Locura de goles en Lezama

el amorebieta empata ante el bilbao athletic en un derbi donde la primera mitad fue azul y la segunda tuvo los colores rojiblancos

09.02.2020 | 18:20
El Amorebieta consiguió empatar en Lezama. Foto: Oskar M. Bernal

BILBAO ATHLETIC: Ezkieta, Sillero, Luengo (Min. 46, Areso), Vivian, Gorri, Vencedor, Artola, Zarraga, Salado (Min. 46, San Bartolomé), Morcillo y Baqué (Min. 83, Urain).

AMOREBIETA: Saizar, Arregi, Micaló (Min. 22, Garro), Antxon Jaso, Zarrabeitia (Min. 70, Aldalur), Rementeria, Lozano, Gabri (Min. 66, Ekain), Seguín, Mikel Alvaro y Orozko.

Goles: 0-1: Min. 33; Garro. 0-2: Min. 43; Rementeria. 1-2: Min. 47; Vencedor. 2-2: Min. 48; Baqué. 3-2: Min. 59; Artola. 3-3: Min; 60; Orozko.

Árbitro: Gao Aladro (asturiano). Expulsó al visitante Garro (Min. 81) por doble amonestación. Además, mostró tarjeta amarilla a los locales Gorri y San Bartolomé; y a los visitantes Mikel Álvaro, Gabri, Arregi, Aldalur y al entrenador visitante.

Incidencias: Unos 450 espectadores en Lezama.

lezama - Primeros dos puntos que escapan de Lezama en un derbi vizcaíno raro, entre Bilbao Athletic y Amorebieta, con fiesta de goles y tarjetas, sellado con empate loco en las instalaciones rojiblancas.

En la primera parte, el Amorebieta se mostró como un equipo muy serio capaz de minimizar al líder, endosándole además sus primeros goles como local. Los cachorros buscaban imprimir ritmo a su juego y los azules presionaban alto para jugar en campo contrario, obstaculizando también la salida de balón local. Zarraga fue el primero en probar suerte, empalmando el esférico desde la frontal; pero el balón se escapó por encima del larguero. Los visitantes mantenían una férrea defensa, sin fisuras. Morcillo, que de vez en cuando intentaba hacer la guerra por su cuenta, puso un balón de oro al área que no tuvo dueño. Seguín botó un córner desde la izquierda del ataque y Garro, luchando con Sillero, adelantó a los azules en el marcador con su pierna derecha. El central gozaba de sus primeros minutos de Liga en el Amorebieta, estrenándose además como goleador. Desde casi el medio del campo, Orozko estuvo a punto de sorprender a Ezkieta; pero el balón se fue por encima del larguero también. El portero rojiblanco evitó con su mano el gol de Rementeria, viniendo desde atrás. Y justo antes del descanso, Rementeria, otra vez viniendo desde atrás, encontró un hueco para meter el balón en la red, tras un rechace con la defensa fuera del sitio.

La segunda parte nació loca. Desatada. De falta directa, Vencedor sorprendió con una parábola a Saizar, al que un paso adelante le penalizó demasiado. Y, seguido, Baqué, de cabeza a la salida de un córner botado por Vencedor, devolvió el equilibrio al luminoso. Todo el trabajo de la primera mitad de los de Urritxe había sido contrarrestado en apenas dos minutos. A falta de media hora, desde el ala izquierda sacó un córner Morcillo, cabeceó Vivian y el rechace de Saizar lo impulsó a la red un vigilante Artola. El Bilbao Athletic volteaba el marcador. Y, seguido, un balón en profundidad hacia Orozko, lo hizo de oro el delantero zornotzarra batiendo por bajo a Ezkieta y evitando el marcaje de Vivian. El derbi se había vuelto loco. A falta de un cuarto de hora, Vencedor hizo volar a Saizar en un lanzamiento magistral de falta directa.

noticias de deia