La coraza como garantía

La selección española al menos puede alardear de ser el equipo de todos los competidores en la Eurocopa que menos remates ha recibido

27.06.2021 | 01:14
Eric García y Unai Simón, entrenando ayer en Las Rozas.

La presión alta e intensa y el manejo de la posesión, con una media del 68,7 por ciento, dos señas de identidad de España, son también los mejores mecanismos defensivos del equipo de Luis Enrique Martínez, la selección que menos remates ha recibido en la primera fase de la Eurocopa 2020 junto a Italia, con nueve tiros, dos nada más sobre sus porterías.

"No hay ninguna duda de que somos un equipo difícil de batir. Jugar contra nosotros nunca es fácil", proclamó el técnico en la víspera del enfrentamiento decisivo contra Eslovaquia que solventó con cinco goles y con ningún disparo rival sobre su portería. Ni siquiera una oportunidad. Nada más permitió dos tiros. Ninguno de los dos con destino correcto. No exigió ninguna parada a Unai Simón.

La reafirmación del seleccionador es indudable desde los números: el combinado español está invicto en sus últimos diez partidos (no pierde desde el 1-0 con Ucrania del 13 de octubre de 2020) y sólo ha sufrido esa derrota en los 15 duelos de la segunda etapa dirigidos por Luis Enrique Martínez o en sus 25 encuentros más recientes entre el actual técnico y el relevo temporal de Robert Moreno.

En esta Eurocopa no es la menos goleada (ha encajado una diana mientras que tanto Italia como Inglaterra han terminado imbatidas la fase de grupos) ni la que más balones ha recuperado (es la decimoquinta en ese sentido, con 115, 40 menos que Países Bajos con 155), pero sí ha limitado más que nadie los tiros rivales.

Entre sus tres adversarios en el grupo E, entre Suecia (0-0), Polonia (1-1) y Eslovaquia (0-5), sólo lograron proponer nueve remates sobre la portería de Unai Simón, dos nada más entre los tres palos, los dos de Robert Lewandowski. Uno lo paró y otro fue gol. Otros dos fueron al poste, uno ante Suecia y otro ante Polonia. En la primera cita, Suecia lanzó dos veces, una sola a su marco.

Nada más Italia, la mejor de todas en la primera fase en cuanto a puntos (nueve, junto a Países Bajos y Bélgica) y diferencia goleadora (+7, entre los siete tantos anotados y cero encajados) ha promediado tan pocos remates en contra como España, a la que, con un poco más de gol, le habría bastado para ser primera de su cuarteto.

¿El mismo equipo? 

Por otro lado, la selección española completó el que puede ser último entrenamiento en su cuartel general, la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, donde si vuelve a ejercitarse será la mejor de las señales, el paso a semifinales, ya que los octavos de final ante Croacia y unos hipotéticos cuartos, los encarará sin regresar a España.

De momento el foco está puesto en Croacia, rival con el que la selección española tiene cuentas pendientes.

Luis Enrique medita si repetir equipo por primera vez desde que es seleccionador. Nunca antes lo hizo, pero el buen resultado que dieron los cambios ante Eslovaquia acercan la opción de mantener a Azpilicueta en el lateral derecho y a Pablo Sarabia completando el tridente junto a Gerard Moreno y Morata. Lo terminará de perfilar hoy en el Parken Stadium, donde España se ejercitará a las 18.30 horas.

noticias de deia