Japón, el penúltimo desafío para España

España, con la medalla de oro en los Juegos Olímpicos entre ceja y ceja, se mide a partir de las 13.00 horas en semifinales a Japón, que lidera el madridista Kubo

03.08.2021 | 00:14
Rafa Mir marca uno de los tres goles que hizo a Costa de Marfil en cuartos de final.

EL fútbol masculino alcanza hoy martes la esperada y crucial ronda de semifinales en los Juegos Olímpicos de Tokio. Brasil y México, verdugos de Egipto y Corea del Sur en cuartos de final, respectivamente, serán los primeros en entrar en acción en busca de una final que también perseguirán a partir de las 13.00 horas España y Japón en el Saitama Stadium. La selección nipona, bajo la condición de anfitriona, ejercerá como penúltimo escollo del combinado estatal en su carrera hacia la medalla de oro, objetivo que la expedición liderada por Luis de la Fuente tiene entre ceja y ceja al figurar desde el inicio del campeonato como gran favorita al triunfo final. El cruce de cuartos ante Costa de Marfil, sin embargo, sirvió de imponente aviso para un grupo de futbolistas que sufrió de lo lindo para esquivar una prematura eliminación. Tanto es así que España, tras igualar por mediación de Dani Olmo el tanto inicial del central Eric Bailly, necesitó un gol sobre la bocina del a la postre héroe del partido Rafa Mir para alcanzar la prórroga.

La diana de Max Gradel en el minuto 91, que dejó con cara de circunstancias al rojiblanco Unai Simón, a punto estuvo de dejar fuera de la lucha por las medallas a un combinado que, eso sí, puso tierra de por medio en el tiempo suplementario al sumar tres goles más para firmar un llamativo e incontestable 5-2 con el que selló su billete para las semifinales del torneo. Lo mismo hizo Japón en su envite contra Nueva Zelanda, si bien los asiáticos tuvieron una mayor cuota de sufrimiento. Si en la prórroga ganó España, en la tanda de penaltis se impusieron los nipones, que convirtieron sus cinco lanzamientos para avanzar ronda tras el empate sin goles registrado al término de los 120 minutos que duró la contienda.

Celebró el logro con entusiasmo la Japón de Takefusa Kubo, líder de una selección en la que el guardameta Kosei Tani se convirtió en el otro gran protagonista del emparejamiento de cuartos al detener uno de los dos penaltis errados por Nueva Zelanda. El cuadro de Hajime Moriyasu, con un depurado gusto por el balón, baila al ritmo que marca el talentoso atacante del Real Madrid, quien suma tres goles en cuatro partidos al ver portería frente a Sudáfrica, México y Francia, rival de campanillas y con pesos pesados como André-Pierre Gignac y Florian Thauvin al que Japón goleó 4-0 para liderar así su grupo en la primera fase del campeonato.

EL FACTOR MIR
 

En primera posición, por delante de la ya eliminada Egipto, finalizó también su andadura en el grupo C una irregular, pero solvente España que se encomienda en semifinales a la jerarquía de sus futbolistas y al olfato goleador de Rafa Mir para presentarse en la final. El delantero del Wolverhampton, con un hat-trick salvador ante Costa de Marfil, apunta a ser la principal novedad en la alineación de Luis de la Fuente, quien intentará evitar desde la banda que sus hombres corran la misma suerte que la selección absoluta en las semifinales de la Eurocopa. Entonces fue Italia, en una tanda de penaltis en la que la parada inicial de Unai Simón resultó baldía, la que eliminó al conjunto estatal, que ansía repetir el oro olímpico de Barcelona 1992.

Japón, así las cosas, se presenta como el penúltimo desafío para una hornada de futbolistas que pretende cumplir los pronósticos y citarse con Brasil o México en la final, cita en la que estará en juego una medalla de oro a la que no podrá aspirar el equipo que muerda el polvo hoy en el Saitama Stadium.

España, con Unai Simón bajo palos, necesitó la prórroga en cuartos de final para superar a la combatiente Costa de Marfil

Japón alcanzó la ronda de semifinales tras vencer en los penaltis a Nueva Zelanda con el madridista Kubo como estrella

 

noticias de deia