Real Madrid 2 - 2 Sevilla

El empate del Real Madrid deja la Liga, en manos del Atlético

El VAR transformó un penalti a favor del Real Madrid a uno en contra y le aleja del título liguero

10.05.2021 | 01:07
El Sevilla puso el 1-2 tras el gol de penalti por esa mano de Militao.

Real Madrid 2

Sevilla 2

REAL MADRID: Courtois; Odriozola, Militao, Nacho, Marcelo (Min. 66, Miguel Gutiérrez); Casemiro, Kroos, Modric (Min. 66, Marco Asensio), Fede Valverde; Vinicius (Min. 79, Hazard) y Benzema.

SEVILLA: Bono; Jesús Navas, Koundé, Diego Carlos, Acuña; Fernando, Rakitic (Min. 88, De Jong), Jordán (Min. 84, Gudelj), Papu Gómez; Suso (Min. 84, Óscar) y Ocampos (Min. 88, Óliver).

Goles: 0-1: Min. 22; Fernando. 1-1: Min. 67; Marco Asensio. 1-2: Min. 78; Rakitic de penalti. 2-2: Min. 94; Hazard.

Árbitro: Martínez Munuera (colegio valenciano). Amonestó a Casemiro, del Madrid; y a Suso y Gudelj del Sevilla.

Incidencias: Estadio Alfredo Di Stéfano, sin público.

Una acción de VAR castigó al Real Madrid, cuando se disponía Benzema a lanzar un penalti anulado por una mano previa de Militao, sin intención tras tocar el balón en su hombro y caer a su brazo en la jugada previa, que cambió de golpe el rumbo de un gran partido, en el que un invitado inesperado, Eden Hazard, acabó salvando un punto que no impide que la Liga esté en manos del Atlético de Madrid.

Es el nuevo fútbol. El que se decide desde una sala con cámaras y repeticiones. Marca la resolución de una Liga que pasaba por el estadio Alfredo di Stéfano con una acción que dará mucho que hablar. A los 76 minutos, cuando el Real Madrid acariciaba el premio a la heroica, con un penalti para su remontada que acabó en su propia área y levantando a un Sevilla que siempre compitió.

El empate del Camp Nou dejaba todo en manos del Real Madrid. La opción de defender la corona reaparecía si era capaz de vencer sus cuatro partidos restantes. Debía responder a la resaca de Stamford Bridge en un día de impotencia que no acusó ante el Sevilla. Víctima de su falta de inspiración en los últimos metros hasta que sintió, de nuevo, todo perdido.

La igualdad parecía romperse a favor madridista con un gran testarazo de Benzema. El juego blanco se inclinaba a la derecha con Odriozola. Su centro medido, pero el VAR aguaba la celebración. Un leve resbalón del lateral antes de controlar, le posicionó una bota en fuera de juego.

En la duda de los centrales sevillistas nacía la esperanza madridista pero el peligro solo existe con Benzema. Así despertó el Sevilla, capaz de golpear sin un 9 puro como En-Nesyri. Avisó Suso y golpeó Fernando. Con calidad, recortando a Casemiro con la diestra y definiendo de zurda tras la asistencia de cabeza de Rakitic.

Al Real Madrid le volvía a tocar tirar de orgullo, con las fuerzas justas pero creyendo en la remontada. Encerró al Sevilla. Casemiro lo intentaba, Vini desesperaba a todos y Bono mostraba firmeza ante Benzema.

Era el guion marcado para la segunda parte. El ímpetu madridista y la inteligencia sevillista. Por momentos corriendo riesgos excesivos, porque los de Lopetegui arrancaron con un disparo de Acuña a los 29 segundos de la reanudación pero hundió en exceso sus líneas. A los de Zidane no les quedaba otra que lanzarse a por todo y correr riesgos.

Sus intentos arrancaban con un disparo de Modric desde la frontal al que Bono posicionaba mal el cuerpo para llevarse un buen susto.

La Liga estaba en juego, Zidane fue valiente y acertó con la entrada de Marco Asensio. Había perdonado la enésima Vinicius, con todo para marcar pero rematando de derecha a su propia pierna izquierda ante la resignación de Modric y Kroos que habían diseñado la acción, cuando Marco puso en una décima de segundo toda la inspiración en el remate que le faltó al brasileño. El empate era una realidad y el liderato volvía a estar cerca para el Real Madrid. Fue cuando llegó una jugada que marca la Liga.

La mano de Militao, la contra de Benzema derribado en el mano a mano ante Bono y la intervención del VAR para cambiar de área el penalti. A Rakitic no le tembló el pulso. Engañó con el cuerpo y puso en ventaja a un Sevilla que resucitaba. Pero el Real Madrid tuvo fe hasta el final. Tocó arrebato, con Hazard ya en el campo fuera de tono, llegando tarde a un pase de gol de Benzema pero metiendo la bota a un disparo desviado de Kroos que convertía en el empate. El título está en manos del Atlético.

Zidane fue a pedirle explicaciones al árbitro

Indignación en el madridismo

El polémico penalti. Zinedine Zidane dejó una imagen jamás vista en su trayectoria como entrenador cuando al acabar el partidose dirigió al centro del campo a protestar al colegiado Juan Martínez Munuera por señalar el penalti por mano de Militao en el 74. "No me sirven las explicaciones porque si hay una mano, cualquier mano dentro del área la pitas por los dos lados. Hubo una anterior que ni miraron", denunció refiriéndose a una de Jordán. Dani Carvajal, lesionado y en la grada del estadio, reflejó el sentir del madridismo por una decisión que les aleja del título liguero y en su cuenta oficial de Instagram puso al conocer la decisión: "Qué vergüenza".

noticias de deia