Capitana del Lointek Gernika

Naiara Díez: "Desde el momento en el que hicimos historia nuestro objetivo era seguir jugando igual"

Naiara Díez (Altsasua, 1987) afronta llena de ilusión el encuentro de hoy en Maloste ante el Valencia Basket (20.00 horas) y reconoce la importancia que tiene el primer partido en casa

19.02.2020 | 06:15
Naiara Díez

gernika - El Lointek Gernika afronta hoy otro duelo inédito en su historia. Otra eliminatoria de EuroCup donde luchará por seguir derribando listones en su exitosa trayectoria. En cada paso desde el ascenso a la Liga Femenina a la consolidación en la competición europea estuvo presente Naiara Díez. Testigo de primera mano de todos los cambios vividos en el club tanto dentro como fuera de la cancha. Sin embargo, la capitana solo piensa en el presente, ni imagina grandes quimeras futuras ni quiere quedarse con el pasado. Su objetivo es seguir ganando y, sobre todo, hacer que la afición del Gernika se sienta orgullosa de su equipo.

¿Cómo está el equipo en estos momentos?

-Hasta ahora hemos ido con un ritmo increíble, con una trayectoria que está cerca de rozar la perfección y queremos seguir así. Tenemos una ida y vuelta de EuroCup que va a ser a vida o muerte, un partido dificilísimo de liga, luego nos viene una salida a Lugo. Si decíamos que las semanas de enero eran duras, estas ya no sé lo que pueden ser.

¿Motivación no falta para afrontar estos retos?

-Estamos muy contentas pero no nos conformamos con eso. Creo que el equipo se encuentra bien, con mucha confianza y basándose en el trabajo que nos ha llevado hasta aquí. Este equipo tiene una seña de identidad, que es el trabajo, y lo que hemos logrado, lo hemos conseguido a base de trabajo, sacrificio y humildad.

¿Sienten que empieza a pesar el cansancio ante tanta acumulación de partidos?

-Ante una oportunidad de seguir haciendo historia, de seguir haciendo disfrutar a la gente, el cansancio pasa a un segundo plano. Somos un grupo unido y mentalmente estamos muy fuertes. Queremos conseguir muchas cosas importantes. El cansancio es algo mental, sí que al final de la temporada lo acusaremos, pero ahora lo único que tenemos es ganas de que lleguen los siguientes partidos y de seguir probándonos a nosotras mismas hasta dónde podemos llegar.

Ahora llega Valencia, un equipo conocido.

-Nos conocemos a la perfección y sabemos que es un gran equipo. A estas alturas de la competición ningún equipo es fácil. Tienen jugadoras importantes y aunque han sufrido lesiones, han fichado.

¿Dónde cree que estará la clave de la eliminatoria?

-Como se vio en el último partido de liga, va a ser muy igualado y creo que esas es la tónica que va a predominar en EuroCup. Tenemos que intentar parar sus puntos fuertes, hacer nuestro juego y centrarnos en que la final es en el partido de casa porque para nosotras es vital jugar delante de nuestra afición. Conseguir una victoria y más si es con una buena diferencia de puntos, puede ser importante porque sabemos que es un partido a ochenta minutos.

El Lointek Gernika y el Valencia aparecen como nuevos equipos en la parte alta de la tabla y cada vez están más cerca de Perfumerías Avenida y Girona, ¿hay un nuevo orden en la liga?

-Ojalá pudiéramos decir que fuésemos el nuevo orden. Nosotras estamos ahí por méritos propios, pero sí que es verdad que Salamanca y Girona siguen estando un paso por encima. Estamos haciendo un trabajo increíble que nos permite estar ahí arriba en la clasificación, pero no creo que seamos una alternativa. Somos dos equipos nuevos, que luchan por estar arriba con estilos de juego diferentes, pero que hemos llegado hasta aquí con nuestras armas.

Ahora que cada vez quedan menos equipos en la EuroCup, ¿notan esa presión por tener que ganar?

-Nunca hemos tenido un objetivo y desde el momento en el que hicimos historia nuestro objetivo era seguir jugando igual, seguir disfrutando y ver hasta dónde llegamos. Seguiremos haciendo nuestro trabajo y el día que perdamos que sea haciendo nuestro trabajo bien y orgullosas de lo que hemos hecho. Por eso no sentimos ninguna presión y además a este equipo le gusta jugar estos partidos, hacerlo juntas. Lo que sentimos es ganas e ilusión por seguir siendo el mismo equipo que hasta ahora y que la afición, que nunca nos abandona, esté orgullosa de su equipo.

El éxito del equipo viene unido a una mayor exposición mediática y a tener que salir de sus rutinas habituales. ¿Cómo se vive en el equipo todos estos eventos?

-Con ilusión y gratitud y para nada es un quebradero de cabeza. Cuando el equipo engancha, gana, pasa rondas de EuroCup? la respuesta o el resultado ver a tanto medio de comunicación detrás de nosotras. Estamos dando un gran paso consiguiendo victorias, hitos y derribando barreras. Al final, lo que buscamos es seguir siendo visibles y que se ofrezca la igualdad por la que luchamos día a día.

¿Imaginaba vivir esta situación hace unos años?

-Soy una persona que nunca me he imaginado nada en un futuro, ni de pequeña soñaba con ser jugadora profesional de baloncesto. Es algo que llega y que el equipo lo está asimilando bien. Ahora, tenemos que ser unos referentes para esas niñas que están en la grada y creo que eso es ser más que una jugadora de baloncesto. Tenemos que ser un espejo donde ellas puedan mirar, que vean a dónde pueden llegar y ver su ilusión al darnos la mano ya es un regalo para nosotras. Sabemos que la sociedad está avanzando y que la gente quiere ver más deporte, da igual que sea del genero masculino o femenino. Ese es un gran paso que está dando la sociedad y tenemos la responsabilidad de seguir así para que cuenten todas las cosas buenas que hacemos.

Ser un referente es un orgullo pero también conlleva una gran responsabilidad.

-Sí, pero es una responsabilidad positiva. Ser jugadora de baloncesto en este caso no es venir a entrenar e ir a casa. Somos jugadora de baloncesto las 24 horas del día. Podemos ir por Gernika y nos para la gente a saludar y tenemos que estar agradecidas. Este equipo lo es. Es agradecido, humilde, trabajador y, por ejemplo, todo el mundo que quiere una foto la tiene. Estas jugadoras hacen eso a la perfección. Por eso tenemos esa responsabilidad pero a la vez es un privilegio. Mucha gente mataría por estar en este lugar y tenemos que valorarlo. Tenemos que jugar nuestro papel positivo no solo jugando a baloncesto, si no que los que vengan a vernos sientan que somos algo más que jugadoras.

noticias de deia