Parejas de primera

Altuna III y Martija ejercen en el Atano III

Los de Aspe, semifinalistas del Parejas, vencen ante Bengoetxea VI-Imaz en un partido intrascendente

08.02.2020 | 03:05
Altuna III y Martija vencieron ayer en Donostia a Bengoetxea VI-Imaz.Foto: Iker Azurmendi

Los de Aspe, semifinalistas del Parejas, vencen ante Bengoetxea VI-Imaz en un partido intrascendente

ALTUNA III-MARTIJA 22-18 BENGOETXEA VI-IMAZ

Duración: 56:09 minutos de juego.

Saques: Ninguno.

Faltas de saque: Ninguna.

Pelotazos: 470 pelotazos a buena.

Tantos en juego: 11 de Altuna III, 3 de Martija, 6 de Bengoetxea VI y 1 de Imaz.

Errores: 6 de Altuna III, 4 de Martija, 5 de Bengoetxea VI y 4 de Imaz.

Marcador: 1-0, 3-0, 3-1,. 6-1, 6-4, 7-4, 7-5, 11-5, 11-6, 14-6, 14-7, 16-7, 16-15, 17-15, 17-16, 20-16, 20-18 y 22-18.

Incidencias: Partido correspondiente a la última jornada de la liguilla de cuartos de final del Campeonato de Parejas de la LEP.M disputado en el frontón Atano III de Donostia. En el primer partido, P. Etxeberria-Untoria ganaron a Mendizabal III-Tolosa (12-22). En el tercero, Darío-O. Etxeberria vencieron a Elordi-Ruiz (18-13).

Bilbao - Jokin Altuna y Julen Martija ya ejercen de semifinalistas del Campeonato de Parejas. Si bien el sábado consiguieron el billete por el favor de Joseba Ezkurdia y Ladis Galarza en el Labrit de Iruñea, los de Aspe completaron su parte ayer en el frontón Atano III de Donostia, donde lograron la victoria ante Oinatz Bengoetxea y Ander Imaz. El de Amezketa y el zaguero de Etxeberri alcanzaron su octavo punto de la competición y su sexto triunfo de la segunda vuelta, por la que transitaron redivivos, paso a paso, derrumbando atalayas. La supervivencia vale el pase a la siguiente ronda y otorga a Aspe su tercer as en el póquer de semifinalistas, con el aporte económico y deportivo que supone.

Altuna III estuvo destacado en la primera parte de la intrascendente cita, estupendo en el remate, pero terminó incómodo con el traqueteo. Entonces, surgieron las opciones de Bengoetxea VI-Imaz, quienes resucitaron tras un 16-7 en contra, siempre con el viento de cara.

La espuma rematadora del guipuzcoano se rebajó, pero no el trabajo de Martija, que se está asentando en el torneo con el paso de las jornadas. Aunque se igualaron las cosas en los últimos compases (16-15 y 20-18), la victoria acabó del lado de los semifinalistas, en la cresta de la ola.