Barcelona 2 - 1 Athletic

La polémica motiva a Leo Messi

El argentino golea el día que sale a la luz su fabuloso contrato: 555,2 millones brutos

01.02.2021 | 00:27
Messi celebra su gol mirando al cielo.

Leo Messi, en una noche compleja y delicada en el plano personal, volvió a hablar en el campo con un gol de libre directo que sirvió para abrir el marcador. La jornada dominical, no en vano, nació con la impactante exclusiva del diario El Mundo al sacar a la luz todos los detalles del multimillonario contrato que une al astro argentino con el Barcelona, por el cual el de Rosario percibirá 555.237.619 euros brutos a cobrar en cuatro temporadas, entre la 2017-18 y la presente hasta el próximo 30 de junio.

La mejores imágenes del partido. Fotos: AFP/EFE

La cifra, en conocimiento del mundo entero desde el domingo pese a tratarse de un contrato firmado en noviembre de 2017 con acuerdo de absoluta confidencialidad entre las partes, corresponde a la suma de salario fijo, derechos de imagen, primas, dietas y un cúmulo de variables sujetas al cumplimiento de distintos objetivos.

La noticia, como no podía ser de otra manera, corrió como la pólvora y obligó al club blaugrana a emitir un comunicado negando cualquier responsabilidad en la publicación del contrato de Messi, amenazando además con emprender acciones legales contra El Mundo "por los perjuicios que se le puedan causar a raíz de esta publicación".

El de Rosario, que fue de más a menos ante el Athletic, habría puesto desde primera hora de la mañana del domingo el asunto en manos de sus abogados, quienes estarían estudiando demandar a quien desveló las cantidades que percibe el jugador al considerarla "información patrimonial", así como a aquellas personas que tenían conocimiento del contrato dentro del Barcelona, entre quienes se encuentran el ya expresidente Josep María Bartomeu y el actual presidente en funciones del club, Carles Tusquets.

El terremoto marcó la jornada en Can Barça hasta la hora del inicio del partido frente al Athletic, choque que pasó directamente a un segundo plano en el entorno culé, pero no para un activo Messi.