El servicio de mensajería WhatsApp ha implementado nueve exitosas mejoras a lo largo de 2021

La app de mensajería instantánea ha ido implementado cambios a lo largo de todo el año, algunas de ellas reclamadas por los usuarios

23.11.2021 | 19:46
El icono de la aplicación WhatsApp.

El año 2021 ya está llegando a su fin y comienza la temporada de las recapitulaciones, de echar la vista atrás para ver qué ha dado de sí este año.

Una de las cosas que más tiempo ha consumido a los aficionados a los móviles han sido las novedades de WhatsApp, aplicación que sigue ofreciendo mejoras a sus usuarios

1. Notas de voz rápida.

Una de las más comentadas y que mejores ratos ha hecho a muchos usuarios. El poder reproducir nota de voz a mayor velocidad ahorra tiempo al receptor del mensaje, especialmente recomendada para incontinentes verbales. Pero también por la voz de pito que se oye. Esto última no agrada demasiado a las madres.

2. Grabadora de voz nueva.

Además de mostrar una interfaz nueva, en la que se puede ver las ondas de voz para comprobar que se graba de forma correcta. Además, y como novedad muy deseada por los 'guasaperos', ahora se puede detener la grabación y escucharla antes de enviarla. Muy útil para aclarar ideas y mejorar la oratoria. Aunque luego te escuchen al doble de velocidad con voz de pitufo

3. Fotos y vídeos con caducidad instantánea.

Dicen que quien prueba esta posibilidad, le encanta, una forma extrema de seguridad. Mandar la imagen y que se borre en cuanto el destinatario la ve. Evita que el primer destinatario la comparta, pero los recuerdos quedarán en eso, en el recuerdo. Como el meme se gracioso, estás apañado.

Un usuario envía un mensaje a través del popular servicio de mensajería instantáneo. Foto: Pixavay

4. Mensajes temporales.

Tiene el mismo objetivo que el anterior, mantener la privacidad del envío. La única diferencia con el de las imágenes es que en este caso no es instantáneo el borrado, hay varias opciones: que desaparezca a las 24 horas, a la semana o a los 90 días. Eso sí, una vez se haya activado esta opción, todos los mensajes que se envíen a esa persona o grupo, irán desapareciendo.

5. Ocultar de verdad los chats archivados.

Entre los chats todos tenemos algunos grupos que son muy ocasionales o que nos aportan más bien poco. Desde hace tiempo existía la posibilidad de archivarlos, de dejarlos en un segundo plano para que no se superpusieran a otro de mayor interés pero menor actividad. Ocurría que seguían llegando notificaciones que lo devolvían a la primera fila. Ahora eso se ha acabado, se pueden ocultar de manera que reciba mensajes pero siga ahí atrás sin molestar. Ojo con los grupos de padres del colegio, aunque den guerra quizá no deban estar muy ocultos, de vez en cuando dan avisos serios.

6. Conexión hasta en cuatro dispositivos diferentes.

Aunque aún está en modo prueba, esta función permite utilizar una misma cuenta de WhatsApp en de cuatro dispositivos diferentes. Además, si en el WhatsAppWeb necesitabas mantener el teléfono conectado para poder abrirlo en el ordenador, ahora una vez vinculados los dispositivos, el móvil hasta puede apagarse, que se podrá utilizar esta aplicación sin problemas ni restricciones. O esa es la idea ya que de momento esta en modo prueba.

Preparado para instalar una actualización. Foto Pixabay

7. Videollamadas en el WhatsAppWeb.

Es un paso más de la mejora anterior. Desde la aplicación para ordenadores, desde los dispositivos vinculados ahora se pueden hacer llamadas y videollamadas. Y repetimos, el móvil puede seguir apagado.

8. Se puede entrar tarde a la llamadas de grupos.

Muy útil para los tardanos a los que la quedada del grupo les pilla ocupados. Antes, si no contestabas a la llamada, ya no podías participar. Ahora, te conectas cuando puedas o te venga mejor, siempre que la llamada siga en curso. Es una función que durante el confinamiento hubiera venido muy bien para las informales reuniones de amigos y familias.

9. La calidad de los archivos ahora es opcional.

Una función que replica en el móvil el principio económico de que los recursos son limitados y hay que optar por la eficiencia. A la hora de mandar un archivo fotográfico o de vídeo, hasta ahora por aquello de la rapidez se sacrificaba la calidad. Ahora se deja elegir al emisor qué prefiere, dar mayor calidad al archivo y por lo tanto consumir más datos, o reducir la calidad del archivo y ahorrar datos. El clásico dilema económico.

No han sido las únicas, y además todavía queda el mes de diciembre, por lo que alguna más aún puede llegar.

noticias de deia