“Gaizka tiene que ser Gaizka y no el hijo de Aitor Larrazabal”

09.02.2020 | 03:56

Barakaldo - ¿Cómo ha vivido el proceso de renovación de su hijo, Gaizka Larrazabal, con el Athletic?

-Ha sido una noticia fantástica para Gaizka el hecho de tener un hueco en la plantilla del Athletic el año que viene, algo que colma la aspiración de cualquier socio o seguidor del club, como es el caso del propio Gaizka desde que era muy pequeño. Merced a su trabajo en los últimos años, a la ilusión y a la progresión que ha tenido en el Danok Bat, en el Zamudio y los dos años en el Bilbao Athletic, ahora tiene ese lugar en la plantilla. A partir de ahora, con su trabajo tiene que demostrar que es válido para el Athletic y ganarse la confianza del entrenador.

¿Cómo valora el hecho de ser la tercera pareja padre-hijo en la historia del Athletic?

-Por lo que me ha llegado, solo existen anteriormente el caso de los Uribe y los Cedrún, con lo que sí que es algo excepcional, pero a la vez curioso que en 121 años y con todos los jugadores que han pasado por el Athletic, solo se haya dado tres veces el caso de que padre e hijo juegan en el equipo. Me parece un dato para recordar pero más como una efeméride que otra cosa. En cualquier caso, todavía tendrá que debutar y demostrar que tiene fútbol en las botas como para jugar muchos años en el primer equipo y para aportar. Al final, lo más importante siempre es el equipo y no mirarnos al ombligo como jugadores.

Será curioso ver debutar a aquel a quien dedicaba los goles con el chupete...

-Guardo los chupetes con los que dedicaba los goles a Gaizka y Ander y, efectivamente, a Gaizka se le recordará como "el del chupete", aunque él tiene que ser Gaizka Larrazabal y no el hijo de Aitor. La verdad que con los años, lo veo como algo entrañable y ahora que es jugador del primere equipo es motivo de alegría y también de nostalgia, porque sirve para darse cuenta de lo rápido que pasa la vida.

La temporada del Athletic, ¿ha sido un éxito por la remontada que ha protagonizado o un fracaso por no alcanzar Europa?

-Este año hemos tenido un Athletic de dos caras. Por un lado, un equipo al que en la primera vuelta Berizzo no supo hacer reaccionar; y por otro lado, un equipo armado desde la defensa por Gaizka Garitano, que ha hecho muy buenos números. Creo que no hay que restarle valor por no haber obtenido la clasificación para Europa.

¿Qué opina sobre el final que ha tenido Susaeta?

-Sin conocer los pormenores del tema, creo que el Athletic debería dar ejemplo en el tratamiento a sus jugadores. En mi época, la llegada de Ugartetxe a la presidencia tampoco ayudó a que me pudiera despedir de la mejor manera.