Kostaldea

Aranzadi vuelve a anillar aves en la isla de Izaro

El proyecto, iniciado hace tres años, se mantiene "pese a la crisis sanitaria"

16.08.2020 | 10:19
Un anillador responsable y tres personas voluntarias conforman los equipos en Izaro.

La isla de Izaro, uno de los puntos ornitológicos más importantes de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, sigue manteniéndose como punto de anillamiento. El departamento de Ornitología de la sociedad de ciencias Aranzadi y Urdaibai Bird Center presentaron en 2018 un proyecto pionero en la costa cantábrica, gracias a la Diputación Foral de Bizkaia, el Gobierno vasco, el Ayuntamiento de Bermeo y la empresa Maier, que se mantiene. Aunque, en este caso, "teniendo en cuenta los protocolos sanitarios de la covid-19", un grupo de especialistas pasará todo el mes de agosto en el islote, hasta comienzos de septiembre.

"Cuatro personas vivirán en la isla y como mínimo uno de ellos será anillador experto. Allí pasarán día y noche anillando aves y haciendo turnos. Estas personas, en su mayoría amantes de la ornitología, el anillamiento científico y la biología vienen de diferentes partes del estado a trabajar en la isla: Extremadura, Menorca, Madrid, Andalucía, Castilla y León y Euskadi. El anillador responsable será el encargado del turno y de llevar a cabo el proyecto durante su estancia en la isla. Todas las personas que toman parte en el proyecto son voluntarias", han asegurado desde Aranzadi, que se centrarán en el anillamiento de especies transaharianas, "es decir, aves que crían en Europa y pasan el invierno en África tropical".

Objetivos 

Esta campaña, la tercera que se realiza, tiene como objetivo "recabar datos para la investigación de las migraciones de aves". No en vano, Izaro es un punto importante en las migraciones, al ser "el primer punto de tierra firme" en Urdaibai "para un ave migrante que, procedente del Cantábrico, entra en la Península por esta zona. En este contexto geográfico, resulta un lugar estratégico y muy interesante para estudiar la migración de aves", han agregado. La campaña –que arrancó el 2 de agosto y concluirá el próximo 6 de septiembre– busca así conocer "en qué condiciones viajan estas aves y la razón exacta de sus paradas en la isla".