Barcelona 4 - Alavés 1

El Barça se resetea

El conjunto azulgrana golea a un alavés ultraconservador gracias a un Messi que desatascó el partido y cierra 2019 como líder de la liga

22.12.2019 | 10:55
Leo Messi se va en velocidad de Wakaso, Duarte y Manu durante el encuentro de ayer.

BARCELONA. El Barcelona cerró el 2019 con una nueva goleada, esta vez contra el Alavés (4-1), en la que Lionel Messi volvió a ejercer de desatascador, cuando con un 2-1 su equipo estaba pasando un mal momento, y el argentino se volvió a inventar una gran jugada que acabó en gol, su número 50 en 58 partidos en este año.

Plácida primera parte de un Barça muy superior a un Alavés que planteó un partido de corte defensivo, dejando arriba a un solitario Lucas, que se vio incapaz de superar a los centrales azulgrana. El Barcelona tuvo el balón, se sintió con pocos espacios en la zona de creación, pero supo cómo romper la nutrida defensa propuesta por Asier Garitano, enviando balones altos o diagonales a las bandas. En una de estas, Griezmann abrió el marcador en el minuto 14, tras un centro de Suárez, conectando un disparo certero al fondo de las mallas. El Alavés apenas inquietó la meta de Ter Stegen en la primera mitad. En el tramo final, el Barcelona buscó con insistencia el segundo, y lo encontró en el minuto 45, cuando Arturo Vidal marcó desde dentro del área, tras recibir un pase de Suárez.

El dominio azulgrana se extendió al segundo periodo, en el que el Alavés volvió a echar un paso atrás, pero sin perder la firmeza de su defensa, que en el 51 se adelantó para que el colegiado anulara un gol de Griezmann por fuera de juego. Del posible 3-0, se pasó al 2-1. El Alavés despertó del letargo y creyó que sus opciones, como cuando un pase largo por la banda a Duarte fue cazado por Pere Pons para recortar distancias.

El Barcelona volvió a mostrar su debilidad mental y en un pase comprometido atrás de Sergi Roberto, Ter Stegen y Piqué se liaron ante la presencia de Luis Rioja, y acabó con el meta tirando desde fuera del área el balón a córner. El Barça se empequeñeció y el Alavés se agigantó, hasta el punto de que en un nuevo córner Lucas, de cabeza, remató un balón que rozó el palo. Entonces, Messi, Balón de Oro y Bota de Oro en el 2019, hizo de Messi. Cuando el Barça estaba desconcertado, el argentino tomó el balón, se acercó a la frontal y con cuatro rivales rodeándole, se sacó un disparo potente que entró entre los tres palos. El Barcelona respiró y el Alavés recibió un nuevo revés cuando el VAR avisó de una mano de Martín, que vio amarilla, y provocó una pena máxima, que transformó Suárez.

BARCELONA: Ter Stegen, Sergi Roberto (Min. 85, Semedo), Piqué, Umtiti, Jordi Alba, Vidal, Sergio Busquets (Min. 80, De Jong), Aleñá, Messi, Suárez (Min. 85, Carles Pérez) y Griezmann.

ALAVÉS: Pacheco, Martín, Ely, Ximo Navarro, Duarte; Aleix Vidal (Min. 85, Burke), Javi Muñoz (Min. 54, Luis Rioja), Pere Pons, Manu, Wakaso (Min. 70, Joselu) y Lucas.

Goles: 1-0: Min. 14; Griezmann. 2-0: Min. 45; Vidal. 2-1: Min. 56; Pere Pons. 3-1: Min. 69; Messi. 4-1: Min. 75; Suárez, de penalti.

Árbitro: Melero López, del comité andaluz. Mostró tarjeta amarilla a Jordi Alba y Umtiti del Barcelona; y a Aleix Vidal, Martín, Ely Wakaso del Alavés.

Incidencias: Unos 63.000 aficionados en el Camp Nou.