Las medidas de seguridad por la covid-19 incrementan un 10 % el coste de las elecciones

El Departamento de Seguridad no descarta que el uso de guantes pueda retrasar el recuento de votos

08.07.2020 | 10:28
Una mesa habilitada durante las elecciones municipales francesas celebradas en marzo

La crisis sanitaria ha obligado a tomar ciertas medidas de seguridad extraordinarias durante al jornada electoral. Para empezar, es recomendable consultar la tarjeta censal que el INE remite a los domicilios para confirmar a qué centro y mesa electoral hay que acudir ya que se han habilitado 45 centros de votación adicionales y se han ampliado el número de mesas en otros para evitar aglomeraciones.

Además, el uso de mascarilla es obligatorio durante todo el proceso de votación y en todo momento se deberá guardar la distancia de seguridad. Habrá controles de accesos a los centros controlados por seguridad privada, y se dará prioridad a mayores de 65 años, a personas con discapacidad o a mujeres embarazadas.

Una vez que se permita el acceso al centro electoral, habrá a disposición de los electores gel hidroalcohólico para proceder al lavado de manos antes y después de la votación. Se recomienda llevar el voto preparado desde casa, aunque habrá a disposición de quien lo necesite papeletas y cabinas para garantizar que el voto sea secreto.

En la mesa electoral, los ciudadanos deberán mostrar el documento que acredite su identidad sin que lo toquen los componentes de la mesa quienes podrán solicitar al votante que se retire la mascarilla para comprobar su identidad.

Es importante que los electores eviten la interacción social para que no se formen aglomeraciones en los centros electorales

COMPONENTES DE LA MESA

Los ciudadanos que integran las mesas electorales contarán con un kit sanitario con mascarillas quirúrgicas para ser utilizadas durante la jornada electoral, gel hidroalcohólico, y también mascarillas FFP2 y guantes para su uso exclusivo durante el recuento. El Departamento de Seguridad ha facilitado estos kits a todos los locales electorales.

Todas estas medidas de seguridad han provocado que el coste de las elecciones vascas hayan aumentado un 10 % respecto a las anteriores, unos 600.000 euros.

Otra de las consecuenciasde las medidas de seguridad será previsiblemente que se retrase el recuento de votos. El Departamento de Seguridad ha realizado un simulacro de escrutinio con guantes y calcula que los resultados electorales podrían retrasarse entre 25 y 30 minutos con respecto a comicios anteriores.