Urkullu pide el fin del estado de alarma y acabar con el proceso “recentralizador”

El lehendakari insta al presidente sánchez a que se levante la medida y que en adelante la gestión de la crisis sanitaria se lleve a cabo siguiendo la “legislación ordinaria”

30.04.2020 | 00:15
El lehendakari Urkullu y el presidente Sánchez, durante un encuentro anterior. Foto: Efe

BILBAO – El lehendakari se lo venía advirtiendo a Pedro Sánchez en las videoconferencias con los presidentes autonómicos de los últimos siete domingos: el mando único, la unilateralidad y la recentralización debían de mutar a coordinación, cooperación y subsidiariedad. El presidente del Gobierno español hacía acuse de recibo pero en la práctica ha seguido impasible con su manual haciendo y deshaciendo a su criterio tanto en la fase de confinamiento como en la preparación y organización de la desescalada. Iñigo Urkullu estalló ayer ante lo que considera un ninguneo al Gobierno vasco tras anunciar su plan para la salida del confinamiento en cinco etapas, en cuya elaboración no han participado las comunidades autónomas. Una medida que, además, establece un criterio de actuación territorial basado en la provincia, un ámbito territorial que nada tiene que ver con aspectos sanitarios.

El lehendakari no ha esperado a la videoconferencia del próximo domingo para mostrar su crítica a Sánchez y la adelantó ayer retirándole su apoyo a una nueva prórroga del estado de alarma. Considera que tal y como está ejerciendo el mando único, el estado de alarma está siendo una coartada para mantener su impulso recentralizador y su desconsideración hacia el Gobierno vasco. Urkullu afirmó ayer que "no se puede mantener el mando único y el estado de alarma de la manera" en que lo hace el Gobierno español y pidió al presidente Sánchez el establecimiento de un diálogo "bilateral" con las instituciones vascas para desarrollar "cualquier plan" de transición de la pandemia en Euskadi.

Tras presidir una reunión del consejo asesor del Plan de Protección Civil de Euskadi, el lehendakari rechazó el plan de transición avanzado por Sánchez por considerar que en él se plantea un "modelo provincial que supone un retroceso centralizador y una anomalía incomprensible".

La gota que ha colmado el vaso ha sido la unilateralidad de Sánchez en la elaboración del plan de desescalada. Hace tres semanas los ejecutivos vasco y español acordaron una interlocución bilateral para tratar temas comunes. En el caso del Gobierno vasco el equipo está liderado por la consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, que en estas semanas ha estado trabajando en el plan vasco para la vuelta a la normalidad. Fuentes del Gobierno vasco señalan que, una vez más, el Ejecutivo de Sánchez no ha tomado en consideración su propuesta para Euskadi y además ha establecido un criterio de actuación provincial frente al modelo más local y comarcal que propugna el Ejecutivo vasco.

El Gobierno vasco se mostró sorprendido por el criterio territorial fijado por Pedro Sánchez para la desescalada basado en la provincia. A juicio de su portavoz, Josu Erkoreka, el presidente español ha pasado de defender la "plurinacionalidad", como base de la estructura del Estado, a articular su plan de desescalada de las medidas frente al coronavirus en torno al "pluriprovincialismo". Considera Erkoreka que, aunque están recogidas en la Constitución, las provincias no han tenido un papel de "protagonistas de primer" nivel en los últimos años. Además, subraya que estos entes territoriales tienen un papel que "poco tiene que ver" con aspectos sanitarios.

El lehendakari aseguró que le ha transmitido a Sánchez que Euskadi cuenta con "plena capacidad para gestionar las decisiones, ritmos y fases de la transición a la normalidad en Euskadi" y que no se puede mantener el mando único y el estado de alarma de esta manera. "Lo importante es compartir, aunar criterios y colaborar, no mantener un estado de tutela permanente", aseveró. Para Urkullu, el mando único y el estado de alarma "se están ejerciendo sin tener en cuenta la capacidad demostrada de autogobierno de cada comunidad" y con ese mando concentrado en el Gobierno que preside Sánchez "no se está ofreciendo un modelo mejor y más eficaz; al contrario".

votación en el congreso El próximo miércoles el Congreso de los Diputados deberá validar una nueva prórroga del estado de alarma. Sánchez lo ha sacado adelante siempre hasta ahora, aunque cada vez ha ido perdiendo apoyos. El PP encareció ayer su apoyo y ERC –que se ha abstenido hasta ahora– le avisó que puede pasar al no. El PNV ya venía advirtiéndole con retirarle el apoyo y ayer el presidente de la formación jeltzale, Andoni Ortuzar, advirtió al Gobierno de Pedro Sánchez que su partido se va a pensar "seriamente apoyar este tipo de estado de alarma", que calificó de "abusivo". En este sentido, afirmó que no darán otro "cheque en blanco" y la próxima vez dejarán en suspenso el estado de alarma, si no se satisfacen sus demandas.

En una entrevista realizada a través de la cuenta de Instagram de EGI, las juventudes jeltzales, Ortuzar apuntó que deben ser el Gobierno vasco, las diputaciones forales y ayuntamientos, los que determinen "qué es más apropiado" para Euskadi para avanzar en el desconfinamiento por el covid-19. "Es muy difícil pensar que alguien vaya a acertar desde Madrid, desde Atotxa, donde está el Ministerio de Sanidad, en lo que hay que hacer en Lekeitio, por ejemplo", añadió. En este sentido, abogó porque se gestione la desescalada desde Euskadi. "Nosotros no nos negamos a que haya unos criterios comunes, a que haya vigilancia, aunque es verdad que podemos caer en la tentación de una guerra de quién sale muy rápido y quién dice que está mejor que el otro", enfatizó.

El líder jeltzale aseguró que serán muy "tozudos" con el Gobierno del PSOE y Unidas Podemos en este tema. "Ya se lo advierto al Gobierno que nosotros, tal como están las cosas a día de hoy, no nos gusta el decreto. Vamos a presentar enmiendas. Si se aprueban y se aceptan, nosotros mantendremos el apoyo, pero, si no, nos vamos a repensar seriamente apoyar este tipo de estado de alarma", aseveró.

Por su parte, EH Bildu trasladará, en la mesa de partidos de hoy, una propuesta para la adopción de "una posición conjunta" de todas las formaciones políticas vascas para reclamar "una restitución de los poderes centralizados" en el estado de alarma por la pandemia de covid-19, tras la decisión del Gobierno español de "seguir manteniendo el mando único".

"Sánchez plantea un modelo de estado provincial que supone un retroceso centralizador"

IÑIGO URKULLU

Lehendakari

"El PNV se va a pensar seriamente apoyar este tipo de estado de alarma abusivo"

andoni ortuzar

Presidente del PNV

noticias de deia