Tercera división

El Sestao River, a 90 minutos del ascenso

Gana por la mínima al Anaitasuna y hoy conocerá su rival en la final por el ascenso de la próxima semana

30.05.2021 | 01:16
El River se medirá al ganador del encuentro de hoy entre Vitoria y Urduliz.

Sestao River1

Anaitasuna0

SESTAO RIVER: Barandiaran, Markel Bravo (Min. 61, Huidobro), Mateo, Jaime, Daiki, Huete, Elorza (Min. 75, Borja Álvarez), Isuskiza (Min. 81, Portillo), Pascual, Aitor Villar y Juste (Min. 75, Buján).

ANAITASUNA: Mikel Ruiz, Izagirre, Azkoitia, Odriozola (Min. 82, Guilló), Eskurtza, Aranbarri (Min. 55, Ander), M. Aramendi, Pastrian, Arzalluz, Ugarte (Min. 55, Xabi) y J. Aramendi (Min. 71, Aranda).

Gol: 1-0: Min. 39; Elorza.

Árbitro: Bilal Jebari. Expulsó (Min. 78) a Mateo por doble amonestación. Amonestó a Isuskiza y Huete por el Sestao y a Aranbarri por el Anaitasuna.

Incidencias: Sin público en Las Llanas.

Un solitario gol de Jon Elorza dio al River la victoria por la mínima frente al Anaitasuna y le permite superar el primer escollo en este play-off que vivirá su encuentro definitivo el próximo fin de semana. El Sestao tendrá que enfrentarse al ganador del duelo entre Vitoria y Urduliz que se disputa hoy en Ipurua y, tal como ayer, contará a su favor con el hecho de jugar en Las Llanas y con la validez del empate para lograr su objetivo: lograr un ascenso cuatro años después de bajar a Tercera división.

El River manifestó un dominio y una superioridad a lo largo del encuentro, si bien fueron los azkoitiarras los primeros en disponer de claras ocasiones. A los cuatro minutos, los locales se vieron sorprendidos con un balón al espacio que dejó a Arzalluz solo ante Barandiaran. Sin embargo, el disparo del delantero se fue muy desviado. Poco después Aramendi, que lo había intentado con un disparo despejado por la zaga, protagonizó una buena jugada por la izquierda pero se quedó sin gasolina para meter un centro en condiciones.

Al River le costó desperezarse pero, una vez que lo hizo, apenas hubo ya opción para los guipuzcoanos. Un gran centro de Juste en que el portero Mikel Ruiz salió en falso no lo pudo aprovechar Elorza. Seguido, Aitor Villar se sacó de la bota un derechazo desde fuera del área muy bien respondido por el guardameta, que envió a córner con una buena mano.

Sin embargo el guardameta con un par de gruesos errores, iba a propiciar la siguiente ocasión para los locales y también el gol que desequilibró la eliminatoria. En ambas ocasiones, un mal control fue la clave. En la primera jugada, tras controlar mal en una cesión, Elorza pudo ganar en la presión a Azkoitia y ceder a Pascual, quien habilitó para Juste; el extremo, sin embargo, hizo lo más difícil disparando fuera cuando lo más factible era el gol. A la siguiente, otro fallo en el control permitió a Pascual dejársela a Elorza, que solo tuvo que empujar a puerta vacía el definitivo 1-0. Todavía pudo hacer Pascual el segundo justo antes del descanso, pero el poste rechazó el remate acrobático tras un balón desde la derecha.

En la segunda mitad decayó bastante el ritmo aunque siguió siendo el conjunto local el que llevaba la batuta ante un Anaitasuna que no dio con la tecla. A ello contribuyeron sin duda tanto Jaime como Daiki, uno de los destacados dando sentido al juego de los verdinegros. Isuskiza, que también completó un gran encuentro, lo intentó con un disparo lejano a las nubes y Elorza siguió percutiendo por su banda. En uno de sus centros Juste no llegó al remate con Mikel Ruiz ya superado. Ya casi al final, Mateo vio la doble amarilla, rigurosa, por dos faltas casi seguidas y ello añadió algo de emoción a los minutos finales, en que los guipuzcoanos lo intentaron sobre todo a base de balones parados bien resueltos por Barandiaran. Al final el marcador no se movió y el River tiene a noventa minutos el sexto ascenso en 25 años.

noticias de deia