proponen arresto domiciliario

Junqueras, Romeva, Sánchez, Rull y Turull piden su libertad para poder participar en la campaña electoral

Jordi Pina pone a disposición del tribunal el patrimonio de sus  clientes y propone su arresto domiciliario en Madrid

08.02.2020 | 23:19
Ños acusados (de izda a dcha y arriba) Jordi Turull, Jordi Sànchez, Josep Rull , Joaquim Forn, Raül Romeva y Oriol Junqueras,

Jordi Pina pone a disposición del tribunal el patrimonio de sus  clientes

MADRID. En el caso de Junqueras y Romeva el escrito se presentará en las  próximas horas mientras que el abogado Jordi Pina, que representa a  Sánchez, Rull y Turull,  ha anunciado personalmente al presidente del  tribunal, Manuel Marchena, su intención de hacerlo durante el receso  de la tarde, preguntando si debía argumentar su petición en la vista  oral. El magistrado le ha dicho que lo presentara  por escrito y así  lo ha hecho poco después ante la letrada judicial de la Sala.

Por lo que respecta a los candidatos de ERC -Junqueras para el  Congreso de los Diputados y Romeva al Senado- el anuncio del recurso  lo ha realizado en declaraciones a los medios el portavoz jurídico de  Esquerra Republicana, Joan Ignasi Elena, también a las puertas del  Tribunal Supremo, donde ha incidido en la necesidad de que los  políticos que están siendo juzgados por el proceso independentista en 2017 que aspiren a una candidatura en los comicios  generales, autonómicos o europeos, estén en libertad.

"Hay algunos de ellos que son candidatos y para garantizar su  derecho de defensa y en estos casos, garantizar sus derechos  políticos de participación en una campaña electoral, su derecho y el  de todos los ciudadanos a escuchar a sus candidatos; entendemos que  debe decretarse libertad provisional y a partir de ahí, tomar las  medidas que la Sala considere oportunas", ha destacado.

Las solicitudes se producen después de que este martes el BOE  publicara la lista oficial de candidatos a los comicios, ya que a  juicio de las defensas el mantenimiento de la medida cautelar de  prisión provisional comenzará a afectar a los derechos de  participación política desde el próximo 12 de abril, fecha de  arranque de una campaña en la que no podrían participar.

ARGUMENTOS DE LA DEFENSA DE PINA
En su escrito, Pina alude a la decisión de Sánchez, Rull y Turull  de presentarse como candidatos al Congreso el  próximo 28 de abril,  lo que evidencia la voluntad de todos ellos de "participar  activamente en la política española".

En este punto, la defensa recuerda el auto dictado en diciembre de  2017 por el instructor de la causa, Pablo Llarena, entendiendo que su  participación elecciones autonómicas del día 21 de diciembre de 2017  reducía sensiblemente el posible riesgo de fuga.

Añade por otra parte que la eventualidad de que algunos de los  procesados tengan que afrontar una campaña electoral privados de  libertad "supone un evidente obstáculo para e normal desarrollo de  dicha campaña y limita de modo grave sus derechos políticos como  candidatos, al no poder intervenir en debates electorales, dirigir  con normalidad mensajes a la ciudadanía etc."

MEDIDAS MENOS GRAVOSAS
Pina considera que es "impensable" que "a estas alturas del  procedimiento" sus tres defendidos puedan huir después de haber  pasado más de un año en prisión preventiva, por lo que ofrece al  tribunal en su escrito distintas posibilidades "menos gravosas" para  convencerle de que les permita salir en libertad provisional.

En primer lugar, el letrado plantea "la imposición de fianzas",  para las cuales Turull, Rull y Sànchez "ofrecen la totalidad de su  patrimonio en compromiso de que no huirán".

También propone la "limitación de sus movimientos a la comunidad  autónoma o al término municipal de Madrid, complementada con  controles telemáticos o policiales" o incluso "su arresto en un  determinado domicilio en Madrid que pueda fijar y donde pueda ser  controlado por efectivos policiales".

Por otro lado, el escrito hace hincapié en que el ritmo del juicio  es "agotador" dado que sus horarios están siendo "prolongados",  además de que se están celebrando más sesiones por semana de las  inicialmente previstas. En este sentido, Pina se queja en su escrito  que los acusados "tienen que levantarse cada día a una hora muy  temprana y regresan muy tarde al centro penitenciario".

Ha añadido que ello afecta tanto a la capacidad de atención de los  clientes, como a las de los propios letrados que no pueden reunirse  con sus clientes para "adaptar" o "rediseñar" las estrategias de  defensa.

Añade que visto lo visto "el juicio podría llegar a prolongarse un  mínimo de dos meses más a un ritmo horario particularmente exigente  que está muy lejos de los estándares aplicables en cualquier otro  país de la Unión Europea".

Asimismo, la defensa de Sànchez, Rull y Turull argumenta que el  riesgo de fuga por el que se justificó la situación de prisión  preventiva se ha reducido, ya que todos ellos han mostrado una  actitud "absolutamente colaboradora" e implicada en el desarrollo de  la vista oral. Según señala el escrito, estos tres acusados están  continuamente "tomando notas" de todo lo que van declarando los  testigos y "advirtiendo a sus abogados de posibles cuestiones de  interés para su defensa".

ESCENARIOS PARA EL TRIBUNAL
El Tribunal que preside Manuel Marchena deberá decidir ahora si  excarcela a los candidatos y de hacerlo, si mantiene o no la medida  de prisión para los otros cuatro encausados en la cárcel que no se  presentan a los comicios del 28-A: Carme Forcadell, Meritxell Borrás,  Jordi Cuixart y Joaquim Forn.

Con independencia de la decisión que adopte la Sala, cuando los  candidatos salgan elegidos podría producirse una nueva batería de  peticiones de las defensas, que podrían solicitar que se les deje  salir para poder acudir al Congreso y poder jurar o prometer su  acatamiento a la Constitución -aunque sea utilizando la fórmula 'por  imperativo legal'-- y adquirir así formalmente su condición de  diputados.

Las fuentes consultadas por Europa Press han reconocido que no  tienen mucha esperanza en conseguir en la consecución de la libertad  por parte de sus clientes, ya que la Sala de lo Penal del Tribunal  Supremo ya se mostró contraria a excarcelar aunque fuera puntualmente  a Sánchez y a otros encausados cuando fueron elegidos diputados en el  Parlament de Cataluña.

En dicha ocasión la Sala confirmó las tesis del instructor de la  causa, Pablo Llarena, para denegar los permisos y añadió que cuando  los entonces investigados presentaron su candidatura ya sabían las  limitaciones que podría suponer encontrarse en situación de prisión  provisional.