La Cámara Baja ya está lista para abrir el proceso contra Trump

El ‘chivato’ sería un agente de la CIA que acusa al presidente de querer interferir en las elecciones

09.02.2020 | 16:30
Donald Trump, presidente de EE.UU., atiende a los medios de comunicación.

El ‘chivato’ sería un agente de la CIA que acusa al presidente de querer interferir en las elecciones

Washington - La oposición demócrata en Estados Unidos ya cuenta con una mayoría en la Cámara Baja favorable a iniciar un proceso de destitución contra el presidente, Donald Trump, según las estimaciones de varios medios. Entre 218 y 219 congresistas (todos demócratas menos uno que fue elegido como republicano y ahora es independiente) se han manifestado a favor de iniciar los trámites para el juicio político o directamente del proceso de destitución. La mayoría en la Cámara de Representantes la marcan 218 votos, por lo que este miércoles por primera vez se superó ese límite después de que la líder de los demócratas, Nancy Pelosi, anunciase ayer el inicio formal de los tramites para el juicio político.

Menos de una veintena de los 235 legisladores demócratas en esa cámara aún se oponen, o no se han mostrado a favor, del juicio político contra Trump.

Si la Cámara Baja vota a favor del proceso de destitución será el Senado -con mayoría republicana- el encargado de celebrar el juicio político contra el presidente, en el que se necesitarían dos tercios de los votos para destituirle.

Pelosi se decidió a abrir el proceso para un juicio político después de conocer que Trump pidió como "favor" a Kiev que investigara al exvicepresidente Joe Biden y a su hijo Hunter por posible corrupción en Ucrania. Los demócratas acusan a Trump de "traición" a la Constitución y a la seguridad nacional por haber pedido a un gobierno extranjero que investigase a Biden, hasta ahora uno de los favoritos para ganar las primarias demócratas del año que viene.

Por su parte, el líder de la minoría republicana en la Cámara Baja, Kevin McCarthy, que ha mantenido la disciplina favorable a Trump en su bloque, afirmó que el de ayer "fue un día negro para Estados Unidos" por el proceso lanzado por la oposición demócrata.

Este miércoles la Casa Blanca hizo pública la transcripción de la llamada entre Trump y su homólogo ucraniano, Vladímir Zelenski, que tuvo lugar el 25 de julio y de cuya existencia se supo tras una queja interna de un funcionario de la inteligencia estadounidense.

También este miércoles, la Casa Blanca entregó al Congreso una copia de la queja interna presentada por el funcionario de inteligencia a raíz de la llamada entre Trump y Zelenski, algo que se había negado a hacer durante semanas.

Precisamente, la Cámara de Representantes aprobó por unanimidad ayer una resolución en la que pedía al Gobierno que entregase esa copia.

Miembro Del servicio secreto El Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes reveló ayer la queja formal de un miembro de la Inteligencia de EE.UU. en la que muestra su preocupación sobre si el presidente estadounidense, Donald Trump, usó su poder para solicitar interferencia extranjera en las elecciones presidenciales del 2020. Es un agente de la CIA que estuvo destinado en la Casa Blanca, de acuerdo al diario The New York Times. En declaraciones a ese medio, los abogados del informante se negaron a confirmar si había trabajado para la CIA y avisaron que publicar información sobre su identidad puede ser peligroso. "Cualquier decisión de publicar cualquier información sobre lo que se percibe que es la identidad del informante es preocupante e imprudente, ya que puede poner al individuo en peligro", afirmó Andrew Bakaj, su abogado principal. "El denunciante tiene derecho al anonimato", añadió.

"En el curso de mis tareas oficiales, he recibido información de varios funcionarios del gobierno de EE.UU. de que el presidente de Estados Unidos está utilizando el poder de su cargo para solicitar la interferencia de un país extranjero en las elecciones estadounidenses de 2020", dijo el denunciante, según el documento datado el 12 de agosto.

De acuerdo al denunciante, la interferencia de Trump incluye, entre otras cosas, "presionar a un país extranjero para que investigue a uno de los principales rivales políticos internos del presidente".

"El abogado personal del presidente, el Sr. Rudolph W. Giuliani, es una figura central en este esfuerzo. El Fiscal General (William P.) Barr parece estar involucrado también", señaló en su denuncia.

Delito de "traición" Los demócratas acusan a Trump de "traición" a la Constitución y a la seguridad nacional por haber pedido al mandatario de Ucrania, Vladímir Zelenski, que investigase a al ex vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, hasta ahora uno de los favoritos para ganar las primarias demócratas del año que viene.

Muchos en el entorno de Trump y en su campaña de reelección creen que un posible juicio político, que se alargaría probablemente hasta bien entrado el año que viene y difícilmente saldría adelante en el Senado, acabará por fortalecer políticamente al mandatario de cara a las elecciones de noviembre de 2020.

El propio Trump se había mostrado convencido de esa posibilidad antes de que los demócratas hicieran el anuncio, pero este miércoles parecía desanimado por el proceso en su contra, que llega justo cuando el mandatario había logrado esquivar cualquier repercusión por la investigación sobre la trama rusa de Robert Mueller. "Es una broma. ¿Un juicio político por esto?", preguntó Trump durante su conferencia de prensa. "(Los demócratas) están dividiendo, empequeñeciendo, despreciando a nuestro país (...). La gente está cansada de ellos", agregó. - Efe