Experto en bioética y derecho sanitario

Javier Sánchez Caro: “En la próxima legislatura se aprobará la Ley de eutanasia”

“La ley española será la mejorde Europa ya que tendrá encuenta los supuestos, losprocedimientos y luego lasgarantías”, dice el experto queparticipó en su redacción

09.02.2020 | 02:36
Javier Sánchez Caro

bilbao - "La ley de eutanasia saldrá adelante la próxima legislatura, porque el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, así lo ha dicho. El momento es el idóneo, ya que la sociedad se ha sensibilizado a raíz de esta mujer que sufría esclerosis múltiple, María José Carrasco, que ha sido uno de los casos más mediáticos y que hizo que la eutanasia se colara en la agenda política. La ley es necesaria porque hay que comprender que si bien los cuidados paliativos pueden hacer frente a gran parte de las situaciones, siempre hay casos a los que los paliativos no llegan", adelantó a DEIA el profesor Javier Sánchez Caro, uno de los redactores de la norma propuesta por los socialistas que se quedó en el cajón de los asuntos pendientes por la convocatoria de elecciones, pero que volverá a la palestra con fuerza en la próxima legislatura. "Hay que denunciar que en España todavía hay mucha gente que muere con mucho dolor y sufrimiento".

Con el desarrollo económico y tecnológico que existe se puede mantener 'sine die' el cuerpo de una persona. ¿No es obligado plantearse una Ley de eutanasia?

-Creo que sí. Además, actualmente España se encuentra en condiciones de aprobarla sin problemas. Los supuestos de la ley fallida por el fin de la legislatura Sánchez, pero que se recuperará, son calcados a los que se acordaron en 1999 por el Consejo General del Poder Judicial y el Ministerio de Sanidad. No hay nada nuevo bajo el sol. Lo único que ocurre es que desgraciadamente renace después de bastante tiempo.

¿Es una buena ley?

-Sí. Muy garantista porque las leyes tienen que tener en cuenta no solamente los supuestos, sino el procedimiento y luego las garantías. Y esta ley, a mi juicio, cuenta con unas garantías importantes, no solamente a través de la comisión que examina lo que el médico ha dicho, sino antes previamente hace también un control para evitar que solamente lo que diga el médico sea lo que tiene que evaluar la comisión.

¿Por qué no se ha hecho hasta ahora? ¿Por un tema ético, del Código Penal o de control ciudadano para que la gente no se muera cuando quiera?

-El problema ha sido global, no se ha debido solo a una causa. Es muy difícil atribuirlo solo a un problema. Ha habido aspectos sociales, ideológicos, temas penales. El Código Penal hay que modificarlo porque si no se cambia sigue constituyendo un delito. En el código actual se castiga la inducción, el auxilio necesario, el auxilio ejecutivo, y se atenúa solamente en el caso de la eutanasia, cuando hay una enfermedad grave que conduce necesariamente a la muerte y hay una petición seria e inequívoca de la persona. Hay que derogarlo, porque mientras esté ahí es delictivo. La gente tiene que saber eso. En un momento determinado cree que lo que hace es correcto, y puede serlo, pero la ley lo impide y tenemos que ser respetuosos con ella. Si queremos ser libres, debemos de ser esclavos de las leyes. Si no nos gustan, tenemos que modificarlas.

¿Qué destacaría de la ley a la espera de ser aprobada?

-Se trata de una norma muy avanzada con respecto de las que existen en Europa. A mi juicio, en algunos aspectos es la mejor porque es la más garantista. Piense que en la Unión Europea los países más avanzados en este sentido son Bélgica, Holanda y Luxemburgo, porque lo de Suiza es una situación diferente. En los citados países, el control de la eutanasia se lleva a cabo a posteriori. El médico realiza lo que tenga que hacer que, normalmente estará bien, se aplica la eutanasia y luego se controla. En la ley española hay un control previo de la comisión antes de llevarla a cabo. Eso es una garantía mayor que la que hay en Holanda.

¿Para que se cumpla, al igual que los cuidados paliativos, es necesario dotarla económicamente?

-Sí, porque la ley admite que se pueda llevar a cabo no solamente en los hospitales, lo que de por sí sería posible porque existe una red importante hospitalaria en España, sino que también permite que se pueda llevar a cabo en el domicilio particular de cada paciente. Pero esto es desconocer lo que es la España rural. Piense lo que es adentrarse en Castilla y León, Andalucía o la Canarias profunda. Esto requiere de una organización importante y también el conocimiento de los médicos en el manejo de estas técnicas, que en el momento actual no pueden universalizarse. Debería de haber una partida económica adicional para hacer frente a esas necesidades si queremos que se lleve a cabo de verdad. Sin un presupuesto adecuado no se podrá aplicar la ley de eutanasia. ¿En España todavía hay gente que muere con dolor y sufrimiento?

-Es importante denunciarlo. No podemos empezar la casa por el tejado; primero debemos saber si una persona está en una situación eutanásica si previamente no la ofertamos los cuidados paliativos. Esto lo entendería cualquiera. De manera que vamos a ver si universalizamos los cuidados paliativos y seguimos con la ley de eutanasia que requiere un camino que hay que andar previamente. Y ese camino pasa previamente por conocer lo que desea el paciente; igual solo quiere que le alivien el dolor y el sufrimiento y no otro cosa. Pero debemos saber su opinión.