Altercados en Donostia

"No tiene sentido que ataquen a los comercios de esta manera"

Los afectados lamentan los daños materiales y pérdidas económicas producidas por los actos

24.08.2021 | 12:26
"No tiene sentido que ataquen a los comercios de esta manera"

Los comercios donostiarras afectados por los destrozos y robos acontecidos en la madrugada del domingo siguen tratando de recuperarse de estos actos vandálicos. Unos hechos que tuvieron lugar en el centro de la capital guipuzcoana, donde grupos de personas cruzaron y quemaron algunos contenedores y posteriormente rompieron los escaparates y robaron en algunos de los establecimientos comerciales. Los incidentes se saldaron con diez detenidos, que ya se encuentran en libertad, tal y como informó ayer a Europa Press el departamento vasco de Seguridad.

Los enfrentamientos comenzaron sobre las 3.20 horas del domingo en la Parte Vieja. Según la Ertzaintza, grupos de personas comenzaron a lanzarles "botellas y otros objetos contundentes" a los agentes del dispositivo encargado de hacer cumplir la normativa sanitaria contra el covid en la zona. A partir de ahí, dichos grupos se dispersaron hacia el centro de Donostia, donde llevaron a cabo la quema de contenedores y los destrozos a comercios en el centro comercial San Martín y calles aledañas, en tiendas como Zara, Adolfo Domínguez o Loogo, entre otras.

La encargada de este último establecimiento, Karmele Martiarena, aseguró desconocer las motivaciones de los protagonistas de estos incidentes; "ellos sabrán por qué lo han hecho, si es por aburrimiento o por qué. No entiendo, ni creo que nadie entienda semejante barbaridad", lamentó, en declaraciones a Efe. La tienda Loogo amaneció el domingo con "el cristal roto, el mueble roto y con robos de calzado y de caja", unas pérdidas y daños que la responsable del comercio cifró entre 3.000 y 4.000 euros. "No tiene sentido que ataquen a los comercios de esta manera", insistió, al tiempo que detallaba que la mayoría del calzado robado correspondía al mismo pie.

Por su parte, la responsable del Mercado San Martin, Miren Zelaia, reprochó que la "juerga" del sábado al domingo acabara con ese tipo de acciones. Si bien el centro no tuvo "muchos perjuicios" y "lo gordo" de los ataques se produjo contra la tienda de Zara, Zelaia incidió en el "miedo" a que estas acciones se conviertan en una "diversión" habitual "para la gente joven". Cabe destacar que algunos de los establecimientos han tenido que contratar seguridad privada para evitar más robos, hasta que se reparen los escaparates.

La teniente de alcalde de Donostia, Nekane Arzallus, y el concejal de Seguridad Ciudadana, Martin Ibabe, acudieron en la mañana de ayer a mostrar su "apoyo y solidaridad" a los comercios afectados. Arzallusquiso manifestar su "enfado" y "tristeza" por los acontecimientos, ya que se trata de uno de los sectores "que más están sufriendo toda esta situación de la pandemia". Aseguró que Donostia no es "una ciudad que merezca situaciones como ésta" y que "no quisiéramos que la gente que viene de fuera se lleve esta consideración de la ciudad".

Asimismo, Ibabe comunicó que "la investigación está abierta" y que "hay una serie de vídeos y una serie de datos que se están adquiriendo". "Las caras de algunos se ven con total claridad", aseguró el edil de Seguridad Ciudadana; "a quien haya ejecutado este tipo de sabotajes y pillajes, se le aplicará la ley tal cual corresponde".

El alcalde, Eneko Goia, no estuvo presente en esta visita, por hallarse fuera de la ciudad, pero condenó "enérgicamente" en redes sociales los disturbios acaecidos en la capital; considero que este tipo de actitudes "se descalifican solas" y "sobran".

Siguiendo la lista de críticas a los incidentes, los grupos municipales que conforman el Ayuntamiento de Donostia, a excepción de EH Bildu, suscribieron ayer una declaración institucional conjunta expresando su "más rotunda condena" a los "altercados" y mostrando "todo su apoyo y respaldo", tanto a los trabajadores de los comercios, como a la labor de la Policía Municipal y la Ertzaintza.

Por su parte, el grupo de EH Bildu en el Consistorio donostiarra lanzó su propuesta de declaración, señalando su "más enérgico rechazo" ante los actos vandálicos y su "solidaridad con las personas, comercios y negocios" afectados, pero sin utilizar la palabra "condena" ni haciendo una referencia directa a las fuerzas de seguridad. Ambos comunicados se votarán en la próxima Junta de Gobierno, que probablemente se celebre en septiembre.

La Federación Gipuzkoa Merkatariak manifestó su "más firme condena y repulsa" por los sucesos, e informó haberse "puesto en contacto con los comercios asociados" para mostrar su "solidaridad" y ofrecerles su "apoyo para llevar a cabo cuantas tramitaciones sean necesarias".

 

noticias de deia