La diferencia se llama Zabaleta

Olaizola II y el de Etxarren suman su octavo punto del Masters y encarrilan su presencia en las semifinales

06.09.2020 | 01:09
José Javier Zabaleta dio un recital en Lezama. Foto: Borja Guerrero

Olaizola II-Zabaleta22

Elezkano II-Aretxabaleta13

Duración: 53:34 minutos de juego.

Saques: 1 de Olaizola II (tanto 8).

Faltas de saque: Ninguna.

Pelotazos: 457 pelotazos a buena.

Tantos en juego: 8 de Olaizola II, 6 de Zabaleta y 5 de Elezkano II.

Errores: 1 de Olaizola II, 7 de Zabaleta, 3 de Elezkano II y 4 de Aretxabaleta.

Marcador: 0-1, 1-1, 1-2, 32-2, 2-3, 3-3, 6-3, 6-4, 9-4, 9-5, 10-5, 10-7, 11-7, 11-8, 12-8, 13-9, 13-10, 17-10, 17-11, 21-11, 21-13 y 22-13.

Apuestas: Se cantaron posturas de salida de 100 a 30 a favor de Olaizola II-Zabaleta.

Incidencias: Partido correspondiente a la duodécima jornada de la liguilla de cuartos de final del Masters CaixaBank de la LEP.M disputado en el frontón Municipal de Lezama. En el primer partido, Darío-Oier Etxebarria ganaron a Bakaikoa-Larunbe (22-10).

Bilbao – Aimar Olaizola y José Javier Zabaleta tienen pie y medio en las semifinales del Masters CaixaBank veraniego. Conquistaron ayer su octavo punto a costa de Danel Elezkano y Andoni Aretxabaleta en un frontón de Lezama que registró una bonita entrada. Los vizcainos tuvieron que soportar la percusión del zaguero de Etxarren, que sigue marcando las diferencias en un dueto construido para alcanzar altas cotas en el campeonato. Alma de rock y manos de orfebre, el guardaespaldas está con confianza y arropa al veterano puntillero, visiblemente mejorado tras el duelo de la pasada semana en Bilbao y que terminó como el pelotari más activo del cuarteto, para enderezar cualquier cuestión complicada. Zabaleta es el Señor Lobo. Zabaleta arregla problemas. Zabaleta es un manista mayúsculo. No solo pegó y cubrió –también cometió siete errores–, sino que buscó el tanto y mostró una imagen expeditiva. Zabaleta es espectáculo. Coleccionó derechazos como para colapsar Youtube. Tiene brillo.

Y, en medio de ese torbellino, Andoni Aretxabaleta tuvo que bailar con la más fea. El zaguero de Markina-Xemein, sinónimo de trabajo en cada una de sus apariciones, no pudo controlar esa fuerza de la naturaleza, maniatado a kilómetros del frontis. El fuelle duró hasta el 13-10. Entretanto, Danel Elezkano trató de entrar en la ecuación con riesgo y agresividad. Aunque no tuvo excesivas oportunidades de remate claro, sí que anduvo entonado. Sobre todo, hizo mucho daño con las cortadas rápidas por la pared y los remates agresivos.

Dominaron los colorados el luminoso desde la igualada en el segundo cartón. Entre el músculo de Zabaleta y el acierto de Aimar, los navarros se pusieron por delante (6-3). Aun así, no consiguieron despegarse de los vizcainos.

Tras el 10-7 –una escapada al ancho de José Javier–, las dos combinaciones se enzarzaron en un cara a cara hasta el 13-10. Danel falló un remate y Zabaleta agregó una cortada con efecto para sumar muescas en su cuenta personal. El de Etxarren fue el amo hasta el 18-11, una dejada al txoko marca de la casa. Después del segundo descanso largo, Olaizola II resolvió el partido por arte de birlibirloque. Encadenó dos saque-remates y un buruzgain (21-11). Los jueces dieron fuera un gancho claro del goizuetarra, pero el error no cambió el rumbo del transatlático. Zabaleta, valiente, falló una cortada a la chapa, pero resolvió Aimar con un gancho (22-13).