EL PRIMER ENSAYO, en octubre

Osakidetza ‘blinda’ las OPE con un nuevo modelo tipo test que ensayará en octubre

El Servicio Vasco de Salud acuerda con los sindicatos doce criterios que serán aplicados a los tribunales y a los exámenes

09.02.2020 | 03:14
El director general de Osakidetza, Juan Luis Diego y la directora de Recursos Humanos, María Pilar Uriarte, presentaron las medidas de mejora acordadas con los sindicatos.

Acuerda con los sindicatos doce criterios que serán aplicados a los tribunales y a los exámenes

Bilbao - Es un primer paso. La colaboración y la transparencia prometidas durante el proceso abierto para rectificar y corregir los modelos de exámenes para ingresar en la función pública están surtiendo efecto. Así lo confirma el acuerdo alcanzado por el Servicio Vasco de Salud con los sindicatos para implantar un sistema que refuerce las garantías de juego limpio. La docena de medidas conciliadas entre las partes implicadas -Sindicato Médico, Satse, UGT y la Dirección de Osakidetza- responde a las valoraciones que durante los últimos meses han firmado diferentes agentes -colegios profesionales, partidos políticos...- y especialmente el Ararteko y el IVAP.

"Están encaminadas a mejorar el cumplimiento de los principios de igualdad, mérito y capacidad", resumían los promotores de este documento marco cuyas instrucciones y orientaciones empezarán a ser aplicadas en octubre, coincidiendo con las pruebas pendientes para 22 plazas correspondientes a especialidades médicas y cuatro de facultativo técnico biólogo. Entre los cambios introducidos se incluye la selección de los tribunales por sorteo y el refuerzo de las medidas de custodia de los exámenes. Desde el Servicio Vasco de Salud desvincularon esta actualización del sistema de las irregularidades detectadas en su última OPE, aunque reconocieron que "lo ocurrido demuestra que había que mejorar".

Una vez analizado el resultado de estos retoques se analizará la posibilidad de extender su aplicación -de todas o solo de algunas de esas medidas y criterios- al nuevo modelo de oposiciones en el que trabaja Osakidetza desde hace meses después de que el actual se viera cuestionado a raíz de las irregularidades detectadas por la propia Osakidetza en la OPE de 2016-2017, que son investigadas por la Justicia. El propio director general del Servicio Vasco de Salud, Juan Diego, indicó que la finalidad de este Manual para unas OPE modélicas no supone que el sistema vigente en la actualidad no sea ejemplar. Simplemente, "está agotado", redondeó.

De hecho, Diego subrayó que la decisión de transformar el ecosistema de una OPE "es anterior" a la apertura de la investigación judicial sobre lo ocurrido en las últimas oposiciones. No obstante, sí que reconoció que lo ocurrido en esas pruebas demostró "que había margen de mejora". "Se han producido unas circunstancias, que lo que tenemos que hacer entre todos es evitar que pueda haber alguna duda sobre ningún modelo de selección pública", apostilló Diego, quien insistió en que el propósito "es que las oposiciones sean cada vez más respetuosas, más transparentes y más objetivas".

Dos horas antes y cinco modelos Así, por ejemplo, entre los puntos acordados por la Administración y los sindicatos se contempla que la selección de los miembros de los tribunales se haga por sorteo y en caso de que no haya suficientes especialistas de una disciplina médica se podría acudir a profesionales del mismo área del sistema español de Salud. "Todos ellos conocerán el contenido de las pruebas dos horas antes de que se celebren", concretaban desde el Servicio Vasco de Salud. Además, se apunta la obligatoriedad de un documento que recoja las obligaciones éticas y las normas de conducta de las personas que compongan el tribunal. Todas ellas tendrán además una jornada de formación. Y será obligatorio aceptar ser miembro del tribunal, salvo causas debidamente acreditadas.

Para la elaboración de las pruebas teóricas y prácticas se acudirá a profesionales externos de fuera de Euskadi. En el caso de las prácticas, esta medida tiene carácter transitorio y se hará bajo el seguimiento y la supervisión del Instituto Vasco de Administración Pública (IVAP). Los exámenes serán tipo test -también los prácticos- según describió Diego, quien señaló que se confeccionarán ocho formatos y antes del examen se decidirá por sorteo los cinco que se pondrán sobre el puesto de los aspirantes. Estas medidas no afectarán a las pruebas de especialidades médicas cuya repetición anuló el juzgado de Gasteiz que investiga la presunta filtración de exámenes que provocó la dimisión del anterior consejero de Salud, Jon Darpón, el pasado marzo.

Diego recordó que cada convocatoria tiene unas bases específicas cuya posible modificación debe ser acordada con los sindicatos que la rubrican. "Estas medidas no condicionan el modelo final de las nuevas ofertas públicas de empleo que deba acordarse en los foros y órganos que procedan. Lo que hace es formalizar una convocatoria piloto en la que poder contrastar la eficacia práctica de algunas de las medidas más relevantes propuestas" desde las instituciones y organizaciones adheridas a este acuerdo. Se trata de 22 puestos en las áreas de Cardiología, Cirugía General y Aparato Digestivo, Medicina Interna, Pediatría Hospitalaria, Radiodiagnóstico, y Análisis Clínicos, y las mencionadas cuatro en Biología. Osakidetza convocará en junio los exámenes y se realizarán en octubre de este mismo año.

En relación al proceso judicial abierto, el director general del Servicio Vasco de salud reiteró que Osakidetza mantiene su intención de personarse como perjudicado en este proceso y dejó claro que colaborarán con los jueces, estén o no personados. Y, en la misma línea que mantiene el Gobierno vasco, Diego expresó su "respeto" ante la decisión de la jueza que investiga esta causa de rechazar la personación del Servicio Vasco de Salud en el proceso como parte perjudicada.

Las doce medidas