El extremo con olfato que pedía Garitano

criado en tajonar, el torino pagó a osasuna 5,5 millones de euros hace tres temporadas

03.10.2020 | 01:06
Álex Berenguer, en un encuentro que Osasuna disputó ante el Athletic en 2016. Foto: Javier Bergasa

bilbao – Un voleón desde fuera del área al Milan, un doblete en apenas seis minutos ante el Brescia y un penalti ejecutado a lo Panenka para clasificar al Torino para los cuartos de final de la pasada Copa de Italia comandan la carta de presentación de Álex Berenguer. La nueva incorporación del Athletic llega tras las incendiarias declaraciones de Gaizka Garitano sobre que la Primera División está muy complicada para el conjunto rojiblanco, a quien, según su técnico, el año pasado le faltó potencial ofensivo para clasificarse para Europa y que esta temporada estaba no escaso, sino necesitado, de fichajes. Así que Berenguer (Barañain, 1995) será presentado como la solución a las demandas de Garitano, que pidió por activa y por pasiva efectivos con hambre y olfato: "En la posición de extremo o extremos puros estamos teniendo dificultades para encontrar gente últimamente o jugadores con uno contra uno que sean profundos o aporten gol". Y Berenguer es extremo y tiene instinto en el área. Nueve tantos y ocho asistencias en sus tres temporadas en el Torino lo atestiguan.

Porque, a pesar de su juventud (25 años), el navarro acumula ya más de cien partidos entre la Serie A italiana y la Primera División estatal. Es un experimentado veterano. De hecho, en el Calcio ha disputado 84 encuentros donde ha demostrado su energía y polivalencia, puesto que en el Torino alteró posiciones de extremo y mediapunta. Es más, a Berenguer le da igual en qué banda jugar, se muestra descarado pegado a ambas líneas de cal. Pero es partiendo desde el costado izquierdo donde exhibe su mayor potencial.

Cláusula anti-athletic Esta no era la primera vez que el Athletic llamó a la puerta de Berenguer. El conjunto rojiblanco ya intentó hacerse con los servicios del extremo cuando este militaba en Osasuna, pero finalmente la entidad rojilla le traspasó al Torino. De hecho, el iruindarra es producto de la cantera de Tajonar. Debutó con el primer equipo en 2014, en un encuentro copero ante el Alavés donde precisamente sustituyó a Kenan Kodro; y en cuanto comenzó a despuntar dejó 5,5 millones de euros en las arcas de Osasuna por su traspaso al Torino.

Fue el primer jugador rojillo en rubricar una cláusula anti-Athletic en su contrato. Osasuna se aseguraría un mínimo de 1,5 millones de euros en una futura venta. Ahora está por ver qué ocurre, ya que en Italia esta medida se considera ilegal. Los medios de este país han recordado que la FIFA ya multó a la Juventus por un caso similar en la venta de Benatia al Al Duhail, ya que impuso una cláusula similar con varios equipos italianos.