Pello Bilbao se impone tras una lección de descenso en la etapa del Tour de los Alpes

El ciclista vizcaino ha pasado al segundo puesto de la general, que sigue liderando Simon Yates

22.04.2021 | 16:15

Un espectacular descenso del puerto que conducía a meta permitió al vizcaino Pello Bilbao (Bahrain Victorious) imponerse en la cuarta etapa del Tour de los Alpes disputada entre Naturns y Pieve y pasar al segundo puesto de la general, que sigue encabezada por el británico Simon Yates (BikeExchange).

Pello Bilbao (Gernika, 31 años) alcanzó un triunfo brillante tras arriesgar a fondo en un complicado descenso, lo que le permitió enlazar con el líder Simon Yates y el ruso Alexander Vlasov (Astana), que marchaban en fuga, y remachar a ambos en la recta de meta .

El ciclista vasco marcó en meta un tiempo de 4h.39:42 en los 168 kilómetros de recorrido, dando tiempo al trío que discutió el triunfo. En la cuarta plaza se situó el colombiano Nairo Quintana, a 58 segundos.



Salvó el día con solvencia Simon Yates, quien aumentó las distancias en la general, si bien con otros protagonistas. Pello Bilbao ocupa la segunda plaza del podio provisional a 58 segundos del británico y la tercera es para Vlasov, a 1.06, a falta de una sola etapa.

GIRO DE ITALIA

Gran actuación de Pello Bilbao en vísperas del comienzo del Giro de Italia que comienza el 8 de mayo, haciendo honor a los galones de líder del Bahrain.

"La llegada era buena para mí. Estaba convencido de que podía alcanzar la fuga. No se hacen estos descensos todos los días pero hoy había que arriesgar", dijo en meta.

Una jornada con tres puertos, solo 2 puntuables, el primero de ellos el Passo Campo Carlo Magno, la cara opuesta de Madonna du Campiglio, puerto mítico del Giro (1a,14,4 kms al 6 por ciento) por donde pasó la escapada del día compuesta por 9 hombres con una ventaja de 1.40 minutos.



Entre los fugados el ilustre Chris Froome, Luis León Sanchez (Astana), habitual en la escapadas, el austríaco Felix Grossschartner (Bora), que era el mejor clasificado de la general a 2.26 de Yates y el eritreo Amanuel Ghebreigzabhier.

El grupo aguantó unido a medida que los hombres del BikeExchange iban reduciendo las diferencias, las que se redujeron a cero a 20 kilómetros de meta, cuando empezó una nueva etapa.

Ineos empezó a imponer un ritmo elevado a medida que se aproximaba la segunda dificultad puntuable, el Passo Boniprati (9.1 kms al 6,5 por ciento", cuya cima estaba ubicada a 8 de meta. La escuadra del ruso Sivakov y del colombiano Daniel Martínez asumió el protagonismo, alejando el intento de los hombres del Arkea de decidir la magnitud de la marcha.

No pudieron marcar territorio los hombres de Nairo Quintana, a pesar del intento de Winner Anacona. El latigo del Ineos redujo el pelotón principal a 20 unidades subiendo el puerto de Boniprati, tratando de poner en apuros a Yates, que marchaba solo, sin compañeros, a expensas de posibles ataques de sus rivales.

Un arreón de Carthy a 4,5 kms del puerto hizo otra criba importante, reduciendo el grupo delantero a media docena de corredores. No estaba Sivakov, segundo de la general, lo que animó a Yates a tomar la batuta. El doble vencedor de la Vuelta se fue con facilidad con una arrancada marca de la casa, aunque se le pegaron a rueda Vlasov y Dan Martin.

Un líder autoritario en plena escalada, mirando como sus rivales iban cayendo de maduros. Pello Bilbao trataba de aguantar la crisis en un tercer grupo de supervivientes. El destrozo de Yates fue potente.

Yates y Vlasov hicieron migas. Doble y compatible interés. Uno por dejar más que hilvanada la victoria final, el ruso por la segunda plaza. Ambos coronaron con 10 segundos sobre Carthy, Hindley y Martin, y 14 respecto a Pello Bilbao.

Restaba el descenso, en carretera peligrosa, estrecha, con grava, plagada de curvas para valientes. Vlasov se puso delante, lanzando las ilusiones propias y ajenas, pero Yates se implicó en los relevos porque los perseguidores no estaban nada lejos.

Uno de ellos era Pello Bilbao. El vizcaino se lanzó a tumba abierta y se unió a Yates y Vlasov a 1,6 de meta. No solo los alcanzó, sino que se puso delante hasta agobiar al ruso, en apuros para seguir el ritmo del jefe de filas del Bahrain.

Los tres llegaron a la recta de meta. Bilbao, en gran momento de forma, entró a la refriega, y por velocidad también fue capaz de doblegar a Yates y Vlasov. Era su día.

Este viernes se disputa la quinta y última etapa, entre Valle del Chiese/Idroland y Riva del Garda, con un recorrido de 120.9 kilómetros. 
noticias de deia