El Zinemaldia, a por lo que el covid se llevó

Más películas, más espectadores, más sesiones, más acreditados y más Premios Donostia. El Zinemaldia arranca hoy su 69ª edición empezando a lamerse las heridas fruto de la pandemia

17.09.2021 | 01:10
Hoy viernes comienza el Zinemaldia.

Todavía no será una edición normal, el virus no ha desaparecido, pero la seguridad que dan las vacunas y la mejora en la situación sanitaria permiten un Zinemaldia más grande y más Zinemaldia que el que pudo llevarse a cabo hace un año. Habrá más películas, más sesiones, más espectadores, más acreditados y hasta más Premios Donostia, dos. Por haber, habrá hasta más polémicas. Poco a poco, el festival donostiarra tratará desde esta noche y durante nueve días recuperar todo lo que el covid se llevó.

sección oficial

Frankensteniana

Quizás la Sección Oficial sea el único apartado que no se beneficie del regreso paulatino de una normalidad, ya que la cancelación del festival de Cannes el pasado año conllevó contar con nombres como los de Thomas Vinterberg, François Ozon y la ganadora de la Concha de Oro, Déa Kulumbegashvili en Donostia. Aun así, la principal sección del certamen contará con 16 películas a competición, más otras dos fuera junto a un cortometraje y una serie, que se abrirá esta noche con toda una primiere internacional como la del último filme del chino Yang Zhimou, One second.

A ello le seguirán viejos conocidos del Zinemaldia como Terrence Davies con Benediction y Lucile Hadzihalovic con Earwig, grandes nombres europeos como Laurent Cantet con Arthur Rambo y Claire Simon con I want to talk about Duras y mucho cine estatal: La abuela, de Paco Plaza; El buen patrón, de Fernando León de Aranoa; Quién lo impide, de Jonás Trueba; y la ya habitual participación vasca, Maixabel.

El glamour vendrá con la actriz Jessica Chastain, protagonista de Los ojos de Tammy Faye, la aventura lo hará con Alejando Amenabar y su La fortuna, y el reconocimiento estará con Carlos Saura y su cortometraje Rosa rosae. La Guerra Civil. El cierre lo firmará Daniel Monzón con su homenaje al cine quinqui, Las leyes de la frontera. Un año más, una Sección Oficial frankensteniana con propuestas muy diferentes entre sí.

premios donostia

El yin y el yang

Marion Cotillard y Johnny Depp. Los Premios Donostia de este año son una especie de yin y yang: una amada por todos y otro odiado por algunos. La actriz parisina recogerá hoy mismo el galardón durante la ceremonia de inauguración por una trayectoria que a sus 45 años se ha consolidado entre Europa y Hollywood y con un Óscar ya en la estantería por su metamorfosis en Edith Piaf.

Un rápido vistazo por su filmografía muestra cineastas de la talla de Ridley Scott, Michael Mann, Christopher Nolan, Woody Allen, Jacques Audiard, Guillaume Canet, los hermanos Dardenne y Leos Carax que han apostado por ella, convertida ahora en productora con el documental ecológico Bigger than us que la trae a Donostia.

La lista de directores con los que ha trabajo el otro Premio Donostia de este año, Johnny Depp, también asusta: Lasse Halström, Jim Jarmusch, Terry Gilliam, Roman Polanski y Gore Verbinski, entre otros. El ser todo un icono del siglo XX, muso de Tim Burton y nominado al Óscar en tres ocasiones parece haber quedado sepultado bajo las sospechas de maltrato a su exmujer, Amber Heard, que ha llevado a clamar contra el cielo y el festival a las asociaciones de mujeres profesionales del sector.

