Galdames recibe el año con un concierto de música clásica en la ermita de Txabarri

La violinista de la localidad Zuriñe Inzunza y Jon Ander Amigo tocan hoy de la mano de Amertxa

02.01.2022 | 00:17
Zuriñe, a la izquierda, con sus compañeras de cuarteto.

Reconocidos con uno de los últimos Laboral Kutxa DEIA Hemendik Sariak, los componentes de la asociación Amertxa esperan que 2022 les permita seguir trabajando para poner en valor la ermita de Nuestra Señora de Txabarri de Galdames. Y precisamente allí reciben el nuevo año hoy a mediodía en un concierto que contará con la participación de Jon Ander Amigo y la violinista de Galdames Zuriñe Inzunza. Para ella 2021 también ha resultado un año inolvidable, en el que ha compaginó los conciertos que ha posibilitado la pandemia con tomar las riendas de una academia musical en Zalla.

"Violín, guitarra, guitarra acústica, guitarra española, piano o flauta travesera" conviven con innovaciones como sesiones de música para bebés. A corta edad se interiorizan "canciones, modos musicales y recitados de diferentes ritmos y llega un momento en que imitan" en una etapa en la que, como se suele decir, son como esponjas. En la academia quieren ofrecer al alumnado de aproximadamente cuarenta personas que inició el curso "disciplinas moderas: guitarra, bajo y batería" junto con el consabido piano para modernizar las clases y enganchar a la juventud "potenciando la experiencia de tocar". Con el tiempo "va cambiando la idea con la que la juventud se acerca a la música y los clásicos, muchos piden temas de los Beatles o de Queen, en este sentido los padres y madres juegan un papel muy importante". No hace falta "tener dedos largos para tocar el piano, un buen oído ayuda y la afinación se perfecciona con la práctica".

"Mi ama era pianista", así que contó con su total apoyo "en ese punto crítico" de elegir si dedicarse plenamente a la música. A lo largo de su formación ha profundizado en musicoterapia con prácticas "con niños en la asociación Aspace" que ayuda a personas con parálisis cerebral, seguido de "un curso de especialización en autismo" y un proyecto con niños aquejados de enfermedades mitocondriales en colaboración con la asociación de Ana Carolina Díez Mahou. "Trabajamos con historia sonora, con las canciones que marcan sus vidas. En una sesión conseguimos una conexión al tocar el himno del Athletic y me decían los padres que no había nada que captara así su atención", relata. Además, Zuriñe hace malabarismos para colaborar con la orquesta Bilbao Sinfonietta. De ahí surgió "un cuarteto de mujeres". Lo componen la propia Zuriñe Inzunza, Beatriz Alcalde (violín primero), Lidia Miranda (violinista) y Nora López (violonchelo)

Explicación del retablo 

La violinista de Galdames muestra predilección por las piezas de Tchaikovsky, que "toqué en mi actuación de fin de carrera". Posiblemente suenen hoy a partir de las 12.00 horas en la ermita de Txabarri. Desde la asociación Amertxa ofrecerán una breve explicación sobre el singular retablo, que encaja a la perfección en la cabecera del templo y ha recobrado su esplendor gracias a su esfuerzo por concienciar acerca del patrimonio local. Se conoce que lo elaboraron en 1691 y que podría coincidir con "la ampliación de una ermita más antigua, ya que observamos en ella dos partes diferenciadas", indican desde Amertxa.

noticias de deia