Ocho tipos de escote y cómo escoger el adecuado

La importancia que tiene esta abertura en la zona del pecho en nuestro vestuario es de gran relevancia

13.01.2022 | 13:08
Cuando acudimos a los comercios la variedad de cuellos y escotes puede resultar abrumadora.

Un escote bien o mal elegido puede cambiar por completo nuestra imagen. Por eso es importante que tengamos claro los diferentes escotes que hay y lo que nos puede aportar cada uno de ellos en nuestro estilismo diario y cuando se trate de ocasiones especiales en las que necesitemos una indumentaria diferente según el acontecmiento social al que acudamos. 

Escote redondo

Sencillo y favorecedor para la mayoría de cuerpos, alarga ópticamente el cuello, por lo que se recomienda a personas con hombros caídos. Este tipo de escote no es aconsejable para pechos grandes ya que aporta volumen. Dentro de los escotes redondos encontramos el escote en forma de corazón, que comparte la forma redondeada pero con terminación en pico. Es un tipo de corte que favorece a todas las personas y aporta esbeltez, estilizando los hombros y el cuello, realzando el pecho, pero no en exceso. Con él se logra un balance perfecto de la silueta femenina, ya que se desvía la atención a la parte superior del vestuario, aunque debemos evitarlo si no se desea llamar la atención del busto, ya que remarca el pecho ya sea grande o pequeño.

Es uno de los escotes favoritos de las novias, ya que combinado con faldas amplias y vaporosas dan un toque tradicional y romántico.

Escote en pico o V

Alarga y estiliza la silueta, siendo muy aconsejable para personas que tengan el cuello corto. Por el contrario, si nuestro rostro es alargado, no es recomendable vestirlo. Se trata del escote más favorecedor, a no ser que tengamos mucho pecho, ya que acentúa las curvas. Los collares cortos que tengan la forma igual que el escote son los más recomendables, ya que armonizan el busto y recubren la piel.

Escote cuadrado

También conocido como escote francés, es la elección perfecta para acompañar un vestido de corte imperio. Ideal para mujeres con poco pecho porque aporta volúmen, también favorece a las personas que tienen el cuello largo. Por el contrario, está totalmente desaconsejado para personas con la forma de la cara cuadrada, los hombros anchos o la cintura gruesa, ya que endurece las facciones. Para este tipo de escote los collares cortos o medianos con piezas angulares resultan favorecedores, especialmente si contienen varios elementos para romper la estética cuadriculada de los ángulos del escote.

Escote cruzado

También conocido como escote mágico, favorece a todas las siluetas porque se ajusta a las curvas deseadas. Es ideal si queremos disimular un pecho grande y favorece a las personas de complexión ancha. Destaca por ser compatible con todo tipo de hombros.

Lo ideal en los escotes de palabra de honor es que los colgantes queden sobre la piel y no sobre la prenda.

Palabra de honor

No es aconsejable en el caso de pecho pequeño, muy grande o hombros estrechos. Es una elección estupenda para aquellas mujeres que tengan los brazos largos y delgados, y también resulta adecuado en el caso de querer disimular otras partes del cuerpo como caderas y piernas. Los collares que combinan con este tipo de abertura son los cortos y especialmente con varias vueltas.

Halter o americano

Se trata del escote en pico pronunciado que va atado a la parte de atrás del cuello. Este diseño resalta especialmente la espalda y los hombros, con un estilo sensual, ya que deja descubiertos por completo los brazos. Favorece los bustos de todas las tallas, pero especialmente cuando se tiene un pecho mediano y brazos normales o finos. Para este tipo de aberturas en el pecho, los colgantes de líneas simples son ideales.

En la espalda

Perfecto cuando tenemos un pecho pequeño o medio, la época ideal para lucirlo es la temporada de primavera-verano. No conviene utilizarlo con escote delantero, puesto que pierde el efecto elegante. Favorece tanto los hombros anchos como los estrechos, y conviene llevarlos con recogidos altos, que dejan al descubierto el cuello y la espalda, destacando la abertura y estilizando al máximo el talle.

Asimétrico

Este escote genera un efecto óptico que desvía la atención al conjunto de la silueta, por eso es perfecto cuanto se tiene mucho pecho y resulta favorecedor para todo tipo de hombros, ya que se puede acompañar con cualquier tipo de manga. Está recomendado para mujeres con espaldas anchas y hombros cuadrados o anchos.

Fuera de los clásicos hasta ahora mencionados, encontramos numerosos tipos de escote como Bardot, Bustier, Boho o el escote Sideboob, que al contrario de los escotes convencionales ubicados en la zona frontal del pecho, este lo deja entrever lateralmente, con un efecto visual de elevación del pecho.

La cuestión es seguir el refrán: "A la moda, lo que te acomoda", vistiendo acorde a nuestras cualidades físicas, pero sin olvidarnos de la comodidad, que nos facilita el día a día en elvestir.

noticias de deia