El Parlamento Vasco rechaza un "impuesto ambiental" para centros comerciales

Rechazan la proposición de ley de EH Bildu que planteaba la creación de un nuevo impuesto ambiental a los grandes centros comerciales

03.06.2021 | 12:52
El Parlamento vasco rechaza un "impuesto ambiental" para centros comerciales

El Parlamento Vasco, con los votos de PNV, PSE, PP+Cs y Vox, ha rechazado la toma en consideración de la proposición de ley presentada por EH Bildu que planteaba la creación de un nuevo impuesto ambiental a los grandes centros comerciales.

EH Bildu proponía compensar el impacto que las grandes superficies comerciales causan en el medio ambiente y en la ordenación del territorio, al ocupar grandes extensiones de terreno al que impiden dar otro uso y por promover desplazamientos en vehículo particular, con aumento de emisiones de CO2 causantes del cambio climático.

El Gobierno vasco manifestó el pasado mes de abril su criterio "desfavorable" a la toma en consideración de esta proposición de ley de EH Bildu, ya que considera que "sería contradictorio con un modelo tributario vasco basado en el acuerdo y la colaboración insterinstitucional" y generaría "disfunciones" en la política de protección al comercio, "sector ahora mismo muy afectado por la pandemia".

El parlamentario de EH Bildu Iker Casanova ha explicado que con esta proposición de ley su formación busca implantar el principio fundamental de la fiscalidad medioambiental, "que aquellos daños que se produzcan en el medio ambiente, también supongan un coste para quien los genera".

Además, ha defendido que la norma presentada está basada en las leyes de las comunidades donde ya está vigente, "una ley blindada, que ya ha pasado el cedazo de los tribunales, que da solidez y seguridad jurídica". "Tiene un armazón conceptual sólido y blindado jurídicamente, susceptible de mejoras, por supuesto, de precisiones en el trámite legislativo, pero que supone un adecuado punto de partida", ha insistido.

Casanova ha subrayado que también es "precisa" y "respeta el papel de las diputaciones y de otras instituciones" y "armónica con el sistema tributario y la arquitectura institucional" vasca.

Tasados mediante fiscalidad verde

"Los centros comerciales son susceptibles de ser tasados mediante una fiscalidad verde. La instauración de impuesto medioambiental cumple la normativa estatal y europea y está dentro del marco competencial", ha defendido antes de criticar que los grupos en el Gobierno --PNV y PSE-- "no quieren ni debatirlo".

En el turno de explicación de voto, Elkarrekin Podemos-IU ha sido el único grupo que ha respaldado la toma en consideración de la proposición de ley de EH Bildu. Su parlamentario, David Soto, ha explicado que más que sancionar a las grandes superficies, su grupo considera que es necesario "hacerlas corresponsables de la incidencia medioambiental que supone su actividad".

No obstante, ha señalado que esta ley permitiría una reflexión respecto al modelo comercial y respecto a las incidencias medioambientales que este supone en lo que respecta al vehículo privado y al acceso y a la necesidad de grandes infraestructuras para acceder a los mismos. "Negar la toma en consideración es absurdo, salvo que se esté absolutamente en contra de lo que tiene que ver con reflexiones de un cariz tan relevante", ha defendido.

Transformación energético-ecológica

La parlamentaria del PNV Itxaso Berrojalbiz ha defendido que el sistema fiscal debe ir adaptándose a las nuevas realidades como es la transformación energético-ecológica e incluyendo elementos de fiscalidad ambiental, pero ha rechazado el impuesto de EH Bildu porque cree que "se queda lejos de alcanzar el objetivo aparentemente perseguido", ya que "no generaría una acción positiva, ni cambiaría la acción de los grandes establecimientos en pro del medio ambiente".

Además, ha explicado que la revisión fiscal "no debería entrar en vigor este año" porque "dada la situación actual, un incremento positivo en general, y con una figura impositiva como la que se propone, ralentizaría el crecimiento esperado".

La parlamentaria del PSE Susana Corcuera también ha rechazado esta iniciativa porque cree que este impuesto "no solo sería contradictorio con un modelo tributario vasco basado en el acuerdo, en la coordinación y en la colaboración interinstitucional, sino que también podría producir en este momento disfunciones en la política de protección al comercio, un sector que en la actualidad se encuentra afectado por la pandemia de manera directa".

Recuperación del sector

"La pandemia y su impacto negativo en el sector comercial desaconsejan el establecimiento de una medida que pudiera perjudicar la recuperación de un sector con problemas estructurales, prepandemia, y que ahora se han visto agravados", ha señalado.

El parlamentario de PP+Cs Luis Gordillo ha afirmado que la ley de EH Bildu "parte de una base equivocada, porque no todo impuesto que se autocalifique como verde va a ser un impuesto verde" y ha señalado que el criterio de la Comisión Europea define estos impuestos como aquellos que "incentiven nuevos comportamientos", por lo que considera que "habría otros mecanismos" para impulsar el objetivo de esta ley.

Además, cree que el texto legal incluye "inexactitudes", se "solapa con otros impuestos", y ha advertido de que subir los impuestos "acabaría perjudicando al consumidor final, aumentando el precio final que tienen que pagar por servicios básicos".

noticias de deia