Dos aspirantes enfrentados tras la traumática ruptura

En Irun se entrecruza una historia de enfrentamiento personal tras la expulsión de Iridoy del gabinete de Santano

09.02.2020 | 04:30

bilbao - El candidato del PNV a la alcaldía de Irun, Xabier Iridoy, tiene intención de presentarse como aspirante en la sesión constitutiva del ayuntamiento para ser la alternativa al socialista José Antonio Santano, que volvió a ganar las elecciones el domingo. No obstante, el PNV logró recortar distancias con 2.000 votos más y un incremento de dos escaños. Esta situación es muy singular y delicada, porque en este caso entra en juego un enfrentamiento personal y político importante entre los dos aspirantes. Iridoy era delegado de Urbanismo con Santano, pero el socialista lo terminó cesando por discrepancias en la gestión. Este cese fue recibido en el PNV como una expulsión en general de todo el partido jeltzale y desembocó en una ruptura del acuerdo para la localidad guipuzcoana. Las acusaciones que se cruzaron por aquel entonces fueron de calado. Santano decía que Iridoy estaba impulsando un proyecto urbanístico sin informes técnicos que lo respaldaran. Además, deslizó que Iridoy había mantenido negociaciones presupuestarias a sus espaldas.

En cualquier caso, el PSE sigue siendo con claridad la fuerza con mayor respaldo, con diez representantes frente a los siete jeltzales. El PNV necesitaría el respaldo de los cuatro representantes de Elkarrekin Podemos y los tres de EH Bildu para rebasar la mayoría absoluta que es necesaria en los ayuntamientos si se quiere desbancar al candidato más votado. En este caso, la mayoría se sitúa en 13 actas. El PP, por su parte, tiene un único escaño.

Podemos y EH Bildu no parecen muy por la labor de favorecer la proclamación del jeltzale. Lander Martínez ya ha fijado como criterio a nivel autonómico que no se favorezca la proclamación de ningún aspirante jeltzale. Por lo tanto, Santano tiene garantizada la elección, salvo que se produzca una sorpresa de última hora o en el mismo pleno, algo que nunca se puede descartar cuando se trata de votaciones a nivel municipal.

Antes de que comenzara la campaña electoral, el PSE avisó al PNV de que un desalojo en Irun tendría repercusiones a nivel autonómico. La líder del PSE, Idoia Mendia, vino a reforzar ese mensaje ayer cuando dejó caer que los socialistas podrían responder con su candidatura en Gasteiz. De momento, no pasa de cruces de declaraciones en público. Para cuando Mendia realizó estas declaraciones, aún no se había producido ninguna conversación con el PNV. La ejecutiva jeltzale estudiará los pactos el lunes y se espera que a partir de entonces se aclare el panorama y se arroje luz sobre los municipios en el alambre. - DEIA

noticias de deia