagamos todos parecido y tengamos que hacer una minipretemporada, por eso es importante mantener la forma y cuando empecemos a entrenar intentaré cuidarme el tobillo lo mejor posible".

A punto de cumplir 400 partidos con la camiseta del Athletic, De Marcos lo que busca es que desaparezcan las molestias en su articulación. "Realmente mi cabeza lo que necesita es que se quite el dolor. Jugar apetece mucho, pero te apetece mientras no tengas dolor. Cuando no tenga dolor, la ansiedad seguro que aparecerá muy pronto", señaló el león a DEIA, antes de reconocer que "estaba destinado a pasar por el quirófano", porque la lesión venía del primer partido en casa a las órdenes de Kuko Ziganda: "Desde entonces no he acabado de estar bien. Siempre tenía molestias, recaía, me permitía jugar, pero... El destino era ese y ya lo he pasado".

Un papel testimonial A la espera de lo que ocurra con el estado de alarma y el posible retorno de la competición, la participación de Óscar de Marcos ha sido prácticamente testimonial para Gaizka Garitano. El de Biasteri, con Ander Capa asentado en el lateral derecho, fue titular en el estreno de liga ante el Barcelona y repitió en Getafe, donde sufrió el mencionado esguince de tobillo minutos antes de llegar al descanso, cuando fue sustituido por Gaizka Larrazabal. El segundo capitán del Athletic, que tiene contrato hasta junio de 2021 sin cláusula de rescisión, no reapareció hasta casi mes y medio después, en Balaídos ante el Celta de Vigo, aunque no acabó el partido debido a la inactividad que acumulaba. Volvió a competir pasadas dos jornadas, en el duelo frente al Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano. Fue el 26 de octubre, fecha desde la que permanece en el dique seco.

Aduriz y su contrato más allá de junio

"ES una solución muy simple"

La retirada, cuando acabe la temporada. En una entrevista concedida a #Vamos, Aritz Aduriz volvió a reiterar que no tiene problema en seguir vinculado con el Athletic hasta que termine el curso, más allá del 30 de junio, cuando vence su contrato. "Tenía claro al principio de temporada que iba a ser mi último año. En mi caso no hay ningún problema porque no tengo que ir a otro equipo. Es una situación diferente y el menor de los problemas. Es una solución muy simple. Si el club quiere, estaría dispuesto a poder continuar el tiempo que haga falta", asegura el delantero donostiarra, que sueña con colgar las botas tras ganar la Copa ante la Real Sociedad.

noticias de deia