Suspense por el ascenso

31.03.2020 | 00:14
Suspense por el ascenso

Getxo y Gernika tienen garantizadas las plazas para disputar el 'play-off' pero actualmente desconocen si la fase de ascenso se podrá jugar, si la promoción se decidirá en los despachos o si el curso será declarado nulo

EL rugby vizcaino permanece a la espera de conocer cómo se resolverá la temporada de la División de Honor B, donde figuran los cuatro representantes: Getxo, Bizkaia Gernika, Universitario Bilbao y Uribealdea. Alcanzado este parón obligado por la pandemia de coronavirus, cuando aún queda pendiente un partido por disputarse para cada equipo y dos para seis de los doce conjuntos de la categoría, los combinados vizcainos pueden asegurar que han cumplido sus objetivos. Tanto Getxo como Gernika, primero (95 puntos) y segundo (88) en la clasificación, respectivamente, tienen garantizadas las plazas para el play-off de ascenso a la máxima división estatal. Mientras, Uribealdea y Universitario, sexto (43) y octavo (41) en la tabla, poseen la permanencia asegurada. Si bien, todos aguardan para saber cómo terminará el año, especialmente los involucrados en la promoción.

Entre la Federación Española de Rugby y la Asociación Nacional de Clubes de Rugby de División de Honor hay división de opiniones. La Federación emitió un comunicado que decía: "La Liga de División de Honor y la División de Honor B quedan pendientes de tomar una decisión con la mayor urgencia posible, siempre en función de las directrices sanitarias y bajo ninguna circunstancia con posterioridad al 30 de abril, sobre que fórmulas serían las más adecuadas para terminar ambas competiciones o, en su defecto, suspenderlas, aunque llegado el momento habría que determinar cómo quedaría la clasificación definitiva, play-out y descenso, en el caso de la primera, y ascenso, play-off a División de Honor, play-out a territorial y descenso, en el caso de la segunda".

La Asociación Nacional de Clubes mostró su desacuerdo, y lo hizo saber con una nota: "Tras conocer la propuesta de la Federación Española, los clubes de la División de Honor han decidido por unanimidad suspender todas sus actividades hasta el comienzo ordinario de la temporada 2020-21". La Federación respondió tachando la postura de "decisión unilateral" y consideró que se trata de una "irregular, indebida y desafortunada intromisión en las competencias que, de manera exclusiva y excluyente, corresponde a la FER, tal y como se refleja en la Ley del Deporte".

La decisión sobre cómo resolver el curso no sería un gran perjuicio para Uribealdea y Universitario, pero sí podría serlo para Getxo o Gernika, aspirantes a dar el salto a Honor. En condiciones normales, la fase de ascenso de la categoría de plata se decide con un play-off que disputan ocho equipos: los dos primeros clasificados de los tres grupos que conforman la División de Honor B, además de los dos mejores terceros. Para desarrollar la promoción, los emparejamientos y el orden de los partidos de ida y vuelta se establecen repartiendo puestos a esos ocho equipos. El Getxo, según los que posee, encabezaría el orden gracias a sus 95 puntos en la clasificación, los mismos que atesora el Jaén Rugby. Seguirían Les Abelles (94), Ingenieros Industriales Las Rozas (93), CAU Valencia (90) y Gernika (88). Los dos mejores terceros serían Pozuelo Rugby (88) y Universidad San Jorge Fénix (82).

De no disputarse ningún partido y decidirse los ascensos en los despachos, Getxo y Jaén serían los mejor postulados, ya que el reglamento actual solo pone en juego dos plazas para ascender a la élite. Otra posibilidad sería declarar nula la campaña, lo que arrojaría por la borda el trabajo tanto del Getxo como del Gernika.

opiniones disparesDesde el cuadro de Getxo, su presidente, Alberto Zubeldia, ve complicado jugar el play-off. En ese caso, la Federación deberá resolver cómo queda la temporada. "Consideramos que lo más justo es que se juegue lo que queda. Al Getxo le gustaría buscar el ascenso en el campo. Pero si no se puede, vería justo acatar la clasificación, que hoy en día dice que el Getxo debe subir. Consideramos que la liga no se puede anular porque la clasificación es una evidencia de 21 jornadas y 36 equipos compitiendo. Eso ha pasado, no se puede omitir", subraya Zubeldia.

El Gernika vive las incógnitas con "sufrimiento", según traslada su presidente, Iñaki Uribe. "Queremos terminar la temporada jugando, aunque no sabemos si se podrá. Estamos con la incertidumbre de cómo se resolverá, pero sí pedimos que se decida lo antes posible", añade. Si no se puede jugar, Uribe entiende que lo ideal sería encontrar una fórmula que satisfaga a todos. Consistiría, explica, en crear una liga de veinte equipos en División de Honor para la próxima temporada, que estaría compuesta por los doce clubes que actualmente figuran en la máxima categoría y los ocho que están en puestos de optar al ascenso. Para Uribe sería lo conveniente, porque considera que decidir que Getxo y Jaén suban directamente no sería acertado. "Desde el respeto, creo que ninguno de los dos ha hecho méritos suficientes para ascender de manera directa, porque no han jugado todos los partidos que corresponden a una temporada, no se han batido con todos", dice. El dirigente gernikarra ya consideraría injusto jugar los play-off con la situación clasificatoria vigente, puesto que el Gernika tiene un partido menos disputado, lo que repercutiría en los emparejamientos de un play-off basado en el orden actual.

En caso de no poder disputarse más partidos, Uribe propone la creación de la citada liga "transitoria". "Crear una liga de veinte equipos sería lo más justo y lo que más contentos dejaría a todos los equipos implicados", dice. Si bien, sería algo insólito. De no darse esta solución, cree que lo apropiado sería declarar nula la temporada. "Esto perjudicaría a los ocho que estamos en el play-off y favorecería a Bathco y Hernani (penúltimo y último clasificado de División de Honor), que no descenderían, pero que, a falta de cinco partidos por jugar, habrían tenido opciones de cambiar sus situaciones", ahonda. La decisión, a más tardar, llegará el 30 de abril. Lo único confirmado es que, en caso de reanudarse la competición, los equipos dispondrán de quince días antes del primer partido para disponer de cierto margen de puesta a punto.

noticias de deia