El 76,2% de los negocios en Euskadi presenta expectativas malas o muy malas

Ocho de cada diez negocios se ha visto afectado negativa o muy negativamente por el cierre obligatorio de sus actividades no esenciales

04.05.2020 | 12:37
Imagen de un hotel de Bilbao, sector muy afectado por la crisis del coronavirus

El 76,2% de los negocios en Euskadi presenta expectativas malas o muy malas derivadas de la crisis creada por el coronavirus y la máxima preocupación de las empresas vascas es mantener la actividad productiva y el empleo, según datos de la encuesta de Eusko Ganberak-Cámaras Vascas.

De acuerdo a esta encuesta, la actual situación de crisis genera un nivel de incertidumbre "muy elevado" en los negocios de Euskadi y es la "máxima preocupación" para las 1.433 empresas consultadas (8,8 puntos sobre 10).

En concreto, para Hostelería, Restauración y Alojamiento y para el Comercio y Reparación con prohibición de abrir, la intensidad de la preocupación es de 9,5 y 9,4 puntos, respectivamente. Por el contrario, los niveles más bajos corresponden al sector Primario (7,8) y al Comercio y Reparación sin prohibición de abrir (8,2). Por lo tanto, son las empresas más pequeñas las que, en general, presentan un valor más elevado (9,0).

La encuesta apunta también a que la mayoría de las compañías apuesta por una recuperación que oscilará entre uno y dos años y consideran que los factores determinantes para la salida de la crisis sanitaria serán la activación de la economía local, seguido por las ayudas del estado, una respuesta unificada a nivel europeo y la esperada vacuna contra el Covid-19. Además, un 15,1% que opina que la crisis "se quedará", generando un entorno socioeconómico distinto.

En este sentido, las empresas son más optimistas respecto a la recuperación de la economía vasca que con su propio negocio, que sitúan en 3,9 puntos sobre diez, mostrándose con un mayor optimismo la logística (4,3), la industria (4,2) y los otros servicios (4,2). Por su parte, la recuperación de sus los negocios la sitúan en 3,6 puntos, donde el sector primario (4,7), la logística (4,5) y la industria (4,2) son los más optimistas.

PERSPECTIVAS DEL NEGOCIO

Las perspectivas del negocio de las empresas vascas han cambiado radicalmente, ya que, si antes de la crisis un 73,7% de los negocios presentaba expectativas buenas o muy buenas, en la coyuntura actual un 76,2% habla de malas o muy malas previsiones.

Según la encuesta, todos los sectores indican un desplome importante, una caída que se agudiza en Hostelería, Restauración y Alojamiento, y en el que agrupa al Comercio y Reparación con prohibición de abrir. Las microempresas, con menos de diez trabajadores, son las que presentan un mayor recorte en sus expectativas.

EXPECTATIVAS DEL NEGOCIO POR SECTORES

Por otro lado, ocho de cada diez negocios del País Vasco (79,2%) se ha visto afectado negativa o muy negativamente por el cierre obligatorio de sus actividades no esenciales. El indicador del nivel de afectación por la obligación de cerrar se sitúa en 3,9 sobre un total de 5 puntos.

Los sectores de Comercio y Reparación con prohibición de abrir (4,8 puntos), Hostelería, Restauración y Alojamiento (4,7 puntos) y Construcción (4,2 puntos) son los que registran los valores más elevados. En el caso de las empresas más pequeñas, con plantilla inferior a diez trabajadores, el valor es de 4,2 puntos.

La encuesta señala que, si bien una mayoría de las empresas vascas ha mantenido su posición competitiva (62,5%), una de cada tres empresas (32,7%) ha visto cómo la pandemia repercutía de manera negativa en su posición competitiva, y únicamente un 4,8% opina que la ha mejorado. El sector más castigado es el Comercio que actualmente tiene prohibido abrir.

Por otra parte, un 21,1% de las empresas ha encontrado dificultades a la hora de reiniciar su actividad por no ser esencial, básicamente por la falta de pedidos (31,1%), dificultades de tesorería (17,7%) y por las medidas de seguridad implementadas (13,9%).

