Podemos avisa a Bildu: "Quitarse votos" no ayuda a ser alternativa

La coalición abertzale defiende que es compatible la pugna electoral con aliarse después

30.01.2020 | 09:42
El líder de Podemos, Lander Martínez, flanqueado por Pastor (PSE) e Iriarte (EH Bildu).

Bilbao - La intención de EH Bildu de reforzarse electoralmente a costa del voto de Podemos ha enrarecido la relación entre ambos. Podemos desconfía ya de manera abierta de la sinceridad o la bondad de las intenciones de la izquierda abertzale cuando sugiere públicamente un acuerdo progresista tras las elecciones autonómicas y al mismo tiempo aspira a que se debilite su socio potencial. No le ha sentado nada bien el tono con el que se expresa EH Bildu en el documento interno revelado ayer por DEIA, donde se lanza con claridad a por el voto de Podemos, tilda al partido morado de socio "dócil" del PNV, y ve una oportunidad de crecer por sus "errores" y su actuación como "muleta" del Gobierno vasco tras el pacto presupuestario. Podemos reaccionó ayer preguntándose en qué beneficia al espacio de la izquierda tratar de "quitarse votos unos a otros". "Si uno proclama y trata de construir una serie de alianzas de izquierdas, el objetivo que deberíamos tener es que el espacio de la izquierda en su conjunto crezca para poder tener hegemonía en Euskadi", aclaró su líder Lander Martínez en Onda Vasca.

El responsable de Podemos Euskadi se expresaba en esa clave después de que este periódico publicara un documento interno fechado en la Asamblea Nacional de EH Bildu de enero de este año. Aunque entra dentro del juego político que la coalición abertzale tenga estas aspiraciones de restarle apoyos y mantenga la rivalidad con una fuerza con la que comparte cierta porción del electorado, el documento destaca por su dureza contra Podemos y, en paralelo, no se recoge ninguna alusión al acuerdo con ellos y con el PSE tras las elecciones, sino que las referencias al partido morado se formulan en un sentido peyorativo, siempre crítico.

El parlamentario de EH Bildu, Iker Casanova, defendió ayer que el documento es de "uso interno" y que "es una reflexión y no la estrategia electoral de EH Bildu". Además, negó que haya que buscar "hostilidad" e "intenciones oscuras" contra Elkarrekin Podemos, porque no es incompatible la "competición electoral" con alcanzar acuerdos. Además, la coalición abertzale cree que no hay nocturnidad ni ocultación en sus intenciones, porque ya han criticado en público al partido morado por su pacto presupuestario con Urkullu.

"queda mucho trabajo" El cambio de pareja de baile en la alcaldía socialista de Irun, donde el PSE ha alcanzado un acuerdo presupuestario con EH Bildu y Elkarrekin Podemos, ha dado pábulo a que se especule con que esta alianza se pueda generalizar en otros ámbitos como alternativa al PNV. Además, a nivel municipal, la coalición abertzale y Podemos comparten un puñado de gobiernos. Sin embargo, la apuesta del PSE sigue siendo mantener un pacto con el PNV que ha quedado reforzado por los resultados en las elecciones municipales y forales y, además, ayer mismo el socialista Iñaki Arriola deslizó que el discurso de la izquierda abertzale sobre la violencia sigue siendo un obstáculo importante para una colaboración más estable y estrecha. En cuanto a Podemos, la relación con EH Bildu tampoco atraviesa su mejor momento. Lander Martínez ha apostado por virar su estrategia hacia posiciones de mayor influencia en la política vasca, y ha desembocado en un pacto presupuestario con el Gobierno vasco que EH Bildu ha criticado sin cuartel.

En este contexto, Lander Martínez aclaró ayer que desde 2016 ha apostado por una alianza de las tres izquierdas y que el acuerdo en Irun puede romper algunas barreras, pero admitió que "es pronto" y "queda mucho trabajo por hacer". "El PSE parece que lo tiene claro con el PNV. EH Bildu no acaba de dejar muy claro cuál es su estrategia de alianzas tras esto que acabamos de comentar ahora", dijo. Parece evidente que por ahora no se dan las condiciones de confianza entre las tres partes.

Martínez añadió que el documento de EH Bildu "no difiere de la campaña de crítica exacerbada tras el acuerdo presupuestario por el que hay personas que viven un poquito mejor", en alusión al aumento de la renta de garantía de ingresos y la rebaja en las haurreskolas que arrancó Podemos al Gobierno vasco. Añadió que la tesis principal del documento de EH Bildu es que se produzca un trasvase de votos, cuando "el votante de Podemos tiene claro que hay que transformar las ideas en política real". "En lo único que ha materializado Bildu sus ideas es en discurso", afeó.