España 28 - 26 Japón

Paso firme de España hacia cuartos

La selección española de balonmano femenino sufre para ganar a Japón y continúa invicta en el Mundial

09.12.2021 | 00:52
Jennifer Gutiérrez remata de forma acrobática ante la portera japonesa.

España 28

Japón 26

ESPAÑA: Navarro, Castellanos, Carmen Martín (2), Espínola, Alicia Fernández (3), Barbosa (5), Jennifer Gutiérrez (3), Gassama (2), Campos (1), Arderius, Etxeberria (5), Sole López, Almudena Rodríguez (4), Ainhoa Hernández (1), Arcos (2) y Mireya González.

JAPÓN: Kametani y Baba, Fujita, Kitahara, Sahara (1), Nagata (1), Yoshidome, Aizawa (7), Ohyama (1), Matsumoto (7), Iwabuchi, Kondo (3), Nakayama (5), Yamamoto, Hattori (1) y Ohmatsuzawa.

Parciales: 3-1, 7-4, 9-6, 10-10, 12-11 y 15-15 (al descanso); 17-16, 19-17, 21-19, 24-21, 25-23 y 28-26.

Árbitros: Krichen y Makhlouf (Túnez) excluyeron a las españolas Espínola y Gutiérrez; y a Sahara, Aizawa y Kitahara de Japón.

Incidencias: Partido disputado en el Palacio de los Deportes de Torrevieja (Alicante).

Nadie dijo que un Mundial fuera fácil. Ni aunque llegaras con pleno de victorias a la ronda principal. La selección estatal de balonmano femenino sufrió en su estreno en la segunda fase del Mundial de España, pero supo sobreponerse a las adversidades para vencer (28-26) a una Japón gloriosa que puso en demasiados aprietos a las entrenadas por José Ignacio Padres. Para que estas continuaran invictas en el torneo y siguieran en la terna de favoritas para acceder a los cuartos de final. Cuatro de cuatro. Es el bagaje de las guerreras en este Mundial. Cuatro de cuatro aunque, para ser sinceros, tan solo el rival nipón le puso hasta el momento en serios aprietos. Antes, los rivales ni le tosieron. Antes, marcharon confiadas. De goleada en goleada. Pero llegó Japón para ponerles los pies en el suelo. Para que la selección española tirara de realismo, trabajo y pragmatismo para sumar dos nuevos puntos que le acercan mucho a los cuartos.

Porque el duelo de ayer miércoles comenzó igualado. De toma y daca. Gol marcado, gol recibido. Cierto es que las estatales lograron una ventaja de dos tantos, pero en cuanto las colegiadas les dejaron en inferioridad numérica, Japón aprovechó la tesitura para ponerse a su altura. De hecho, las niponas pudieron marcharse al descanso uno arriba, pero un tanto casi sobre la bocina de Maitane Etxeberria empató el partido (15-15). La segunda parte sirvió para que España valorara a su rival como se merece. Como alguien que, si se despistaba, le podía ganar. De hecho, las japonesas siguieron aplicándose a fondo. Enchufadas. El empate fue una constante. Hasta que apareció la portería estatal. Silvia Navarro le dio a sus compañeras dos goles de distancia. Un poco de aire con el que jugar más tranquilas. Con el que gustarse. Porque las niponas siguieron vivas en el encuentro, pero el tiempo, que se extinguió, jugó en su contra. Por lo que la bocina final llegó con un tanto de la japonesa Sahara, aunque fuera irrelevante para el resultado. Y es que España se llevó dos sufridos puntos que la mantienen invicta en el Mundial y a un pasito de los cuartos.

el camino


El siguiente encuentro de las guerreras será mañana viernes (20.30 horas) ante Croacia, un rival que consiguió sumar ayer miércoles ante Argentina en un duelo que le resultó más sencillo de lo que las estadísticas definían. Asimismo, la selección estatal de balonmano femenino terminará su participación en la ronda principal ante Brasil (domingo, 20.30 horas). Ante el favorito para acabar como primero de grupo. De hecho, el combinado sudamericano acumula seis puntos, los mismos que España, después de que ayer ganara 38-31 a Austria gracias, sobre todo, a la actuación de sus guardametas. Y es que Barbara Arenhart marcó tres tantos desde su área mientras que su compañera bajo palos Renata Lais logró uno mientras el diezmado combinado centroeuropeo arriesgaba su participación en el Mundial atacando con portería vacía.

noticias de deia