'Lee Krasner. Color vivo' llegará el día 18 al Guggenheim

Las obras de la pionera del expresionismo abstracto se podrán ver hasta el 20 de enero

08.09.2020 | 01:14
'Lee Krasner. Color vivo' llegará el día 18 al Guggenheim

BILBAO – El Museo Guggen-heim, consciente de que el arte y la cultura en general cuentan con un valor fundamental para la recuperación emocional de la sociedad, continúa programando actividades y exposiciones. Evidentemente el ritmo de éstas y la asistencia de público no es ni de lejos lo que era habitualmente, pero es encomiable el empeño de la pinacoteca en seguir el hilo conductor de sus exposiciones.

Así, a partir del próximo 18 septiembre, los amantes del arte podrán disfrutar en Bilbao hasta el 20 de enero de 2021 de la exposición de Lee Krasner, una muestra llena de colorido como bien anuncia el título de la misma: Lee Krasner. Color vivo.

La exposición, organizada por Barbican Centre, Londres, en colaboración con el Museo Guggenheim Bilbao, está patrocinada por Seguros Bilbao. Se podrá ver en la sala 105, en la primera planta de la pinacoteca.

Lee Krasner (1908–1984) fue pionera del Expresionismo Abstracto, movimiento que convirtió la ciudad de Nueva York en el pujante centro del arte moderno tras la Segunda Guerra Mundial. Nacida en Brooklyn, en el seno de una familia ortodoxa judía emigrada de Rusia, decidió convertirse en artista cuando contaba 14 años. Solicitó el acceso a la única escuela neoyorquina que ofrecía cursos de arte para chicas, y estudió en la Cooper Union, en la Academia Nacional de Diseño y en la Escuela de Bellas Artes de Hans Hofmann.

Lee Krasner. Color vivo, que es la primera exposición de la artista en el Estado, aúna obras excepcionales de toda su trayectoria: desde sus primeros autorretratos y dibujos hasta sus collages para el War Services Project, las vibrantes pinturas de "pequeñas imágenes" de finales de los cuarenta, o los audaces collages que presentó en la Stable Gallery en 1955.

Con una trayectoria de 20 años, el trabajo de Krasner se caracteriza por la constante reinvención y la incesante exploración.