El quinto árbitro

Blando con las tarjetas

04.01.2020 | 06:21

ME ha desilusionado González González. Le tenía por un colegiado con mucha personalidad. Y en el primer tiempo demostró que salió al campo a sacar el partido sin preocuparse de acciones merecedoras de tarjeta, una de ellas roja por una entrada tremenda de Carriço sobre Raúl García y que podía haber cambiado el rumbo a pesar del empate.

Técnicamente no ha estado mal. Ha sabido llevar el partido. Ha acertado en una reclamación de penalti del Sevilla en el primer tiempo. En el minuto 50 anuló un gol a Kodro por fuera de juego que existió. Lo que no ayudó mucho al colegiado fue cuando dejó seguir el juego con dos jugadores del Athletic tendidos en el suelo.

En términos generales, el colegiado aguantó lo inaguantable al banquillo del Sevilla, que reclamó todo constantemente. Lo tengo que calificar de deficiente. Por último, es triste que en un campo como el Pizjuán la gente se dedique a insultar a los jugadores del Athletic.