Lointek Gernika 71 - 65 IDK Euskotren

El paso que le faltaba al Lointek Gernika

El Lointek Gernika Bizkaia amarra la cuarta plaza en la liga regular con una victoria de oficio y sin apuros en un frío derbi ante el IDK Euskotren

26.03.2021 | 00:50

Lointek Gernika 71

IDK Euskotren 65

LOINTEK GERNIKA BIZKAIA: Cornelius (13), Buch (6), Bjorklund (8), Roundtree (18), Lo (17) -cinco inicial- Arrojo (6), Ivanovic (0), Ginzo (3), Ariztimuño (0).

IDK EUSKOTREN: González (7), García (11), Eraunzetamurgil (4), Sarr (19), Coulibaly (6) -cinco inicial- Cousseins-Smith (17), Tirera (0), Delaere (8).

Parciales: 17-8, 31-28 (descanso), 56-44 y 71-65.

Arbitros: Lizana, Martín y Aranzana. Sin eliminadas.

Incidencias: Se guardó minuto de silencio en memoria de Juanjo Moreno, fallecido el pasado martes.

El Lointek Gernika Bizkaia se dejó las pocas fuerzas que le quedan para derrotar al IDK Euskotren y amarrar la cuarta plaza al final de la liga regular que las vizcainas cerrarán el sábado en Tenerife, a donde podrán ir en plan turista y nadie se lo afeará en estos tiempos. Después de haber jugado el miércoles y con Nadia Colhado ausente por un problema en el hombro, el conjunto gernikarra exprimió sus recursos en un derbi que rompieron en el tercer cuarto. Ya se sabe que las donostiarras forman un bloque diesel y de ritmo monocorde, pero se jugaban el octavo puesto y durante la mayor parte del partido no lo pareció porque no supieron apretar a un rival con mucho desgaste y que, sin embargo, marcó las diferencias en los pocos ratos en los que pudo elevar el ritmo.

Las locales tomaron ventaja en el primer cuarto con un juego más coral, coronado con las acciones de Nogaye Lo, muy superior a sus pares otro día, pese a que ni siquiera ha sido tomada en cuenta para el premio de mejor pívot de la temporada. Mientras, en el IDK María Eraunzetamurgil asumía el protagonismo. Un triple de Angie Bjorklund puso el 20-8 al inicio del segundo cuarto, una ventaja que ya era tranquilizadora para un equipo que necesitaba medir los esfuerzos. Las guipuzcoanas reaccionaron al aprovechar los errores ofensivos del Lointek Gernika y encadenar algunos aciertos desde el perímetro para llegar al 29-28 que, en teoría, les ponía en posición de asalto.

De hecho, se colocaron con 31-32 nada más arrancar la segunda parte, pero esa fue su única ventaja. Las gernikarras recuperaron la delantera y tras un tiempo muerto de Azu Muguruza con 38-34, su equipo lejos de reaccionar se cayó. Entre Margaret Roundtree, imparable jugando de cara ante jugadoras mucho más lentas, y el acierto en los tiros de Laura Cornelius, las de Mario López lograron un parcial de 13-0 en tres minutos y medio y una ventaja de 17 puntos (51-34). Lara González tiró de orgullo para acercar a las suyas con ocho puntos seguidos, pero el IDK Euskotren necesitaba algo más para buscar su objetivo y remontar a un rival que apostó por ponerse firme en defensa, buscar posesiones largas y alimentar a Lo, infalible desde los tiros libres.

El derbi, casi de guante blanco durante muchos minutos en un Maloste sin energía, murió lentamente y el Lointek Gernika pudo celebrar la cuarta plaza que le debería haber dado una ventaja de cancha ante el Estudiantes más evidente que jugar el primer partido en Madrid con público y el segundo en casa a puerta cerrada. Son las cosas de este calendario incomprensible que aún reserva dos semanas de parón al equipo que supere los cuartos de final antes de las semifinales. Después de todo, las gernikarras tienen lo que deseaban y lo podrán disfrutar unos días sin preocuparse por el resultado.

"No se puede pedir más, hoy era el día", reconoció Mario López, que se mostró contento por el triunfo "en un partido de altibajos", que dio a su equipo esa cuarta plaza. "Parece fácil quedar de nuevo por detrás de tres equipos inalcanzables, pero no lo es y lo hemos vuelto a hacer", se felicitó el técnico gernikarra.

noticias de deia