Bizkaia exime a los autónomos de abonar el pago fraccionado del IRPF

La Diputación adelanta al miércoles las devoluciones del Impuesto sobre Sociedades a las empresas más pequeñas

29.09.2020 | 11:05
Bizkaia actualiza las medidas para favorecer la liquidez de autónomos, microempresas y pymes

La Diputación Foral de Bizkaia exime a los trabajadores autónomos de abonar el pago fraccionado de IRPF correspondiente al tercer trimestre y adelanta a este miércoles las devoluciones del Impuesto sobre Sociedades a las empresas más pequeñas.

Se trata de nuevas medidas para favorecer la liquidez de las empresas y profesionales del territorio, en línea con las ya puestas en marcha en las primeras semanas de la pandemia del coronavirus.


IRPF DEL TERCER TRIMESTRE

Respecto a la primera medida, las personas físicas que realizan actividades económicas no estarán obligadas a autoliquidar e ingresar el pago fraccionado de IRPF correspondiente al tercer trimestre de 2020.

Esta medida beneficia directamente a unos 35.000 trabajadores autónomos, que para acogerse a esta exención no deben realizar ningún trámite ni comunicárselo a Hacienda.

Aquellos contribuyentes que opten por abonar el pago fraccionado deberán hacerlo en los plazos y de la manera habituales.

La exención de los pagos fraccionados de IRPF ya se adoptó para los correspondientes al primer y segundo trimestres del año, y hasta la fecha han supuesto un coste fiscal estimado de unos 19 millones de euros no ingresados en Hacienda.

En abril fueron cerca de 18.000 los contribuyentes que evitaron este pago, por un importe total de 10,6 millones de euros, y en julio fueron unas 15.000 personas, por un importe total de 8,4 millones.


DEVOLUCIONES DE IMPUESTOS

Además, en línea con la medida de adelantar todo lo posible las devoluciones de impuestos, la Hacienda Foral abonará este 30 de septiembre 11 millones de euros a 901 microempresas y pymes de Bizkaia, todas las que han presentado autoliquidaciones del Impuesto sobre Sociedades con resultado a devolver.

De este modo, estas pymes y microempresas dispondrán ya de una devolución que, habitualmente, se ejecuta en diciembre o en los primeros meses del año posterior.

Del mismo modo que Hacienda ha adelantado las devoluciones, también ha pospuesto determinados pagos que deben realizar los contribuyentes para favorecer su liquidez, como las autoliquidaciones de Renta y Patrimonio con resultado a ingresar, cuyo ingreso se realiza habitualmente en junio y este año se ha pospuesto hasta finalizar la campaña de renta.

De este modo, a partir del 1 de octubre, la Hacienda de Bizkaia procederá al cobro de aquellas declaraciones presentadas con resultado a ingresar.

Si el contribuyente ha optado por el pago fraccionado, ingresará el 60 % del importe total, y el 40 % restante, el próximo 30 de noviembre.