El pueblo de Amorebieta seguirá la Segunda División a distancia

Hosteleros, comerciantes y el alcalde de Amorebieta muestran su descontento con la decisión de LaLiga de considerar "no apto" a Urritxe para acoger los partidos de segunda

04.06.2021 | 00:59
Un operario trabaja en el césped de Urritxe en la mañana de ayer jueves.

El miércoles se hizo oficial. El campo de Urritxe es "no apto" para la disputa de partidos de LaLiga SmartBank, y su adaptación para poder albergar esta competición la próxima temporada "es igualmente inviable" debido a "la cuantía de la inversión necesaria y el plazo de ejecución previsible". Estas fueron las principales conclusiones del informe que LaLiga remitió a la Sociedad Deportiva Amorebieta después de la visita que responsables de la competición hicieron el pasado 27 de mayo al campo municipal de Amorebieta. Aunque esta decisión era de esperar, la noticia cayó como un jarro de agua fría en la localidad zornotzarra, que hace dos semanas vibraba ilusionada con la gesta de sus jugadores. Y es que por primera vez en su historia, el Amorebieta jugará en la división de plata del fútbol estatal.

El ascenso del conjunto zornotzarra era una de las mejores noticias que podía recibir la localidad tras el duro golpe de la pandemia. Y es que el éxito deportivo podía tener un impacto en la economía local. En este sentido, los hosteleros y comerciantes se frotaban las manos visionando a las aficiones rivales que cada dos semanas visitarían Amorebieta con el objetivo de animar a su equipo y de paso gastar un buen puñado de euros en los bares, restaurantes y comercios de la localidad. En la jornada de ayer jueves los hosteleros se mostraban decepcionados con el hecho de que los partidos no puedan disputarse en Urritxe. "Tengo un rebote que prefiero no decir nada", aseguró el responsable de un céntrico bar de la localidad.

Otro hostelero tocado por la decisión de LaLiga era Iñigo Etxebarria. Responsable del restaurante El Cojo y socio del Amorebieta, destacó que "como aficionado es una ilusión tremenda que el equipo juegue en Segunda División, pero como hostelero una pena". "Lo que iba a ser una fiesta cada dos semanas en el pueblo veremos cómo se gestiona a partir de ahora. Y es que el hecho de que la afición contraria pasara por el pueblo era muy interesante para la economía local. También tengo que decir que entiendo que no es una decisión que esté en manos del club ni del Ayuntamiento", valoró el responsable de este negocio familiar.

En el apartado de comercios, 38 años lleva calzados Arri atendiendo a sus clientes. Mariasun Etxebarria, responsable de la tienda, lamentó la imposibilidad de jugar los partidos en el municipio: "Es una pena terrible porque nos agarrábamos a la esperanza de que finalmente igual se podía jugar en Urritxe. La verdad que Amorebieta no es un destino muy turístico y la idea era que la gente pasase por el pueblo con el consiguiente empujón para la hostelería y comercio local".

jarro de agua fría
 

En esta línea se mostró también el alcalde de Amorebieta, Andoni Agirrebeitia, que recordó su infancia muy cerca del conjunto zornotzarra. "Yo fui un asiduo de Urritxe de los 5 a los 15 años. Mi padre era muy del Amorebieta y me llevaba a ver los partidos tanto en casa como fuera. Primero en Preferente y luego en Tercera", repasó con cariño el primer edil ."La decisión de que en Urritxe no se iba a poder jugar era esperada, pero ha caído como un jarro de agua fría. Tenemos que mantener la ilusión que supuso este ascenso y haremos todo lo posible para atraer a las aficiones a visitar Amorebieta", aseguró Agirrebeitia.

La entidad que preside Jon Larrea tiene ahora de plazo hasta el próximo día 12 para proponer a LaLiga dos alternativas al campo de Urritxe.

"Haremos todo lo posible para atraer a las aficiones a visitar Amorebieta"

andoni agirrebeitia

Alcalde del Amorebieta

"Como aficionado es una ilusión tremenda jugar en Segunda, pero como hostelero es una pena"

iñigo etxebarria

Hostelero de Amorebieta

 

Noticias relacionadas

 
noticias de deia