Un cerebro de oro

Irene Loizate, que acaba de proclamarse campeona de Europa de duatlón sprint, aparca la competición siete meses para centrarse en los estudios y preparar el MIR en Oviedo

09.02.2020 | 08:19
La atleta Irene Loizate es campeona de Europa de duatlón sprint. Foto: Oskar González

irene Loizate (Durango, 17-V-1995) viene de ganar el Campeonato de Europa en la modalidad de duatlón sprint. Las horas de entrenamiento junto con el estrés competitivo no han impedido a la deportista vizcaina rendir al máximo nivel tanto en el deporte como en los estudios. Tras completar los seis años de Medicina, se dispone a preparar el MIR durante los próximos siete meses. "Desde que empecé la carrera tenía entrenamientos y en bachiller casi todas las tardes también. Nunca he estado solo estudiando, siempre he hecho deporte. No me ha costado mucho", destaca. La preparación mental y física es clave, pero recibir apoyo y aprender también lo es. La durangarra confiesa no idolatrar a nadie, ya que prefiere nutrirse de la profesionalidad de varias personas, como las compañeras de su equipo de atletismo.

El deporte siempre ha corrido por las venas de una Loizate que invierte horas de entrenamiento en natación, ciclismo y atletismo. A sus 24 años ha probado de todo. "Jugaba a fútbol en la escuela y luego a rugby también", relata. Se juntó con unos amigos para probar el universo de las carreras y los triatlones y hace dos años comenzó a competir y a entrenar "en serio" con su actual preparador, Roberto Corujo. Los resultados no se hicieron esperar, ya que la corredora del Bilbao Atletismo Santutxu se llevó la medalla de bronce en el Campeonato de Europa de duatlón sprint disputado en Ibiza el año pasado. Hace unos días llegaría el bombazo en Rumanía con el oro. El camino, sin embargo, no ha sido de rosas para la durangarra. La atleta tenía muchas esperanzas depositadas en el Mundial de Pontevedra celebrado el pasado abril, pero una gripe le impidió rendir al máximo. "La cogí una semana antes de competir. Pensé que me iba a recuperar, pero al empezar la carrera me encontraba mal", relata. Este resbalón motivó a Loizate, que voló en la ciudad rumana de Targu Mures hacia el título europeo. La vizcaina admite que le pilló por sorpresa el éxito: "No me esperaba ganar".

Sin tiempo para digerir la victoria, ahora se embarca en su próxima aventura, que no es otra que preparar el MIR en Oviedo.

Tras competir en cross con el Bilbao Atletismo Santutxu y en ciclismo con el Bizkaia-Durango, Loizate intentará mantenerse en forma mientras estudia para preparar el examen que decidirá su futuro dentro de la medicina. "Haré entrenamientos más cortos de mantenimiento de una o dos horas al día, aunque los domingos algo más. Cuando haga el examen espero entrenar fuerte otra vez", destaca la atleta. Durante los próximos siete meses todas sus fuerzas se centrarán en el estudio, y, a pesar de no tener clara la rama médica en la que le gustaría trabajar, la durangarra intentará conseguir "una buena nota" que le ofrezca un amplio abanico de posibilidades a la hora de elegir su futuro.

Irene Loizate ha tocado el cielo del deporte sin dejar nunca de lado su faceta de estudiante, que a su vez le ha reportado mucho éxito también. La campeona de Europa de duatlón sprint afronta con ilusión el reto de superar una de las pruebas más duras que existen: el MIR. En 2020 espera poder ver recompensados sus esfuerzos académicos una vez más, al igual que en el deporte.