Será el miércoles, cuando el actor y productor se suba al Auditorio del Kursaal, cuando se podrá comprobar si entre el público donostiarra pesa más su imponente carrera o las polémicas que rondan su vida.

glamour

Alfombras vacías

Sin ser un año especialmente glamouroso, la edición de este año contará con pinceladas de estrellas que, por segundo año consecutivo, desfilarán por alfombras rojas vacías de miradas. A los Premios Donostia Marion Cotillard y Johnny Depp se sumará la actriz estadounidense Jessica Chastain y buena parte del star-system español con Antonio Banderas, Penélope Cruz, Javier Bardem y hasta Raphael.

A falta de más caras reconocidas para el gran público –en Donostia también estarán Charlotte Gainsbourg, Louis Garrel y María Valverde–, será un año especialmente interesante por la gran cantidad de directores de primer nivel. El italiano Paolo Sorrentino y la francesa Céline Sciamma ofrecerán masterclasses en el festival, el estadounidense Sean Baker y el británico Todd Haynes presentarán sus últimos trabajos en Perlak y la reciente vencedora del León de Oro de Venecia, Audrey Diwan, formará parte del jurado oficial que preside la ganadora de la última Concha de Oro, Déa Kulumbegashvili.

cine vasco

Trampolín Kimuak

Hace ya varias ediciones que la cantidad y la calidad del cine vasco en el Zinemaldia ha dejado de ser noticia. Maixabel será el mástil de un año en el que se podrán ver producciones que han llamado la atención de Venecia y Málaga como son Heltzear, de Mikel Gurrea, y Fantasía, de Aitor Merino.

La sección Zinemira además de poder verse parece que también se podrá escuchar gracias a los documentales No somos nada, que abre hoy viernes el apartado a ritmo de La Polla Records, y Pandemic Tour, que mostrará cómo el grupo Belako se atrevió a girar en plena pandemia.

La gala del cine vasco pondrá, por su parte, el foco en la escultura de Cristina Iglesias, Hondalea, y reconocerá la labor durante más de dos décadas del programa Kimuak, trampolín de salida para la mayoría de los directores vascos ya consagrados.

new directors/ horizontes latinos

Más vida en la pantalla

Hay vida más allá de la Sección Oficial y de Perlak como lo demostrarán una vez más New Directors y Horizontes latinos. En la primera competirán trece primeras o segundas obras que pondrán en evidencia que el festival donostiarra no solo es un escaparate para el cine, sino que también lo es para su construcción con hasta cinco títulos que han pasado por sus diferentes apartados dedicados a la producción.

La representación española en la sección correrá a cargo de Javier Marco, que debuta en el largometraje con Josefina, protagonizada por dos grandes de la actuación como son Emma Suárez y Roberto Álamo.

En Horizontes latinos serán diez los filmes a concurso, destacando la mexicana Una película de policías, estrenada en Berlín y cuyo director, Alonso Ruizpalacios, ya sabe lo que es saborear la victoria en Donostia al vencer en esta categoría hace siete años con la excelente Güeros.

No será el único repetidor, ya que Paz Fábregas, con Aurora, y Lorenzo Vigas, con La caja, también regresan a un certamen que conocen muy bien.

otras propuestas

Sabrosas

Uno de los escenarios más queridos de los espectadores, el Velódromo, tampoco estará este año. Sin embargo, las propuestas más situadas en los márgenes también tendrán mucho que decir. Con un año de retraso se podrá disfrutar de la retrospectiva Flores en el infierno, dedicada al cine coreano de los años 50 y 60, y Klasikoak contará con hasta seis títulos que servirán para homenajear a Luis García Berlanga, Fernando Fernán-Gómez y Bertrand Tavernier y recuperar a la causa a Francis Ford Coppola.

Culinary Cinema, por su parte, volverá a mezclar el séptimo arte con la gastronomía con un nombre por encima de todos: el de Ferran Adrià, protagonista de Las huellas de elBulli; mientras que Zabaltegi-Tabakalera volverá a traer los proyectos más arriesgados como la rumana Bad luck banging or loony porn y el último filme de Gaspar Noé, Vortex.

noticias de deia