Manu quiere el doblete para el Bidaideak Bilbao BSR

El Bidaideak Bilbao BSR quiere el más difícil todavía. Después de lograr su primera liga de su historia, los bilbainos disputan la fase final de la Copa a partir del sábado en Albacete. La plantilla quiere otro título

03.06.2021 | 01:04
El gallego Manu Lorenzo, con opciones de ir a los Juegos Paralímpicos de Tokio, aspira a todo con el Bidaideak Bilbao BSR.

NUNCA es suficiente en el deporte. Hacer un año histórico no es excusa para la relajación y eso lo saben muy bien en el Bidaideak Bilbao BSR. El conjunto bilbaino ha conquistado este curso su primer título de la División de Honor, pero la temporada todavía tiene batallas pendientes y la Copa aparece como la oportunidad perfecta para poner la guinda a un año sobresaliente. Los vizcainos arrancarán el sábado en Albacete ante el Gran Canaria la lucha por lograr el doblete. Tres partidos para mejorar lo que hace poco parecía impensable. El club cumplió un sueño y ahora busca el siguiente. En la misma situación está Manu Lorenzo (Mugardos, 1999). En sus primeros años en este deporte, el jugador gallego del Bidaideak Bilbao BSR no esperaba ganar una liga. Este año la ha conseguido, pero su techo no está aquí. Esta semana afronta el torneo del K.O. con motivación y en el horizonte aparecen unos Juegos Paralímpicos en los que tiene muchas opciones de participar.

En esa lista de objetivos, el primer reto de Lorenzo es la Copa. El Bidaideak Bilbao BSR sorprendió a muchos con su victoria en la División de Honor. Su nombre no apareció en las quinielas de los favoritos. Sin embargo, en la Copa la historia será diferente. Ahora, el club bilbaino es el rival a batir, el gran favorito. "Vendrán todos a por nosotros. Somos el equipo al que más rabia tiene toda la liga. Nos quieren ganar todos y en la Copa será así. Ilunion va a querer la revancha, Canarias también...", comenta el jugador gallego. Los canarios serán la primera piedra de toque para preparar este reto. En la División de Honor, los hombres dirigidos por Adrián Yáñez demostraron su potencial con sendas victorias, aunque en la Copa todo empieza de cero.

Pero la victoria en la División de Honor también tiene su peaje. Los jugadores deberán cambiar el chip y dejar atrás la euforia vivida para tratar de concentrarse plenamente en la cita copera. "Es difícil porque al fin y al cabo es un hecho histórico lo que acabamos de hacer. Estamos con recepciones, celebraciones, entrevistas... estamos encantados por ello porque nos sentimos orgullosos pero ahora tenemos esta semana para ponernos a tope", cuenta Lorenzo. Este triunfo también ha dado un poso de confianza al equipo. La moral está por las nubes y el Bidaideak Bilbao BSR cree de lleno en sus posibilidades. Este curso puede ser el del doblete y Lorenzo lo siente así: "Nos veo con muchas posibilidades en el primer partido. Sabemos a lo que juegan, ellos también a lo que jugamos nosotros, pero tirando para casa creo que somos mejores. Luego ya se verá qué pasa aunque veo factible ganar la Copa este año, creo que es la edición que más posibilidades tenemos de ganarla".

un billete para tokio
 

El papel de Lorenzo en la progresión del Bidaideak Bilbao BSR ha sido importante. El de Mugardos ha crecido al igual que el equipo y ya es uno de los jugadores más consolidados de la competición. "Estoy notando que voy mejorando poco a poco y para mí eso son pasos de gigante. Cada mínima mejora al final se nota", reconoce. Esa evolución no solo le sirve para tener minutos en el campeón liguero, también está cerca de ganarse un hueco en la lista definitiva de los Juegos Paralímpicos de Tokio. "Son palabras mayores. Cuando empecé en Ferrol nunca me imaginé esto. Estoy sorprendido de lo que me está pasando, de lo que estoy consiguiendo y estoy muy orgulloso. Unos Juegos son lo más alto a lo que puede llegar un deportista y llevarnos una medalla, que creo que tenemos posibilidades, sería un sueño hecho realidad", afirma.

Sueños inimaginables para aquel niño que comenzó en Ferrol de "casualidad". Su hermano le animó a acompañarle a los entrenamientos y desde el principio el deporte le enamoró. "Es mi vida. Ahora mismo es lo único que tengo y lo que me hace ser como soy. Si no tuviera esto estaría hundido en casa, sin hacer nada. Si tengo un mal día, voy a entrenar y desahogo todo. Es una manera de liberarte", declara. Esa pasión le hizo mejorar, quemar etapas poco a poco y con 14 años ya estaba en Vigo. Varias temporadas después recibió la llamada del Bidaideak Bilbao BSR y decidió dar el paso de salir de Galicia. Ahora, solo tiene palabras de agradecimiento para el club vizcaino y en sus grandes metas el nombre del equipo aparece unido a sus deseos: "La liga era un objetivo y ya lo he conseguido. Me gustaría ganar una medalla en Tokio y en el Europeo sub'22 clasificarnos para el Mundial, a ver si podemos ganarlo porque es mi último año. Luego me gustaría ganar la Champions con el Bidaideak Bilbao BSR porque es mi nueva familia, me tratan como nunca y estaría muy orgulloso de ganar este título en Bilbao".

"Veo factible ganar la Copa, creo que es la edición que más posibilidades tenemos"

Manu Lorenzo

Jugador del Bidaideak Bilbao BSR

"El deporte es mi vida. Ahora mismo es lo único que tengo; si no tuviera el baloncesto, estaría hundido en casa"

 

noticias de deia