España, el país europeo más castigado por la recesión

Bruselas prevé una caída del PIB del 12,4 % en 2020, el peor dato en la UE

06.11.2020 | 00:47
Un operario de la limpieza, trabajando en una calle de Barcelona

bruselas –La Comisión Europea (CE) prevé que España sea la economía de la Unión Europea (UE) más golpeada por la pandemia este año, con una caída de su producto interior bruto del 12,4%, superior a la proyectada en julio, y un aumento de la tasa de paro hasta el 16,7 %. Las previsiones macroeconómicas publicadas ayer jueves por el Ejecutivo comunitario empeoran además el rebote proyectado para 2021, cuando el PIB aumentaría un 5,4% frente al 6,1 % calculado en verano, mientras que para 2022 esperan que crezca el 4,8%.

Aunque ninguna economía europea se salva de la caída provocada por el covid-19, el desplome de España este año será el más acusado de los Veintisiete, por delante de Italia (9,9%), Francia (9,4%), Portugal (9,3%) y Grecia (9%), y lejos de los retrocesos de otras grandes economías del euro como Alemania (5,6%) o Países Bajos (5,3%). El nivel de desempleo en España, por su parte, escalará al 17,9% en 2021 y se reducirá al 17,3% en 2022, también los niveles más altos de la UE.

El comisario de Economía, Paolo Gentiloni, atribuye el mayor impacto a que "la segunda ola ha golpeado a España antes que a otros países" y a la estructura de la economía nacional, en la que tiene gran peso sectores como el turismo, muy afectado por las restricciones.

El comisario subrayó, sin embargo, que en 2021 crecerá por encima de la media europea y que el análisis de Bruselas "no pone en cuestión" las decisiones del Gobierno español. "Continuaremos cooperando y tengo total confianza en la acción del Gobierno para afrontar esta difícil situación", dijo.

frenazo tras la segunda ola El repunte de las infecciones en otoño y las nuevas restricciones para contenerlas han frenado en España, como en el resto de la UE, el fuerte rebote de la economía registrado en verano tras un desplome récord, del 22,1% del PIB, en la primera mitad del año.

A partir de 2021, Bruselas prevé que mejore el consumo y disminuya el ahorro de los hogares y que las exportaciones vuelvan a contribuir al crecimiento conforme se recuperan turismo y comercio.

Con todo, para finales de 2022 el PIB español seguiría un 3% por debajo del nivel previo a la crisis.

Bruselas considera que los ERTE y las prestaciones a los autónomos por cese de actividad "han hecho mucho para contener la pérdida de empleo, pero no han podido evitarla del todo", con lo que el paro seguirá subiendo en 2021 hasta el 17,9% y en 2022 se reduciría solo al 17,3%.

El impacto presupuestario de estas y otras medidas de contención del covid, que Bruselas cifra en el 1,3% del PIB, sumado a la caída de la recaudación tributaria, hará que el déficit público se dispare hasta el 12,2% este año. En 2021 se estrechará al 9,6% y en 2022 al 8,6%.

Se trata del déficit más abultado de la eurozona, según la Comisión, que recordó que las líneas de avales públicos activas por la pandemia (equivalentes al 14% del PIB), aunque son "un apoyo crucial", también suponen un riesgo para la perspectiva fiscal.

La contracción del PIB y el aumento del déficit elevarán la deuda pública 25 puntos este año, hasta el 120,3%, y esta seguirá creciendo hasta el 122% en 2021 y al 123,9% en 2022.

El peor desempeño de la economía española respecto a sus socios europeos se explica por la mayor dureza de las restricciones durante la primera ola y el mayor peso de sectores que requieren interacción social, como turismo, ocio y comercio, que necesitan además de mucha mano de obra, lo que se traduce en mayor pérdida de empleo.

También influyen el gran número de pymes y de contratos temporales, según fuentes comunitarias.

incertidumbre La Comisión esboza un panorama más pesimista que en el último cuadro macroeconómico elaborado por el Gobierno en octubre, que apuntaba a una contracción del PIB del 11,2% este año y un repunte del 7,2% el próximo, que se iría al 9,8% si se implementan todas las ayudas del plan de recuperación europeo.

Sin embargo, las previsiones de Bruselas están sujetas a un alto grado de incertidumbre, no solo por la falta de certeza sobre la pandemia, sino porque el informe no recoge los datos del PIB del tercer trimestre, que llegaron tras la fecha de corte (22 de octubre) y en el caso de España arrojaron un rebote mayor del esperado, del 16,7% del PIB.

Tampoco reflejan el "potencial impacto positivo" de las medidas que el Gobierno incorporó en su borrador de plan de recuperación para utilizar los 27.000 millones que espera recibir en 2021 del Fondo de Recuperación, que sería de 2,5 puntos de PIB, según cálculos de Madrid.

hacienda

no contemplan los fondos europeos

Matización de Montero. La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, considera que las previsiones de Bruselas están "en la línea" de las del Gobierno y que el pronóstico de la Comisión Europea no contempla el impacto de los fondos europeos ni el alza del PIB del tercer trimestre del 16,7%. Bruselas rebaja al 5,4% el crecimiento del próximo año y Montero señala que hay que compararlo con la previsión del Gobierno de un avance del 7,2% sin contemplar la inyección "extraordinaria" de más de dos puntos de los fondos europeos. La previsión del Gobierno, contemplando su impacto, apunta a un alza del 9,8%