Ascenso a Segunda División B

Con el viento a favor

Doblete de Bonilla que decide y encarrila la eliminatoria para un portugalete superior

09.02.2020 | 05:35
Cristian Bonilla, autor del doblete jarrillero, pelea un balón aéreo con el local Agujetas.Foto: Faro de Vigo/Santos Álvarez

Alondras1

Portugalete2

ALONDRAS: Nucho, Jesús Varela, Agujetas (Min. 65, André), Aitor Díaz, Pablo García (Min. 77, Pardavila), Abel, Yhavé, Alex Rey, Champi, Yelco y Jonás.

PORTUGALETE: Mediavilla, Yaser, Cubería, Moya, Artabe, Ukerdi, Chopi, Axel, Arbeloa (Min. 90, Celihueta), Infante (Min. 79, Rementeria) y Bonilla (Min. 85, Ito).

Goles: 0-1: Min. 45; Bonilla. 0-2: Min. 64; Bonilla. 1-2: Min. 94; Yelco.

Árbitro: Ballesteros de la Rubia (Comité Asturiano). Amonestó al local Champi y a los visitantes Arbeloa, Yaser y Rementeria.

Incidencias: Unos 1.800 espectadores en O Morrazo.

Bilbao - El Portugalete dio un gran paso en la semifinal de ascenso a Segunda B al vencer en Cangas do Morrazo al Alondras en el choque de ida, dejándolo prácticamente sentenciado para la vuelta en la matinal del domingo en La Florida. De nuevo el conjunto de Ezkerraldea se enfrentaba a un escenario pequeño y de hierba artificial. Enfrente un rival de defensa sólida, que hace pocos goles pero muy rentabilizados. El cuarto clasificado gallego, que nunca ha militado en Segunda B, para un Portu rabioso tras no haber podido lograr su cometido a las primeras de cambio. El resultado final fue muy diferente a lo ocurrido en la Costa Brava.

A Bonilla se le escapó el primer balón interior de peligro. En la réplica, Mediavilla estuvo atento punto al primer remate de Champi de cabeza. Los gallegos comenzaron con la iniciativa. Un centro de Arbeloa acabó con un aviso de Yaser de cabeza a las manos del portero. Había demasiados errores, imprecisiones, el balón rondaba sin rumbo y el juego no tenía continuidad; defensas sin fisuras en ambos conjuntos y mucha igualdad. La historia se repetía. Infante lo intentó sin suerte de chilena. El balón salía de un campo a otro sin contemplaciones. Poco a poco el Portu se fue estirando desquitándose del dominio inicial gallego. Se jugaba en línea de tres cuartos de los de casa, aunque sin ocasiones reales. Los minutos pasaban sin apenas pisarse las áreas, hasta que Bonilla, justo ante del descanso, porfió un balón entre los centrales y se plantó con un bote extraño y un remate mordido ante Nucho, que a mano cambiada logró despejar en última instancia. Fue un serio aviso, porque casi sobre la bocina del descanso llegó el gol jarrillero. Infante entró por la izquierda Axel sorprendió en el área rematando de cabeza para que con su cuerpo despejara un defensor en línea de gol y Bonilla remachó desde atrás logrando el premio buscado.

En la segunda parte, el conjunto de Ezequiel Loza supo hacer su papel. Cedió metros y desgaste a su contrincante para atesorar su ventaja inicial. Además, cumplida la hora, una rápida contra acabó con un centro desde la derecha de Arbeloa al segundo palo para que Bonilla sentenciara. Los de La Florida, a la contra, podían bordar el partido con un marcador aún más amplio, ya que los gallegos se la tenían que jugar en ataque y había espacios para ello. Sin embargo, no fue hasta el último suspiro de la prolongación cuando el Alondras encontró su premio en forma de gol en un saque de banda con prolongación y semivolea final.

noticias de deia