Otro dato es que para un 79,6% de los negocios encuestados por las Cámaras Vascas la epidemia covid-19 ha supuesto una disminución de los ingresos superior al 20%. Concretamente, para un 45,7% representa una reducción de entre el 20% y 49%, para una de cada cinco empresas de entre el 50% y el 75%, y para el 13,6% un descenso que supera el 75%. Un 3,9% indica que la reducción de ingresos supone el cese de su actividad económica.

Tres son las principales razones que determinan la caída de ingresos como son la falta de demanda, la imposibilidad de llevar a cabo la actividad y el cierre por obligación legal.

En relación con el empleo, aunque un 57,1% de los negocios de Euskadi no tiene previsto variar la dimensión de su plantilla por la crisis sanitaria, el 41,7% apunta consecuencias negativas y un 13,8% prevé reducirla en más del 25%.

Por otra parte, un tercio de los negocios (34,7%) dice el covid-19 le ha hecho perder clientes. Una situación más problemática para un 17,5% que ha perdido sus clientes más importantes y resulta "preocupante" el 48% que, aunque indica que no ha perdido todavía clientela, prevé perderla en el futuro.

En cuanto a las posibles consecuencias de la crisis sobre el área logística, la encuesta de Eusko Ganberak revela que un 28,5% de las empresas vascas declara haber tenido problemas en el aprovisionamiento, un 28% dificultades en la distribución y el 20,7% falta de stocks.

A corto plazo, tres cuartas partes de las compañías vascas presentarán una situación complicada en cuanto a la liquidez y algo más de la mitad (56,7%) considera que la crisis provocará un incremento de morosidad por parte de sus clientes. Las obligaciones de pago que más preocupan son los impuestos (71%), los sueldos y salarios (67,2%) y los pagos a la Seguridad Social (66,6%). Asimismo, plantean dificultades por el pago de préstamos financieros (43,5%) o los arrendamientos inmobiliarios (37,2%).

Entre las principales medidas organizativas que se plantean las empresas para hacer frente a la enfermedad se encuentran las de incrementar las medidas de protección para los trabajadores (74,6%), reducir/redistribuir la jornada (49,5%), la implementación o el incremento del teletrabajo (48,4%), así como la reorganización física de los puestos de trabajo para mantener las distancias de seguridad (37,4%).

Y, entre las medidas empresariales destacan la reducción de la actividad (48,9%), la solicitud de avales y ayudas (47,9%), la revisión de los contratos con clientes y proveedores (39,1%) y la revisión de los planes de contingencia (35,5%).

Por otra parte, entre las previsiones de cambios futuros en la operativa del negocio se señalan explorar nuevos mercados y clientes (56,7%), potenciar nuevos canales de información positiva (52,1%), la flexibilización de horarios y las medidas de conciliación (46,6%), el establecimiento de más planes de contingencia (43,8%), el desarrollo de canales de venta online (41%) y la implementación del teletrabajo (39,8%).

MEDIDAS "INSUFICIENTES"

El 80% de los negocios encuestados califican las medidas de las distintas Administraciones Públicas como insuficientes. En concreto, un 40,9% las considera insuficientes pero adecuadas, un 42,8% insuficientes y un 9,1% totalmente equivocadas.

Aunque la mayor parte de los efectos de la crisis del Covid-19 son negativos, un 26,2% de las empresas vascas considera que también pueden abrir oportunidades para ciertos negocios. Los sectores de Logística y Otros servicios son los que manifiestan un mayor optimismo, mientras que Hostelería, Restauración y Alojamiento se sitúan en el extremo contrario.

Respecto a las plantillas laborales, las empresas grandes son las más optimistas de cara a encontrar nuevas oportunidades cuando se recupere totalmente la actividad. En concreto, así lo expresan las organizaciones de más de 250 empleados, mientras que esta proporción cae al 21,6% en el caso de empresas de menos de 10 trabajadores.

noticias de deia