Peio Belausteguigoitia: "Debemos invertir los fondos europeos en sectores clave como el biosanitario"

14.04.2021 | 15:51
Peio Belausteguigoitia, 'country manager' de BBVA

Los fondos europeos son críticos para impulsar la economía española y para ello necesitamos una visión a medio plazo que apunte hacia los proyectos y los sectores motores del desarrollo futuro de nuestro país. "Es fundamental tener una visión a medio plazo para invertir los fondos europeos en sectores clave como el biosanitario. Hemos de aprovechar estos fondos para corregir determinadas deficiencias históricas que tiene nuestra economía y apostar por un modelo más competitivo y más sostenible en el tiempo", afirma el 'country manager' de BBVA en España. La pandemia ha puesto de manifiesto la importancia de la investigación y la tecnología en los sectores vinculados con la salud, convirtiendo al biosanitario en uno de los destacados de la recuperación económica en España.

BBVA, consciente de que el sector biosanitario requiere del apoyo de las entidades financieras para impulsar proyectos innovadores que mejoren la calidad de vida de las personas, trabaja en la cofinanciación de estas iniciativas en un sector que solo en sanidad supuso el 6% del PIB español (dos puntos porcentuales más con respecto al año anterior). La apuesta de la entidad por la digitalización, así como el lanzamiento de servicios integrales de formación, acompañamiento, gestión de fondos y financiación, busca acompañar a las empresas biosanitarias en su modernización y transición ecológica e impulsar de esta forma la recuperación económica.

La llegada de los fondos europeos 'Next Generation' supondrá un impulso para la puesta en marcha de proyectos sanitarios, además de permitir corregir determinadas deficiencias históricas que tiene la economía española y apostar por un modelo más competitivo y más sostenible en el tiempo. Así lo ha asegurado Peio Belausteguigoitia, 'country manager' de BBVA en España, en un encuentro con empresas pioneras del sector biosanitario.

Una inversión que, según Belausteguigoitia, "debe ir destinada a incentivar iniciativas que consigan que estos fondos tengan un efecto multiplicador en el crecimiento del PIB, como por ejemplo, en la digitalización del mundo empresarial y la eficiencia energética, tanto en el mundo de clientes particulares como en todo el tejido productivo".

Con la irrupción del COVID-19, la salud ha adquirido una mayor importancia en la sociedad. Según el Servicio de Estudios de BBVA, desde marzo de 2020, el gasto en el sector sanitario se ha incrementado más de un punto porcentual. Además, es uno de los sectores que mejor se ha comportado en términos de empleo en los últimos años, con un crecimiento en la afiliación de la Seguridad Social de +3,7 puntos porcentuales en el último año. La pandemia también ha acelerado, en mayor medida que en otros sectores, el proceso de digitalización en un ámbito que había iniciado su transformación de manera muy tímida. Un claro ejemplo son las videoconsultas realizadas a través del servicio de salud de BBVA y Sanitas, que se han multiplicado por diez desde marzo de 2020.

Los retos del sector biosanitario

En el encuentro sobre los retos del sector biosanitario tras la pandemia, donde se ha tratado su papel en la economía española, su futuro y sobre la necesidad de invertir en investigación, también han participado miembros de empresas del sector biotecnológico, laboratorios farmacéuticos y la sanidad privada.

Los ponentes han resaltado los cambios que la pandemia ha supuesto para el sector biosanitario. Según Juan Abarca Cidón, presidente y director general de HM Hospitales, "ha producido un salto muy importante en todo lo que tiene que ver con la transformación digital".

Lucas Sigman, CEO de Insud Pharma, considera que la irrupción del COVID-19 ha puesto de manifiesto la necesidad de invertir en I+D a nivel local para asegurar el suministro y actuar como un factor económico clave para la sociedad. "La pandemia ha hecho reflexionar y ver la importancia que la I+D tiene en el país y es, probablemente, una tendencia que permanecerá y que las empresas buscarán fortalecer" ha asegurado Sigman. Invertir en industria química, en genéricos y trabajar con energía en la vinculación del sector público y privado, también ayudarán de forma decisiva al fortalecimiento de este sector y, consecuentemente, de la economía.

Son las nuevas tecnologías las que están contribuyendo en la búsqueda de tratamientos para enfermedades como el COVID-19. Por ejemplo, la epigenética y otras tecnologías avanzadas están cambiando la manera de concebir la medicina moderna, y el trabajo realizado por empresas como Oryzon Genomics con una molécula desarrollada para procesos de neuroinflamación, que permitirá mitigar las consecuencias del virus. Por lo tanto "este conocimiento previo, esta capacidad de entender la biología de la enfermedad, es fundamental para garantizar que, tanto en esta pandemia como en las que puedan venir en el futuro, tengamos realmente las herramientas adecuadas para luchar contra ellas", ha afirmado Carlos Buesa, fundador y CEO de Oryzon Genomics. Otro de los aspectos que Carlos ha destacado es la importancia de la consolidación empresarial en el sector, ya que ello permitiría inversiones necesarias en aspectos claves como el I+D o la internacionalización.

noticias de deia