Cotejan la huella de un crimen con las del detenido en Lardero

Prisiones realizó 16 controles a Francisco Javier Almeida desde que fue puesto en libertad condicional en abril del pasado año

03.11.2021 | 00:22
Momento del traslado del presunto criminal.

La jueza que investiga el homicidio de un niño de 9 años en Lardero (La Rioja) ha pedido cotejar las huellas del detenido como presunto autor de ese crimen, Francisco Javier Almeida, con una huella no identificada que se halló en la vivienda de una mujer víctima de otro crimen ocurrido en Logroño en 2020. Fuentes de la investigación informaron de esta diligencia, si bien advirtieron de que los investigadores no trabajan con la hipótesis de que Almeida cometiera también ese crimen en octubre del pasado año.

El detenido por el crimen del niño estaba en libertad condicional desde abril de 2020. En octubre de ese año, se produjo el crimen de una mujer en Logroño, inicialmente investigado como un suicidio y posteriormente como un crimen machista y del que no se informó al haberse decretado el secreto de sumario.

El marido de esta mujer fue detenido como presunto autor de este crimen, pero después quedó en libertad, añadieron las mismas fuentes, que mantienen más líneas de investigación abiertas y se esperan pruebas de ADN confirmatorias de la autoría. Los investigadores analizan posibles similitudes entre el crimen de esta mujer en 2020 y el de la joven agente inmobiliaria cometida por Almeida en 1998, por el que fue condenado a 20 años de prisión por asesinato y a otros 10 por agresión sexual.

La víctima de 1998 recibió 17 puñaladas en diferentes partes del cuerpo, tras las que abusó de ella antes de darle una puñalada mortal en el corazón, según la sentencia. Según publicaba ayer El Confidencial, la mujer asesinada en 2020 presentaba diferentes "pinchazos" y un profundo corte en el cuello. También se encontró una muestra de semen en el cuerpo de la víctima, además de un vello púbico masculino. Francisco Javier Almeida estuvo sometido desde que se le concedió la libertad condicional a 16 intervenciones de seguimiento, entre ellas una visita de funcionarios a su actual domicilio. Esos controles bimensuales consistieron en entrevistas presenciales pero también en contactos telefónicos.

noticias de deia