Más que palabras

La farsa de Coripe

09.02.2020 | 01:22
Columnista Javier Vizcaino

vOLVEMOS a la entretenidísima disputa de los galgos y los podencos? que son lo uno o lo otro de acuerdo con la camiseta que lleve atornillada cada forofo que participa en la controversia. Cuánta santa y vaya usted a saber si justificada indignación porque en un pueblo de allí abajo -ya me la estoy ganando- han celebrado la resurrección del Señor vaciando unos cargadores de fuego real sobre un pelele que representaba, vade retro, a Puigdemont. Como me estoy quitando de ciertos vicios y empiezo a dejar estos vídeos truculentos a la mitad, he tenido que leer en las crónicas correspondientes que tras la balacera con presencia de criaturas en edad de educarse en valores, las fuerzas vivas procedieron a la quema del monigote en medio de la algarabía general.

Conste que comprendo perfectamente a quienes, al primer bote, ven en la pantomima un acto intolerable festoneado de bilis y, por qué no, odio. Lo que ya no me cuadra es que a estas mismas personas les pareciera divertidísimo el tenderete de tiro con dardos sobre una imagen de Felipe VI que habían colocado en Vic los que se autonombran como Comités de Defensa de la República catalana. Por no mencionar, claro, las decenas de espantajos figurando a distintas figuras célebres del orden unionista español que cuelgan de este o aquel viaducto.

Es cierto que cuando se pilla a los autores de semejantes simulacros, generalmente les cae todo el peso de la ley de parte. Pero si entonces nos parece una injusticia, apunto que deberíamos tirar de la misma vara. O todos a la Audiencia Nacional o barra libre para realizar incluso catetadas de alto octanaje como esta de Coripe.