venezuela

Maduro se resiste al “show mediático” de la ayuda humanitaria de EE.UU.

La oposición está dispuesta a “abrir un canal humanitario con voluntarios” para hacer llegar alimentos y medicinas

08.02.2020 | 17:30
Ciudadanos venezolanos regresando a su país desde Colombia por el puente internacional Simón Bolívar, en Cúcuta (Colombia).

La oposición está dispuesta a “abrir un canal humanitario con voluntarios” para hacer llegar alimentos y medicinas

Caracas - La vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, pidió este sábado al jefe del Parlamento, Juan Guaidó reflexionar y detener la "locura" de sus acciones en contra del Ejecutivo de Nicolás Maduro. "Le decimos al autoproclamado (...) 'Ven a la reflexión y ubícate del lado correcto de la historia. Deja la locura, deja de estar entregando los recursos y los activos que pertenecen al pueblo de Venezuela', dijo Rodríguez durante un acto de apoyo a Maduro en el centro de Caracas que fue transmitido por el canal estatal VTV.

Rodriguez consideró "muy triste" que Guaidó haya dicho recientemente que no descarta autorizar una intervención militar en Venezuela, en vista de la negativa del chavismo gobernante de entregar el poder Ejecutivo, de convocar a elecciones libres y de permitir el ingreso de ayuda humanitaria al país. "Tamaña locura de entreguismo por parte de una clase política (...) es una barbaridad, es una salvajada, pero ahí está la muestra de lo que ellos históricamente han sido: un proyecto de entrega de los recursos de Venezuela, un proyecto indigno", apuntó Rodríguez al respecto.

La vicepresidenta volvió a negar la existencia de una crisis humanitaria en el país, que registra una hiperinflación, escasez generalizada de alimentos y medicinas, devaluación casi diaria de la moneda y deterioro de todos los servicios públicos incluidos hospitales. "Esa mentira de la crisis humanitaria es solamente un pretexto para invadir a Venezuela y para intervenir nuestro país (...) aquí no van a llegar las limosnas imperiales bajo una farsa de crisis humanitaria", dijo sobre las donaciones que están llegando a las fronteras y que Guaidó prevé ingresar al país.

Maduro achaca la crisis a las sanciones que Estados Unidos impuso en 2017 a la estatal petrolera PDVSA y a varios funcionarios de Gobierno, pero la escasez de alimentos y medicinas se registra en el país desde hace más de cuatro años.

Por su parte, el líder opositor Juan Guaidó adelantó el viernes que la oposición venezolana está dispuesta a buscar en las fronteras de su país la ayuda humanitaria que ha dado EE.UU. y Colombia y que el Gobierno de Nicolás Maduro se niega a aceptar en medio de la crisis que ha ocasionado escasez de medicinas y alimentos. "Si se atreven a seguir bloqueando caminos, a seguir obstaculizando la vida de los venezolanos, entonces todos estos voluntarios iremos a abrir el canal humanitario en su momento", dijo Guaidó, jefe del Parlamento y quien se proclamó presidente encargado por considerar que Maduro "usurpa" el poder tras ganar en elecciones "fraudulentas".

En un acto político celebrado en la Universidad Central de Venezuela (UCV), anunció que hoy arrancará la "organización del más noble movimiento", en alusión a una red de voluntarios que agrupará a personas que deseen trabajar gratuitamente en la distribución de fármacos y comida. Explicó que este voluntariado surgirá desde cada una de las comunidades de los 335 municipios del país y será otra forma de protesta contra la "dictadura" de Maduro, que niega la existencia de una crisis humanitaria.

"El llamado ha sido abierto, amplio, a todos los sectores: fuerzas armadas, chavismo incluso (pero) a un pueblo organizado no le gana nadie", advirtió Guaidó, que abogó una vez más por los cerca de 300.000 venezolanos que están en riesgo de muerte debido al deterioro del sistema de salud y el desabastecimiento en Venezuela.

El jueves, varios camiones llegaron al puente Tienditas, una moderna infraestructura que todavía no ha sido inaugurada y que une a Cúcuta (Colombia) con la ciudad venezolana de Ureña, en el estado de Táchira. Según ha denunciado la oposición venezolana, el puente ha sido bloqueado por militares, pero este viernes el denominado "protector" de Táchira -un cargo paralelo a la Gobernación de ese estado-, Freddy Bernal, ha dicho que los obstáculos en esta infraestructura no son nuevos.

El dirigente oficialista calificó de "show mediático" el acopio de esta ayuda, mientras Maduro siguió negándose a aceptar el ingreso del apoyo al señalar que las donaciones deberían quedarse en Cúcuta, pues, según dijo, esa urbe fronteriza "tiene bastante necesidad" y "pobreza".

"Toda esa ayuda humanitaria agárrenla y se la dan al pueblo de Cúcuta que tiene bastante necesidad, 70% de pobreza hay en el Norte de Santander, hay en Cúcuta", dijo Maduro en una rueda de prensa en el palacio presidencial de Miraflores.

El mandatario insistió en denunciar que Venezuela tiene "dineros bloqueados", unos 10.000 millones de dólares en varias instituciones financieras del mundo, y que estos recursos garantizaría "ampliamente todo lo que necesita el pueblo". - Efe