Editorial

La vanguardia industrial

03.02.2021 | 00:57

La participación directa de Euskadi en el Foro Industrial creado por la Comisión Europea para diseñar el nuevo modelo de desarrollo poscovid es un reconocimiento y una oportunidad

LA industria vasca como principal vector de la generación de riqueza es desde hace décadas una de las más punteras y reconocidas de Europa. Las diferentes crisis vividas en los últimos años, tanto las de carácter más local o sectorial como las de ámbito global, han golpeado con dureza a las empresas industriales pero el potencial, el dinamismo, el arraigo, las apuestas por la innovación y la promoción de proyectos punteros basados en la tecnología más avanzada y la digitalización y por la internacionalización y con el aval también de una política industrial pública estratégica y de apoyo permanente por parte de la administración vasca, han terminado por forjar un modelo de éxito. La actual crisis global –que tendrá continuidad y duras consecuencias en los próximos años– derivada de la pandemia de covid-19 vuelve a convertirse en un punto de inflexión en el que es necesario reflexionar, analizar y apostar de manera conjunta respecto a un nuevo modelo de industria que deberá estar basada en los factores clave de sostenibilidad y digitalización. En este contexto, el Foro Industrial creado por la Comisión Europea en coordinación con los 27 estados miembro con el objetivo de impulsar la innovación empresarial y el necesario cambio de paradigma industrial poscovid en el seno de la Unión se constituye como un think tank imprescindible para el impulso de un nuevo crecimiento y generación de riqueza basados en un modelo de futuro. El hecho de que Euskadi, a través de la directora de Tecnología, Innovación y Sostenibilidad del Grupo Spri, Cristina Oyón, forme parte activa y con voz propia de este gran foro estratégico como representante de la red de regiones europeas Vanguard Initiative supone, sin duda, un gran espaldarazo para la política industrial vasca, un reconocimiento a la labor realizada hasta ahora y, sobre todo, una gran oportunidad tanto para dar a conocer la experiencia y apuestas llevadas a cabo como para participar de forma directa en el diseño de los ejes prioritarios, las redes, factores, agentes e iniciativas industriales que se implementarán en Europa y consitutirán el futuro inmediato de la generación de riqueza en ámbitos clave como la competitividad, la internacionalización, movilidad sostenible, la economía circular, la transferencia de conocimiento, la economía digital y, en definitiva, la búsqueda del bienestar a nivel más global.

noticias de deia