derbi vizcaino

El Getxo sella su liderato en Urbieta

un quince aurinegro imperial en las fases estáticas vence en el derbi vizcaino a un fallón gernika rugby

09.02.2020 | 16:48
El jugador gernikarra Bruno Mercanti trata de zafarse de la delantera de Getxo en una jugada del partido de ayer. Fotos: Jose Sampedro

Gernika-Lumo - Getxo Errugbia asaltó ayer Urbieta en el derbi vizcaino por 15 a 18 ante un desdibujado Gernika Rugby Taldea que no pudo imponer su juego. Ordenados en el juego estático, que cayó una y otra vez de su lado, y efectivos en cuanto sobrepasaron la línea de 22 rival, los aurinegros vencieron con merecimiento y se embolsaron cuatro jugosos puntos. El quince de Juan Carlos Bado refrenda de esa forma su liderato y pone distancia con respecto a los gernikarras.

Intenso pero no tan precioso en cuanto al juego, el derbi vizcaino fue un partido a rachas, en el que Getxo se mostró más entonado desde el principio. Ya en el minuto 3, un golpe de castigo de Ander Calvo le puso por delante. Los basurdes se mostraban erráticos en el juego a manos y aunque tuvieron posibilidades de ensayar, no lo consiguieron. Lo hizo el Getxo en el minuto 32 tras una jugada de delantera repleta de fases. Fue Viteri quien finalmente posó el oval. Los locales despertaron para contrarrestar el 0-8, más con corazón que con cabeza. No tuvieron éxito.

El paso por los vestuarios reactivó al Gernika, hasta el punto de que comenzó a remontar. Primero, con un golpe de castigo de Paraki, para después lograr su primer ensayo en el minuto 54 de mano de Lolotonga y la posterior transformación de Paraki. Fueron los mejores minutos de los basurdes, que con el marcador a favor (10-8) comenzaron a aprisionar en su campo al Getxo. Fue un espejismo, ya que dos amarillas -a Pamaki y Mercanti-, dejaron a los locales sin dos hombres fundamentales en el campo. Los getxotarras lo supieron aprovechar para conseguir un ensayo por parte de Braim. La posterior transformación de Calvo les puso por delante en el derbi, 10-15.

Nadaron y guardaron la ropa los visitantes durante los últimos minutos, jugando con inteligancia y no dejando de ganar ni una touch ni melé. El Getxo estuvo soberbio en el juego estático, una de las claves para explicar su victoria en Urbieta. Además, un golpe de castigo convertido por Calvo acrecentó la distancia en el marcador (10-18). Un postrero ensayo del basurde NG Lam pasado el tiempo reglamentario tan solo maquilló el resultado y sirvió al Gernika para al menos poder sacar un punto.

cae el universitario Además de Getxo y Gernika, ayer también jugó otro de los equipos vizcainos de la categoría. Y tampoco pudo cantar victoria. El Universitario Bilbao perdió en Avilés ante el Belenos por 16-14 pese a ir ganando hasta los últimos minutos. Mientras que el Uribealdea sufrió una derrota parecida a los bilbainos el sábado al sucumbir in extremis ante el Eibar (13-12).